sábado, 31 de diciembre de 2016

MIKE STAMPER: Ended by Error (2016- Autoeditado)


Por Nacho_Unexpectance.

Uno de las sorpresas de este año que termina ha sido, sin duda, el disco debut de MIKE STAMPER. Bajo este pseudónimo, encontramos al músico y compositor asturiano Aitor Gómez, conocido por todos por haber tocado en bandas como BLACK DEVIL o GAJES DEL OFICIO y, actualmente, bajista en la banda UNEXPECTANCE.

De entrada cabe destacar una cosa por encima de cualquier otra y es la libertad con la que el músico asturiano nos hace llegar su propuesta, haciendo uso de múltiples afinaciones de guitarra y de diferentes recursos estilísticos dentro del Metal, todo bajo una particular visión estilística de lo que, de manera muy sucinta, podríamos denominar un híbrido entre el Death Metal Melódico y el Metalcore.


El álbum ha sido compuesto, grabado, ejecutado, mezclado y, finalmente, masterizado y puesto a la venta por el propio artista. Un esfuerzo encomiable no exento de un largo camino por detrás. Lo importante, es que ya está aquí y se trata de un LP que no deberíamos dejar pasar de largo sin darle, cuanto menos, unas cuantas escuchas.

Contamos con 13 cortes totalmente instrumentales, sin que exista cabida a ningún tipo de voz. Estaríamos, por tanto, hablando de algo similar a lo que en su día llevó a cabo Kriss Norris de DARKEST HOUR en su THE KRISS NORRIS PROJEKT.

Abre “Mindscaping”, a modo de intro, con delays espaciales y efectos sonoros de fondo, al más puro estilo Djent. A continuación, encontramos “Psychogenesis”, un tema donde el Metalcore se da la mano con ciertos ritmos Djent, con un sonido potente y grave, en el que hay sitio para detalles de teclados y que cuenta con la colaboración de Christian Carvajal (TEKSUO, BETWEEN THE LINES) en el solo de guitarra del tema. Fuerza, contundencia y grandes dosis de melodía y Groove, terminan por sellar uno de los hits del disco. “Impulse 101” es otro trallazo, esta vez mezcla de Metalcore con ciertos tintes de Death Metal Melódico, piano incluído, y que posee uno de los mejores y más pegadizos riffs de todo el disco. Supera al tema anterior y continuamos increscendo con “Everlasting”. Comienza con unos arpegios tristes y melancólicos, ofreciéndonos la cara más amable del Metalcore. Posee lo que, sin duda, es El Estribillo del álbum. Una de esas melodías que se te mete bajo la piel y no te abandona a lo largo del día. Encontramos matices de punteos muy en la línea del género hecho en américa.


“Daymares” comienza con unos sonidos techno para, rápidamente, acoplarse las distorsiones de guitarra en forma de medio tiempo introductorio. Hay momento para pasajes acústicos, donde el Delay y el Chorus se dan la mano, teniendo en este corte el tema más ambiental. Por tano, y hasta este momento, no encontramos repetición de patrones y existe variedad suficiente que solventa la carencia de voces. No hay lugar para el aburrimiento. En “Another Concept (Of Suffering)” tenemos la versión demoniaca de MIKE STAMPER. Death Metal Melódico pero en su vertiente brutal, nada de pastosismo, junto con breakdowns potentes.

Acto seguido hace aparición “Infinite Loop” y encontramos la segunda colaboración del disco. Esta vez es el turno de solear para Andrés García, de YUGGOTH. Este es otro de las especialidades de la casa, con ese Metalcore Djentizado, con arreglos acústicosy característicos riffs, otro vende CDs en toda regla.

La versión la tenemos en “Soulstorm”, que es la BSO del videojuego Legend Of Zelda. Curiosa versión desde luego. Muy bien pensada, muy pegadiza, me atrevería a decir que es como si se la hubiésemos encargado a los IN FLAMES de la era “Come Clarity” o “A Sense of Purpose”. Sin comerlo ni beberlo, asalta “Our Ideals Have Fallen”. Temazo. Se mire por donde se mire es uno de los hits del disco. Tengo duda entre este y otro que viene más adelante, sobre cuál es el mejor tema del disco. La conjunción perfecta entre IN FLAMES y el Metalcore djentizado característico de MIKE STAMPER.

Momento de pausa lo tenemos en “The Trunk”. Un tema acústico con variadas influencias que da paso a una suerte de tema progresivo pero de tonalidades y melodías Death Metaleras. Estoy refiriéndome a “The Demise of Mankind”, el que, probablemente sea el mejor tema del disco para mí. Comienza con un palm mutting muy en la línea de mis riffs preferidos, para continuar con una mezcla de Metal moderno y AMON AMARTH, a partes iguales. Lo clásico y lo moderno, dándose la mano de manera natural. Se suceden los distintos riffs sin repetirse, de forma progresiva, mientras bebemos por Odin y Thor.


Próximos al fin del camino, tenemos “Stonehearted”. Metalcore moderno con arreglos de piano, buenos breakdowns y ritmos Groove, para rematar el excelente trabajo, junto a estribillos melódicos. Finaliza el LP con “Ended By Error”, un corte breve que sirve como outro del CD, con una bonita melodía de teclados final.

Pros: Variedad, variedad, variedad. Buen gusto por las melodías y los riffs. Distintas tonalidades. Libertad estilística dentro de un álbum coherente.

Contras: Ausencia de voz.

MIKE STAMPER firma un álbum debut que muchos quisieran para sí mismos. Se notan las tablas a la hora de componer y arreglar los temas. Además, se trata de una autoproducción en toda regla, de principio a fin. Lo sitúo dentro del TOP 10 nacional de este año, sin ningún género de duda. Es sencillo reseñar álbumes de este tipo. Muy sencillo. Cuando cada tema se pretende que sea un hit y nada sobra, nos encontramos con un “A must to have”. Enhorabuena Stamper.







© Diario de un Metalhead 2016.

Más discos instrumentales aquí.