lunes, 16 de abril de 2018

ARSON: Cult (2018, Autoeditado)


Por Simón García López.

Nuevo EP, segundo en este caso tras su “A rotten worship to madness” de 2015,  de la joven banda asturiana Arson, quienes presentan un trabajo que los separa de sus orígenes Death Black para centrarse casi de manera exclusiva en un Death metal pesado que me recuerda al estilo danés de los primeros Illdisposed o Konkhra. La evolución del grupo es notable en todos los sentidos, se nota que han madurado compositivamente, que reman más que nunca en una misma dirección y todo esto hace que sin duda este “Cult” sea un paso adelante para afianzar su estilo e 
ir definiendo su personalidad y el camino a seguir.

A día de hoy y tras algunos cambios de formación el grupo está compuesto por Nor al bajo, Luis y Gabriel a las guitarras, Efrén a la batería y Chema a las voces.

El artwork ha sido obra de Agathe Laffont y Belén Blanco, y el EP ha sido grabado y masterizado en los TUTU Studios siendo el resultado final realmente bueno y súper natural, lo que les ha llevado a obtener, sobre todo en sonido de guitarras, un muro sónico sólido, sin olvidar una base rítmica contundente donde las haya y bien trabajada donde el bajo tiene muchísima presencia, cosa que no me cansaré de repetir una y otra vez que lo agradezco en el alma y donde la batería se adapta perfectamente a las necesidades de los riffs y de las canciones, sin lucimientos innecesarios ni estridencias de ningún tipo. Todo esto hace que suenen más compactos que nunca. 


Quizás la mayor evolución venga de mano de José María en las voces quien ha pasado de utilizar una gran cantidad de registros, a centrarse en el más profundo y gutural como principal, acompañándolo en pasajes concretos de voces más Black agudas y rasgadas que se utilizan cuando la música se vuelve asimismo más Black o como fondo de las guturales, doblándolas e incrementando la sensación de maldad. 

 Se hace difícil destacar un tema, pero ellos mismos hace un mes aproximadamente subieron un vídeo a Youtube de la canción “Sing gruesome” con tomas de estudio. Es un reflejo de lo que este “Cult” contiene. Si tuviera que destacar una personalmente me decantaría por “Fall of fire” que contiene una buena cantidad de riffs demoledores que me recuerdan a los primeros Iniquity por momentos. 

Una grata sorpresa y un trabajo infinitamente más maduro que define el camino de un grupo muy joven y con una buena proyección. 








© Diario de un Metalhead 2018.

Más metal extremo aquí.