miércoles, 19 de marzo de 2014

BUTCHER BABIES: Goliath (2014 - Century Media) USA


By Larry Runner.

El tiempo dirá si BUTCHER BABIES son un auténtico montaje, las Sonia y Selena del metalcore (que no death melódico), o si son una apuesta seria de un sello importante como lo es Century Media.

De momento al menos han logrado llamar bien la atención y obviamente no es de extrañar. Si muchos gustan del estilo, más aún lo tendrán que hacer al ver a Carla Harvey y Heidi Sheperd, las dos preciosidades vocalistas de la banda.

Y es que hace bien poco disfrutaba en directo del sonido metalcoreta de Hyde Abbey, y bien que me lo hicieron pasar, pero puestos a escoger prefiero a estas dos chicas que a Rober y Presta, que lo hacen muy bien pero que me perdonen, no están de tan buen ver. lol


Goliath se llama el álbum de debut de este quinteto, en el que no encontrarás solos de guitarra, ni virtuosismos, ni nada o casi nada que se te vaya a recordar al heavy metal tradicional. Riffs machacones, en alguna ocasión hasta pegadizos con un sonido estupendo, superproducido, que encantará a los amantes de los discos fabricados a conciencia.

El álbum incluye once cortes y de mitad hacia adelante va en descenso. Comienza de forma estupenda con el single I Smell A Massacre, una gran entrada para un tema pegadizo no exento de la dureza necesaria del género, con un muy buen estribillo.


Las siguientes canciones Como Magnolia Blvd hasta Goliath, que da nombre al álbum son de muy buena calidad. Composiciones sencillas, con la duración justa, que harán mover hombros, que no cabezas. Goliath supera la media también a base de estribillo y de un trabajo vocal extraordinario.

De ahí en adelante las canciones decaen un poco y es difícil destacar alguna. Quizás DeadPoet, pero tampoco es nada del otro mundo y se queda lejos de las citadas.


Las voces gutural vs melódica se van sucediendo en todo momento y si eres amante del estilo supongo que te gustarán. La verdad es que a mi no se me hace cansino para nada, cosa que no siempre me sucede con este género.

En definitiva, un buen disco, con una formación que puede dar mucho que hablar, o mejor dicho, que ya lo está haciendo, por su buen hacer y por su impresionante imagen, algo que siempre ha sido importante en todos los aspectos de la vida y en el del metal, por supuesto, también. Lamento no haberlas podido ver en su reciente visita a Iberia.



© Diario de un Metalhead 2014.

+ METALCORE aquí
+ METAL aquí