sábado, 8 de febrero de 2014

DR. X: Meet The Doctor (2013 - Autoeditado)


By Larry Runner.

Parecía que en los últimos tiempos, en Catalunya nacían sólo bandas o bien de thrash metal o de sonidos modernos o extremos. El heavy metal de verdad, el que mamamos en los 80 parece venir en los últimos tiempos de la zona centro del país o como mucho del Levante peninsular. De ahí que descubrir a Dr. X haya sido para mi toda una sorpresa.

Son de Vilanova i la Geltrú, provincia de Barcelona, y llevan por bandera el sonido clásico del heavy metal, ese que a veces tanto echamos en falta, aquel al que algunos etiquetan de forma despectiva como true, como si eso pudiera ser alguna vez un insulto. No hay nada mejor en el mundo que lo auténtico, lo de verdad, así que referirse a algo como True, no puede ser más que un halago.


El joven quinteto catalán debuta con este EP Meet The Doctor sin inventar nada, pero como digo muchas veces, no hace falta tampoco. Ya hay bastantes experimentos por el mundo dándose de golpes con la realidad y desapareciendo por pertenecer a modas pasajeras. El sonido auténtico siempre estará ahí, aunque algunos, no se por qué razón, les pese. Allá ellos. Ellos se lo pierden. A mi siempre me ha gustado y a día de hoy dificilmente cambiaré de opinión, y si bien soy muy dado a escuchar todo tipo de metal y no hay día que no me vaya a la cama sin descubrir algún grupo nuevo, cuando me encuentro con una banda como Dr. X lo celebro.

Lo hacen bien, con ese sonido que seguro te recordará a los clásicos. A los Judas, a Maiden, pero con esos toques Van Halen, Ozzy o incluso Malmsteen. Sí, ¡me encantan joder! Y no pondré que me la ponen dura porque al frente tienen a una chica, y los habrá mal pensados también.

Si uno mira las fotos y no va más allá, quizás pueda pensar erróneamente que Alba Karry está ahí por la imagen. A estas alturas una mujer no va a pedir perdón por ser guapa. Pero estoy seguro de que no entró en la banda por eso. Alba lo hace de puta madre. No se aún cómo se lo monta en vivo, pero seguro que alguna vez los veré. Pero desde luego, en el disco lo borda, porque las canciones parecen estar compuestas a la perfección para su voz.


Suena a voz clásica, como la banda, se acopla a la perfección, y tiene ese toque justo de voz rota en algunos momentos que le dan la dureza necesaria para gustar a cualquier true que se precie.

Me gustan los solos, me gusta como está enfocado el disco. Me gusta el sonido logrado, actual pero respetando lo tradicional. Empieza con Get Injected y continúa con toda una declaración de intenciones, con un himno Hungry For Metal.

One in a Million - nada que ver con el tema de Guns N’ Roses - es una balada en plan acústico, aunque a la hora del solo entra la eléctrica a funcionar. Sentimiento puro sin perder un ápice de autenticidad. Una buena balada, más hardrockera que heavy, cuya estructura sí que me recuerda un poco a Guns en el November Rain


God Bless Hell pone las cosas en su sitio, regresando a la intensidad de las rítmicas metaleras, aunque aquí le meten algunos cambios poco habituales y más de tintes prog, dando protagonismo al bajo en algún pasaje antes de la explosión final a base de guitarra y de reprise.

Cierra el EP una versión metalera del Rockin' In The Free World de Neil Young para el que han contado con la colaboración de Elisa C. Martín (ex- Dark Moor, ex-Dreamaker).

Atención a la voz de Alba Karry y a los buenos solos. Darán que hablar.




© Larry Runner 2014