sábado, 14 de mayo de 2016

SIX BURNING KNIVES: Knife Therapy (2016 - Autoedición)


By Larry Runner.

Tengo que confesar que las bandas de la Comunidad Valenciana tienen aquí cierto enchufe. Son muchos años ligado a aquella tierra, al Levante español le tengo un cariño especial y los trances del día a día se sopesan con fondos de pantalla pensando en algún día mandar todo al carajo para irse a vivir a allí, a las tierras del calor.



Sí, los inviernos son duros aquí en Invernalia, y sólo la música sirve de válvula de escape. Sí, la música, el metal, cada día más importante en mi vida, lo cual me lleva a estar deseoso de escuchar cada día más y más bandas nuevas, que merezcan la pena, como ésta, SIX BURNING KNIVES, que sí, vienen de mi segunda tierra, y más en concreto de Villarreal, en Castellón.

Llevan desde 2007, o al menos cuentan en su perfil de facebook, pero no ha sido hasta ahora cuando han podido publicar este álbum de debut titulado Knife Therapy. Edición que llega gracias al apoyo por parte de amigos, conocidos y familiares a través de una exitosa campaña de crowdfunding tras haber publicado un EP en 2014.

¿Qué puedo contar de Knife Therapy? Pues lo mejor que se puede decir sobre un disco, que se me ha hecho corto, muy corto. Y es que son siete temas más un interludio los que conforman un álbum de poco más de media hora que se pasa volado gracias a su intensidad, a su ritmo y sobre todo al buen gusto demostrado gracias a unas fantásticas melodías que te harán votar si te colocas unos auriculares.


Noel (Voz), Leny (Batería), Lex (Bajo), Ignasi (Guitarra) y Paul (Guitarra) pueden estar más que orgullosos de este discazo que desde ya empezarán a presentar por toda la geografía española. Sí vienen pisando fuerte, tanto que el suelo tiembla a su paso.

Metal moderno, ellos le dicen alternativo, lleno de fiereza pero sin dejar de lado en ningún momento la melodía. Si bien es metal 101%, no le han hecho ascos al uso de la tecnología para según que sonidos, lo cual hace que en su música se unan una amalgama de sonidos y de armonías que a pesar de la enorme mezcolanza, de el elevado grado de fusión, suena muy bien llevado en todo el conjunto. Y es que tan pronto te salen bailones industriales como en Sixth Floor, como con excitantes tintes góticos en Blood And Sand -donde se marcan un buen solo-, como salidos de Gotemburgo en Steinner, The Truth (mi favorita) y From the Ashes to Flames, como te traen ese rollo Clawfinger en By My Own.

Sí, es un álbum muy variado, de ahí que se te haga sumamente corto, que es lo mejor que te puede pasar. Sin absurdos aditamentos desechables, sin rellenos, directo, al grano, enorme debut con portada firmada por Joaquín de Marjal.








Un detalle importante, no hay video aún, somos los primeros en escribir sobre ellos, nos han dejado, no podíamos estar más agradecidos por el privilegio. Un honor. Un placer.



© Diario de un Metalhead 2016.