martes, 28 de noviembre de 2017

DIARIO DE UN METALHEAD FEST 3. Oviedo 17.11.2017. Crónica y fotos.


Texto: José A. Ruiz.
Fotos: Sergio Blanco.

17 de Noviembre. Llegaba el tercer embolao gordo en el que nos metíamos (utilizaré el mayestático pero en realidad fueron Larry, Maitane y FNR Promotora los culpables de todo). La Sala Sir Laurens acogía la segunda cita de Freedom Call en nuestro país que en nuestra noche iban a estar acompañados por Arenia y Vendaval.


Me sorprendió mucho el ambiente en los minutos previos. Sí es verdad que hacia mucho que no disfrutaba un concierto en Asturias, pero vi caras conocidas que hacia muchos años que no veía en un bolo.


Un pequeño adelanto de 15 minutos sobre el horario previsto nos privó de ver la descarga completa de Arenia. Por que eran Arenia, ¿no? ¡Vaya cambio han pegado desde la última vez que los vi! Su actitud en el escenario, sus canciones, sus gestos... Dos grupos completamente distintos.


Un grandísimo Fran a las voces, al que empezaré a llamar el Ripper Owens asturiano. Me sorprendieron muy para bien, a lo que sumado con el gran disco que han sacado, hacen de una banda que de seguir por este camino puede adelantar por la derecha a alguna que otra consagrada dentro del power metal nacional. Enhorabuena.


Y de la juventud a la veteranía. Salían Vendaval con su "Por el Tiempo" recién salido del horno. La sala ya iba cogiendo un color más interesante y llenándose poco a poco y les tocaba a Txema y los suyos terminar de calentar el ambiente de cara a la descarga de Freedom Call.


Otro grupo que hacia años y años que no veía en directo, no obstante canciones como “Santa Compaña” o “Guerra Civil” volaban en mi cabeza como si no hubiese pasado el tiempo. Un gran Nathan a las seis cuerdas y la actitud inquebrantable a lo largo de los años de Txema Trinidad me hicieron disfrutar mucho del concierto.


Hubo varias sorpresas, como la versión del “Hail & Kill” de Manowar con la colaboración de Laura Moral a la guitarra o la genial “Muerte al Alba” con los chicos de Arenia con un enorme Fran de nuevo en los coros del estribillo. Misión cumplida, dejaron a la gente lista para el plato fuerte de la noche.


Llegaban Chris Bay y los suyos, era la hora de Freedom Call. Un grupo que lleva muchos años en esto y sabe bien qué hacer. Cierto es que su música no ha evolucionado demasiado con el paso del tiempo, sus temáticas tampoco, él lo sabe, nosotros lo sabemos, pero da igual. Nos da lo que queremos oir y lo que nos divierte y por eso ya tenemos que estarle agradecidos.


Set-list largo, conjuntando su última obra con temas antiguos que nunca pasarán de moda. Así fueron cayendo de su nuevo trabajo canciones como la que da título al álbum, “Master of Light”, “Hammer of the Gods” o una muy coreada “Metal is for Everyone”.


Se les veía cómodos en el escenario. Una enorme sonrisa se dibujaba en el rostro del cantante alemán al salir y ya no desaparecería en la cerca de hora y media que duró el show. Y es que no me extraña, porque muy contrariamente de lo que yo pensaba en un primer momento, el público respondió fenomenal a la cita.


Canciones más míticas como “Freedom Call”, “The Quest” o “Mr. Evil” fueron cayendo poco a poco para hacer de la Sir Laurens una auténtica fiesta. Y para concluir una muy buena traca final con “Warriors” y “Land of Light”. Muy buen bolo. Por poner un pero, pues que los coros sonaron muy muy bien, ya me entendéis.


En definitiva, una gran noche para el metal asturiano la vivida en Oviedo y con una asistencia notable de público. Agradecer a toda la gente que hizo posible el concierto y a gente de bandas amigas que aparecieron para apoyar el evento. Gente de Darksun, Last Days of Eden, Monasthyr o Blast Open no faltaron a la cita.


¿Será la última en la que nos metamos? No lo sé ni yo, ni Larry ni nadie. Lo que sí os podemos asegurar es que seguiremos al pie del cañón, apoyando la escena de verdad como lo llevamos haciendo durante estos últimos años. ¡Metal is Forever!

© Diario de un Metalhead 2017.

Mas sobre nuestros eventos aquí.