viernes, 4 de marzo de 2016

KILLUS: Ultrazombies (2016- Art Gates)


By Simón García López.

Si hay un par de grupos a los que les veo camino de ponerse en órbita de verdad y de una vez por todas en el metal nacional con sus trabajos en este 2016 son Desakato y KILLUS Los dos con una trayectoria larga a sus espaldas, con una destacada profesionalidad en todo lo que hacen, y con una propuesta y calidad musical fuera de toda duda.

KILLUS se nos presentan con nuevo disco para este 2016 titulado Ultrazombies y no van a decepcionar a nadie ya que continúan y perfeccionan la línea que han marcado en sus anteriores trabajos, sobre todo en el potentísimo Feel the Monster. El sonido del disco como en sus trabajos anteriores es perfecto. En este caso ha sido grabado y masterizado en los Hell's Studios de su guitarrista y programador Ruk Nebur en Villarreal.

Siguen cuidando todos los detalles y de nuevo Damien Worm un genio del dibujo dark se ocupa de la portada, rindiendo en este caso tributo a los famosos comics de terror americano de los años 40 y 50 titulados The Vault of Horror de los cuales además de estos se sucedieron otras series como The Haunt of Fear o los más conocidos Tales From the Crypt. Y es que desde siempre la mitología creada en América en los años 30, 40 y 50 tanto en el cine, como en el cómic ha influido en gran medida en la temática de  muchos grupos de metal en general y de industrial en concreto. Los ejemplos son muchos, desde Iced Earth con su maravilloso Horror Show, hasta White zombie con su Astro Creep 2000KILLUS se acercan más a estos últimos y a cómo no a todas las influencias de los grandes grupos americanos de metal industrial.

te enganchan hasta el final

y vuelves a empezar

            Recuerdo cuando salió Astro Creep 2000 allá por el año 1995 y poco después Antichrist Superstar de Marilyn Manson. Fue la época de mayor éxito del metal industrial y se sucedían las copias. Poco después White Zombie desapareció y Rob en solitario no logró el nivel de excelencia de White Zombie, y Marilyn aún siguiendo, dejó de lado al genio Reznor o al revés, y tampoco fue lo mismo. Dos discos únicos y monumentales. Después de ellos grupos como Static X o Powerman 5000 (el cantante era el hermano de Rob Zombie) por ejemplo, continuaban la estela pero sin la calidad necesaria. Recuerdo también cómo Ktulu abrió en España las puertas al estilo, primero con la canción aparecida en la banda sonora de la película de culto El día de la Bestia y posteriormente con el mítico Confrontación que dentro de poco cumplirá 20 años muy bien llevados y desde mi punto de vista muy poco valorados.

El problema que siempre han tenido los grupos de metal industrial era que hacer un buen hit era muy fácil, pero hacer un buen disco muy complicado. Es muy fácil en este estilo caer en lo repetitivo, en el aburrimiento, en lo insustancial. KILLUS están muy por encima de eso. Tienen hits con estribillos coreables como el mismo tema que da título al disco, The Witch´s Pact o White Lines, pero además tienen disco, ideas y estilo. Te enganchan, llegas hasta el final y vuelves a empezar. Esa solidez además la llevan al directo donde son una máquina potente y demoledora con una puesta en escena tremenda. De esos grupos que tienes en mente cuando hablas con la gente y les preguntas si los han visto, animando a que lo no se los pierdan si tienen la oportunidad.


Ultrazombie va muy poco a poco de menos a más en intensidad y ritmo. Está lleno de riffs contundentes y pesados como demuestran en Welcome to the Madness o The Last Passenger o Satanachia, tema adelanto aparecido hace unos días con el que demuestran que van a por todo desde su propuesta más contundente, que desde mi punto de vista es la que mejor les funciona. Baterías contundentes y machaconas apoyadas en dobles bombos demoledores que endurecen la música con precisión quirúrgica, bases industriales que aportan sin saturar, en muchos casos como único apoyo a la voz susurrante de Supersixx como director de orquesta con ese toque Marilyn tan personal, que en las partes más duras desgarra sin contemplaciones, melodías grandiosas como en la parte intermedia de Motherfuckingstein o circenses como en Mr. Jack. Como comentábamos, a medida que nos acercamos al final el ritmo se acelera y buena prueba de ello son temas tan directos como Crazy Trip on the Road (directo a la yugular) o Know Your Enemy para terminar con un tema como The Ghost Under my Bed mucho más relajado, atmosférico y melancólico con unos arreglos de piano y unos punteos bellísimos. Final perfecto para un disco con mucha energía y gusto que debería poner a KILLUS en un lugar muy destacado dentro del panorama metálico español.

Después aún hay lumbreras que dicen que no hay futuro y relevo en nuestro país para las grandes bandas. Tengo la ligera percepción de que no lo hay porque no interesa, ni se quiere ver, o lo que sería más lamentable, no se tenga la capacidad para verlo. Llamadme mal pensado. Por si acaso, a los demás que tenéis el interés, gusto y ganas de ver y escuchar las propuestas que se hacen en España desde abajo, tenéis en KILLUS un grupo por valorar, descubrir y disfrutar. Depende de vosotros principalmente. No lo dejéis en manos de nadie.
          




             
© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre KILLUS aquí.