domingo, 14 de febrero de 2016

Studio Report: BLAST OPEN: Beyond the Hope.


By Larry Runner.

Era un jueves y para nosotros no era el mejor día, probablemente el peor, pero era el día que era y para nada nos lo queríamos perder. Así que un par de días ajustamos nuestra agenda, enlatamos nuestro programa de la semana y acudimos a la cita.

Tratamos que esa frase tan chula de “support your local scene” no sea un simple eslogan, que sea un máxima a seguir. Apoyamos en lo que podemos a todas las bandas, pero las nuestras son lo primero y creo que todo el mundo debería actuar así. Siempre que podemos intentamos que esa sea nuestra hoja de ruta, y no siempre es posible, pero no por dejadez.

Sí fuimos uno de los dos privilegiados medios que acudimos a la pre-escucha del que a finales de marzo será el nuevo álbum de BLAST OPEN. La banda nos citó en el Hotel de Asociaciones del Ayuntamiento de Lena. Un estupendo lugar, que muchos envidiarían si lo conociesen. A buen seguro que no hay nada igual y con ese apoyo municipal, en ninguna parte de Asturias. Allí tiene la banda su impecable local de ensayo a coste cero y fue dos pisos más arriba, en una Sala Polivalente, donde nos recibieron.

Llegamos temprano lo cual nos permitió charlar antes con la banda. Sólo faltaba José “Tori”, el batería, los demás estaban presentes. A la escucha se sumó luego algún amigo cercano y también algún familiar. Todos pudimos disfrutar del estupendo recibimiento que nos deleitó la banda a base de refrescos, cervezas y algo para picar. Agradecimos el detalle, pues no dejaba de apetecer tomarse algo tras haber tenido una jornada laboral intensa.


Beyond the Hope será el título del nuevo ep, ya en fabricación y cuyo fantástico proceso técnico ha sido desarrollado por completo en Estudios Dynamita con Dani G. Una vez más los también amigos de esta casa Thrashway se encargarán de la portada y de todo el diseño gráfico de la obra. La banda devuelve así la confianza mostrada cuando comenzaron a aquellos que estuvieron alrededor al principio, llevando adelante esa máxima inteligente que dice que “lo que funciona, no se toca”.

Cinco son los cortes de Beyond The Hope, un disco que se pasa volado, y al que a buen seguro le darás al menos dos pasadas cuando te lo pinches. Intenso, duro y con una nota de notable para arriba. Sin un sólo tema flojo, recordando al anterior They Destroy Our World pero sin llegar a repetirse. Manteniendo ese estilo propio, que cabalga entre el heavy metal y el thrash, sin llegar a ser ni lo uno ni lo otro del todo. Sólo Tearing Down the Walls, el tema que cierra el álbum, lleva esa etiqueta thrashera.

The Gates of Hell abre el ep con un grito desgarrador por parte de Fernando. Enseguida me recuerda al Coming for Us del anterior disco. Suena sin duda a BLAST OPEN, pero en algunos detalles trae a mi mente el buen hacer de otros grupos. Siempre es bueno citar alguna referencia para poder hacerse a la idea de por donde pueden ir los tiros. Pues bien, citaré dos nombres, Evile y Blind Guardian. Sí, igual estáis flipando con el segundo de los nombres. Pues atención al estribillo, no es broma. No son los coros en sí, es la forma en cómo están tratados. Quedan bien, me gustan mucho, muy resultones. El doble bombo le da cuerpo al tema y a pesar de que evidentemente suenan varias capas de guitarra, está claro que es una canción fácil de llevar al directo, como luego veremos que sucede con todas las del disco. Y es que Beyond the Hope es un disco creíble. Evidentemente tiene sus arreglos, como no podía ser de otra forma, pero nada que pueda sonar a artificial y que luego no vaya a poder ser defendido en vivo. No todo el mundo lo consigue y a veces por darle credibilidad los discos suenan vacíos. Aqui no es así. En ese aspecto, lo único que puede luego no funcionar sería el tema de los coros, ahí Andrés Álvarez y Jorge Martínez tendrán que aplicarse si quieren hacerlo perfecto. La letra es un canto a no rendirse, a luchar y a no arrojar jamás la toalla.

