miércoles, 18 de junio de 2014

BLACK DEVIL: De Mentes (2014 - Autoproducido). Asturias.


By Larry Runner. 

Pocas veces he visto a una banda al completo tan involucrada en un proyecto. Normalmente son uno o dos los componentes que llevan la manija, los que hablan sobre el disco, los que te cuentan sobre su trabajo y se sienten entusiasmados con el álbum. En este caso se ve que todos piensan de igual forma y que el grado de implicación es el mismo para los cinco.

De Mentes, es su segundo disco que tanto se ha hecho esperar. Aunque si uno mira atrás, hace poco más de un año, cuando actuaban en la Semifinal de la W:O:A Metal Battle, no sospechábamos que en verano de 2014 íbamos a estar escribiendo una nueva review sobre un disco suyo.

De Mentes es una apuesta ganadora. Sus gastos han venido sufragados a través de crowdfunding por la gente cercana y el puñado de fans con el que ya cuenta la banda, lo cual supone un importante apoyo, que da confianza, aunque también te carga con una importante y elevada carga de responsabilidad. Si la gente confía en ti ciegamente, luego has de responder, o lo lógico es que te manden a la mierda.

¿Responde De Mentes? La respuesta es contundente: SÍ. No sólo responde a las expectativas, si no que, en mi opinión, las supera. La verdad, no pensé que el producto pudiera llegar a conseguir  el grado de profesionalidad que ha logrado mostrar De Mentes.

Y es que, de mano, el envoltorio te llamará la atención. Tanto la portada como el libreto son grandiosos y creo que confiar en la gente de Apolillarte, ciertamente, ha sido productivo y todo un acierto.


Título, continente y contenido montan una atmósfera que lamentablemente no todas las bandas saben crear. Sin ser un disco conceptual, han conseguido que lo parezca, lo cual creo que es de agradecer y dota de un plus a De Mentes.

El concepto de la locura aparece por todas partes, hasta en el sensacional poster que regalan a la gente que apoyó el crowdfunding. Sirve de hilo conductor a pesar de hablar no sólo de locura, si no también de la violencia de género en Discusión, criticar al clero en Mensajeros del Horror, llamar a la lucha de clases en Nuestra Revolución, etc.

Y es que De Mentes es un disco de heavy metal, pero en el que las influencias del rock estatal quedan latentes tanto en la forma de tratar los textos como en algunos aspectos tan importantes como las voces. 

Sí, las voces son más duras, nada que ver el trabajo de Dany Jack en este disco en comparación con su debut Anomalía. ¡Pero nada que ver! Mala uva y voz rasgada que a veces se permite algún giro gutural para descargar la adrenalina. Es sin duda el aspecto que más llama la atención de estos nuevos BLACK DEVIL. El palentino, lo hace muy bien, sabiendo exprimir sus recursos, metiendo voces limpias cuando ve que el tema lo pide y cambiando de registro continuamente para dotar a los temas de vida propia y no caer nunca en el aburrimiento.

El "Pichi", se sale con su forma de tocar, ya que más que llevar el ritmo, lo que hace es dibujar sonidos con su batería. Enorme la labor en la percusión, lo mejor del álbum.

De todas formas, De Mentes es un disco de guitarras, de muchas guitarras, que llevan el peso del sonido de la banda sobre una base rítmica como pocas hay en el Paraíso Natural. Sensacional la pareja Iván Canedo - Miguel Pérez "Pichi". Sobre todo la labor del batería, me encanta. El "Pichi", se sale con su forma de tocar, ya que más que llevar el ritmo, lo que hace es dibujar sonidos con su batería. Enorme la labor en la percusión, lo mejor del álbum.

A Iván Canedo le habría dado un plus de volumen, en directo lo suele tener y en el disco creo que al bajo le falta "chicha" en algunos momentos, aunque en otros se convierte en protagonista, todo hay que decirlo. Yo es que soy muy fan de Harris. Pablo Viña no me va a hacer caso, lo se, ¡qué coño le voy a decir yo con el trabajazo que ha hecho!

Las guitarras están trabajadas; me gustan las rítmicas y los solos están lo suficientemente preparados como para complicar la vida en los directos. Fíjate en 2214 -enorme Iván al bajo-, donde se doblan y si no quieren que el tema sufra un bajón de calidad en vivo lo tienen que hacer. Lo hacen. 


Musicalmente todas las canciones dotan de aire de continuidad al disco, y aunque creo que son temas que puede que no entren a la primera, en cuanto le das un par de vueltas el disco se te hace corto. Incluso la versión del Deshacer el Mundo funciona como propia, aunque tiene esa comercialidad que obviamente no tiene el resto del disco. De todas formas ellos le dan un giro hacia el progresivo que la convierte en más personal.

Destacar algunos temas es complicado, como digo el álbum lleva una línea de continuidad que le convierte en conceptual. Mojarse es arriesgar y según el día probablemente pudieran variar, pero ahora mismo me quedaría con la inicial De Mentes -que se convertirá en su himno si no lo es ya, a estas alturas-, 2214 -que me parece la mejor del álbum-, Síndrome del Miedo con ese comenzar que tanto me recuerda a ANGELES DEL INFIERNO, y el cover de HEROES DEL SILENCIO, que han sabido llevar a otra dimensión. Pero repito, pueden variar según el día y el estado de ánimo.

En definitiva, un gran disco, con unas muy buenas letras, que gana con las escuchas y que a saber a dónde podría haber llegado en caso de contar con dinero suficiente para darle una producción que le diera el nivel internacional con el que ya van contando algunas bandas del país. De momento es un trabajo más que digno del que se pueden mostrar orgullosos. ¡Enhorabuena chavales!







© Diario de un Metalhead 2014

Vínculos relacionados:
BLACK DEVIL: Entrevista en Diario de un Metalhead
BLACK DEVIL: Anomalía (2011- Autoproducido)