lunes, 31 de agosto de 2015

CRUDO: Héroes, Esclavos y Traidores (2015- El Subko) Asturias.


By Larry Runner.

Les dije que no lo mandaran, pero son muy necios. Ya me la armaron cuando Cicatrices. No hacen heavy metal. Definitivamente, no. Aunque la influencia está ahí, no sé si de forma consciente o no, pero eso me da igual. No hacen punk, aunque algo de eso hay en la suciedad de su sonido. Pero no, no son punk. Saben tocar. ¿Que queda? ¿Etiquetarles como Rock Urbano? Quizás se parezcan más a eso, pero cuidado porque son asturianos, y aquí cuando alguien que sabe se pone a tocar, hacen punteos hasta en el folk tradicional con esas guitarras raras que usan a veces de ocho cuerdas. "Ye lo que hay", como decimos aquí y repiten siempre que surge la oportunidad mis amigos de Igualada. CRUDO hacen todo eso y nada de eso. Es decir, te recordarán a todo lo citado (menos lo del folk, claro) y te sacarán de tus casillas.

Si hubiesen nacido cuando Barricada ahora serían tan ricos y famosos como los navarros. Pero han surgido tres décadas más tarde, y de ahí que lo tengan más jodido. Y no es que sean peores o mejores, son mejores que los Barricada del principio, más técnicos, pero claro, tres décadas más tarde es complicado que alguien te reconozca el rollo. Meten cera por un tubo y en algunos pasajes la combinación de guitarras es muy heavy, pero claro, ellos tienen que ponerse a protestar con sus letras y ahí se acaba el rollo del metal y nos acercamos al calimocheo.


De todas formas son más hardrockeros que antes, un poco más, y ojalá siguieran por ese camino, pues es la única forma de crecer. Lo otro será estancarse y meterse en el saco del millón de bandas de ese palo que aspiran a ir a festivales por los que se pasean tantos perros sin correa como “rockeros”. 

Y es que te pones Ya No Creo En Nada y la estrofa es urbanita, pero luego el estribillo y el solo te sacan de ese rollo chamuscado que sólo mola de Pirineos hacia abajo. Y lo digo con todo el respeto, pero coño, cuando uno se mete a hacer música tiene que aspirar a lo máximo. Es como en el fútbol, si sales a empatar, palmas. Pues eso, hay que ir a por todas, no aspirar a quedarse aquí sin comerse una mierda como les pasa a todos los que no sacan la cabeza fuera.


Bocazas, con esa voz de Terele Pávez en una película famosa que no citaremos porque el que tiene sus derechos es capaz de venir a por plata, comienza con una guitarra durilla, que bien podía ir en un tema de Devil’s Train, pero claro, luego comienzan a cantar y eso es lo que les mete en el calimocheo. Eso, eso es, la voz, rota, porque la música mola mucho, pero la voz protestona les convierte en peninsulares a tope. Judas es una macedonia de sonidos que mola un huevo con un muy buen solo y Esclavos es otra de las grandes. Así una tras otra, sin muchas complicaciones. Y venga protestar. Gamonal, y no se cuantas movidas más. Y venga mala uva. Aunque la mejor es No te Rindas y la final Dale es la puta bomba y la más metal con esas guitarras dobladas a lo Barón. Puto rock n’ roll que ...  me acaba gustando. Cagon ... ¿A quién maté yo? Le dije a Luis Melero que no quería el disco. Pues nada, te lo comes, y te acabará gustando. No, si al final voy a tener que darles las gracias, tiene cojones. Porque encima el disco suena bien. Te lo pinchas y enseguida subes el volumen. Grabaron en FMM de Avilés y Dani Sevillano masterizó. Mal tendría que ir para no quedar bien. La portada es de Michel Vigo, del que hacía tiempo no sabía y me alegro que siga ahí, ojalá siguiera tras los tambores de Sound Of Silence (que a Piti le sobran bandas). Sencilla y efectiva. Las fotos son del compañero de Drinktim Felipe SM, que recurre al blanco y negro.

Si eres dado a rollos menos puros, más tirando a rock n' roll patrio, te gustarán. Si vas a escuchar rock urbano, al menos hazlo escuchando a gente que sepa tocar. Es como si te gusta el calimocho, con vino bueno sabe mejor. Un Ribera del Duero o un Rioja en el mejunje y te chupas los dedos. El que diga lo contrario es porque no tiene pelas más que para Don Simón. ¡Anda que no!.

Lo dicho, quédate con CRUDO. Y a ellos, que para el tercero sea más hard rock. Por favor! Y si no, pues nada, que hagan lo que les salga de los cojones y sigan así. Al fin y al cabo, lo hacen bien y yo podré seguir metiéndome con ellos :P





© Diario de un Metalhead 2015.

+ CRUDO aquí.