Jorge, Fernando y Andrés al término de la sesión.

Bring Me the Light lleva también el doble bombo en la sangre. Es más melódica y los coros tienen gran protagonismo. Me encanta la forma de tratar la voz de Fernando Mateos, con diferentes tonos colocados en diferentes pistas, como hacen ya otras muchas bandas, pero sin llegar a estar en ningún momento sobrecargadas, sin excesos, sin abusar. La habían presentado en el Mutant Fest, pero desde entonces para acá creo que ha cambiado. Es llegado a este punto cuando comienzo a pensar ya que quizás este disco no vaya a entrar a la primera y pobre del que quiera juzgarlo severamente con sólo una escucha. Los temas tienen demasiados matices como para poder juzgar el disco con justicia con sólo una pasada. La tarea de este studio report se va a hacer dura como pocas. La letra de la canción habla de política, un tema hoy en día muy presente en nuestras vidas, no sé si por suerte o por desgracia. Trata de esos vende humos profesionales y de rogar para que nuestras vidas no sean como ellos pretenden que sean. En nuestra mano está no ser marionetas de gente que puede pasarse una vida sentada en un sillón cobrando un sueldazo para decidir que tú no tengas derecho ni a protestar.

The Roots of Evil es EL TEMA. El riff del principio me recuerda a uno de mis favoritos, Primal Fear. Es un tema con estribillo de cantar puño en alto, un single pegadizo (salí hacia casa con la canción en mi cabeza). No llega al nivel de Blinded, que seguirá siendo mi favorita en los repertorios del grupo, pero cerca anda. Pegadiza, con guitarras tratadas con muy buen gusto, duplicadas y melodiosas sin dejar nunca de ser duras y puro heavy metal. A pesar de la primera sensación al comenzar la canción, con recuerdo al metal germano, tanto éste como el resto de temas dan una sensación de heavy metal americano. Quizás Vicious Rumors o aquellos Warrior que tanto me gustaban en los 80 sean mejor referencia. Probablemente haya algo de esencia de Annihihilator. No sé, con una escucha es complicado incluso recordar algunos nombres. La droga, algo desgraciadamente muy presente en la comarca lenense y alrededores, es el tema del que trata la letra.


Sniper comienza lenta, pausada, con el bajo de Jorge Martínez de colchón. Pero esa calma tensa no dura nada, es un lapsus y pronto arranca fuerte la canción con un guitarrazo y con la entrada del doble bombo. “The war is over” acabarás cantando, intentando imitar el correcto inglés de Fernando Mateos. Pegadiza, con una letra de doble sentido, creíble, sin artificios, intensa, como todas. Una gran canción, quizás otro hit.

Cierra Tearing Down Walls. Rápida, distinta a todas las demás, puro thrash, aunque con esos estribillos bien tratados, que rompen con el tupa tupa típico del estilo. Larga, o al menos me lo parece, pues no la cronometré, con un muy buen solo. Fernando Mateos está a otro nivel en esta canción, aportando lo de siempre y más.

En definitiva, Beyond the Hope será un muy buen disco. Compacto, sin artificios, natural y sin que ninguno de los cuatro componentes destaque por encima de los demás. Dan la sensación de equipo unido, donde todos tienen su sitio. No hay egos desproporcionados, de ahí que suene natural. No pienso que vaya a pasar a la historia del heavy metal ni mucho menos, pero sí que sus creadores pueden estar muy orgullosos de su trabajo. Es sin duda mejor que They Destroy Our World, y eso que sólo he podido escucharlo una vez. Estoy seguro de que cuando lo tenga en mi poder, le daré cientos de escuchas y de que con cada una de ellas iré dándome cuenta de más y más detalles, enganchándome al álbum sin duda.

Era un día de semana y se nos hizo bastante tarde, pero sin duda alguna mereció muy mucho la pena la visita a la casa de BLAST OPEN. Agradecidos estamos de que nos tengan en tan alta estima como para ser uno de los elegidos en tener el privilegio de escuchar el disco antes que nadie. Creo que la nota que le daría sería un notable.

Beyond the Hope verá la luz a finales de marzo y será distribuido a través de Santo Grial.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ STUDIO REPORT aquí.
+ entradas sobre BLAST OPEN aquí.