viernes, 28 de marzo de 2014

¡BILBAO INMORTAL! 21.03.2014. WARCRY. Crónica y fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Sergio Blanco.

No fue el bolo perfecto, les hemos visto mejores noches, pero aún así ¡lo bien que nos lo pasamos! Y es que el quinteto asturiano necesita rodaje para acoplarse. El pasado sábado pareció como el típico equipo de fútbol que al mirar la alineación acojona pero luego le falta algo para convencer con su juego aunque gane. Quizás pudiera ser también un poco de relajación al verse rodeado de muchos de sus cercanos. ¡Vete tú a saber!


El caso es que el quinteto está logrando a base de trabajo un estatus hasta ahora inédito en las bandas del país, porque yo al menos, hasta el momento, no había visto nunca a una banda estatal a la que pidieran autógrafos hasta a sus pipas. No sé si eso es bueno o no, pero yo, hasta ahora, sólo se lo había visto a Iron Maiden.

La Gira Inmortal tiene un largo camino por recorrer y el show algunos aspectos que mejorar, aunque más que nada serían extramusicales, más acordes con toda la visualidad con la que la banda intenta hacer crecer su oferta de espectáculo. Claro que, a veces el problema viene dado por las condiciones de las salas, que no siempre son las idóneas. Ya he visto las fotos de Barcelona y la escenografía quedó mucho mejor que en Bilbao, la verdad, donde no pudimos disfrutar mucho de ella. La Santana27 no es el mejor lugar para apreciar las preciosas lonas que viajan con el grupo y la pantalla tampoco era para tirar cohetes, con lo cual, el aspecto visual quedó un poco deslucido. Salvo que te situaras hacia el centro de la sala, dificilmente podías apreciar lo que aparecía en el fondo.


Si nos ceñimos a lo estrictamente musical, la banda cumple con creces, y en cuanto a duración de lo que es el concierto en sí, pocas quejas se pueden tener. Creo que fueron veintiuno los temas interpretados a lo largo de la noche, aunque no lo afirmaría con total seguridad. Tengo uno de los set-list que se repartían por el escenario, pero en él no aparece el tema de cierre Hoy Gano Yo, así que vete tú a saber si no faltará alguna más.

Seis fueron los cortes interpretados del disco a presentar. A estas alturas me consta que a la banda le cuesta Dios y ayuda preparar un repertorio en el que poder incluir las suficientes canciones del nuevo álbum como para poder decir que se ha promocionado de verdad. No debe ser plato de buen gusto tener que dejar fuera siempre alguna de las favoritas del público. En cualquier caso, damos a Inmortal por bien presentado, aunque, eso sí, la "cara b" queda un poco en el olvido. De los cinco últimos cortes sólo sonó Como un Mago, aunque como es mi favorita, lo doy por bueno. Y es que Keops me encanta, pero probablemente en directo consiguiera el efecto apalanque que para nada conviene.


Con un Víctor García pletórico y que si no lo estaba desde luego que lo disimulaba bien, la banda lo tiene muy fácil. Si el cantante da las notas, y éste siempre las da, los demás pueden sentirse confiados. El líder acapara la inmensa mayoría de las miradas pues para eso tiene el carisma del que muy pocos pueden presumir. De todas formas estuvo bien escoltado, sobre todo a su derecha, donde Roberto García se ha convertido en una fiera de escenario a la que adoramos. Atrás quedan aquellos tiempos de pelo corto y bermudas. ¡Qué coño! ¡Da gusto verlo! ¡Así sí!  Se nota que se lo pasan bien sobre las tablas, las caras y los gestos así lo delatan, aunque en esta ocasión a Yugueros le pudimos ver poco. Su tarima no estaba bien iluminada. Al otro lado Santi Novoa a las teclas: monumental. ¡Eres increíble duru!


Fueron de menos a más. Al principio tuvieron algún que otro despiste, quizás llevados por la emoción, pero creo que fue a partir de Cobarde cuando el grupo comenzó a estar más centrado e incluso el sonido logró mejorar, en especial el de los teclados. Alma de Conquistador y Nuevo Mundo sonaron contundentes y la ya citada Como un Mago - en la que Víctor García lució una chistera -  seguida de La Vieja Guardia, colocaron al esto escribe "in the air".



Tras esos dos temazos, por mí, ya se podían haber ido. Ya habían cumplido con creces, pero estábamos de suerte y ésto no era un festival. Los bolos de WARCRY en gira duran y duran, aunque aún así el concierto se nos hizo corto. La Maldición del Templario gana en vivo y Amistad pone a la Santana27 a botar. No se había llenado, pero el aspecto era estupendo y más aún sabiendo que Amaranthe a esa misma hora estaba al otro lado de la ciudad descargando su espectáculo "en directo" y que también Soziedad Alkohólica y Barón Rojo actuaban a menos de una hora de coche.


Huelo el Miedo (ganas ya de video), Tú Mismo y por supuesto Hoy Gano Yo cerraron el show de la mejor de las formas. Sigo pensando que una guitarra más les daría un plus, pero si esa incorporación fuese a costa del teclista... ¡JAMÁS!

Tras el show salieron a saludar a la gente y todo aquel que supo esperar un poco se pudo sacar fotos con ellos y llevarse sus discos firmados. Son tan grandes como cercanos. Por eso les adoramos.

© Diario de un Metalhead 2014. Si nos copias, al menos cita la fuente.

Vínculos recientes relacionados: