jueves, 2 de febrero de 2017

AVALANCH: NADA MÁS QUE LA VERDAD. Comunicado oficial de Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León.


Por Larry Runner.

La reaparición en la escena metalera estatal de la marca AVALANCH está levantando una buena polvareda tanto en los medios que se hacen eco de las noticias entorno al nombre, como sobre todo en las redes sociales, donde todo el mundo expresa su opinión la mayoría de las veces estando completamente desinformados e incluso a veces sin saber toda la verdad. Y es que hasta el momento, sólo Alberto Rionda ha hecho declaraciones sobre el grupo, permaneciendo el resto de componentes en el más puro mutismo, salvo el comunicado de Víctor García hace un par de semanas.

Para colmo, sólo se habla de los Avalanch de la época de "El Angel Caído". La hoy en versión del grupo ha la que se ha dado en denominar como "AVALANCH 3.0" aquella en la que Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León acompañaban a Alberto Rionda, parece haber sido relegada al olvido, recibiendo el más absoluto de los desprecios, cuando precisamente fue la formación que más años duró y la que más trabajó, ofreciendo más conciertos que ninguna otra versión del grupo y publicando más discos que ningún otro line-up.

Ante el desarrollo de los últimos acontecimientos Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León han querido romper su silencio mediante un comunicado oficial y nos han querido escoger como medio para dar a conocer su sentir. Os ofrecemos a continuación su comunicado oficial, tal y como nos lo han hecho llegar al correo, sin cambiar ni una sola coma, habiendo hecho un auténtico "copiar y pegar" como se tiene que hacer en estos casos. He aquí sus palabras.

NADA MÁS QUE LA VERDAD.

"Ante la confusión surgida en todo lo referente al retorno de Avalanch anunciado unilateralmente por Alberto Rionda, los cinco componentes restantes que integrábamos la última formación del grupo: Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León, emitimos este comunicado para que nuestros seguidores conozcan de primera mano nuestra posición al respecto y los motivos de la misma.

En primer lugar, queremos revelar que Alberto Rionda ha faltado a la palabra que asumió ante nosotros en 2012, cuando Avalanch cesó su actividad.

Antes de seguir queremos dejar claro que por aquel entonces los cinco firmantes de este comunicado nos encontrábamos totalmente motivados para continuar nuestra andadura, a pesar de que en alguna ocasión se haya pretendido insinuar lo contrario. Queremos recordar que desde el primer minuto hasta el último de nuestra estancia en la banda (más de una larga década para alguno de nosotros) lo dimos todo por Avalanch, haciendo del sacrificio y el trabajo duro nuestra bandera. Lo hicimos convencidos de nuestro compromiso con cada uno de los seguidores que por entonces nos apoyaron, siempre manteniendo la cabeza bien alta para conseguir que el nombre de Avalanch estuviera lo más alto posible y, por tanto, que el primer beneficiado de ello fuera Alberto Rionda.

Por aquel entonces, las adversidades que resistimos fueron muy severas, teniendo que reflotar una banda que se había hundido tras la expulsión de parte de la formación de “El Ángel Caído”. Sin merecerlo nosotros, sufrimos un entorno especialmente hostil, pero con el paso de los años entre todos conseguimos cambiar la situación, apretando los dientes con valentía, siendo nobles con nuestros seguidores, haciendo gala de la mejor actitud y trabajando siempre desde la pasión.

Nunca hemos sido músicos a sueldo y no era el rédito económico lo que nos mantenía unidos ya que la marca Avalanch estuvo sometida a deudas permanentemente, deudas generadas por decisiones organizativas de las que nunca hemos sido partícipes, pero que nosotros asumíamos y contribuíamos a saldar con nuestro trabajo.

Nosotros cinco dimos un ejemplo de compañerismo y lealtad durante todos esos años a quien ha demostrado no merecerlo en absoluto. Por tanto consideramos que nadie puede poner en duda ni por un segundo nuestra implicación, motivación y compromiso en todo momento con Avalanch.

A continuación vamos a explicar por qué Alberto Rionda ha faltado a su palabra; Por nuestra parte, Avalanch jamás se hubiera detenido y mucho menos se hubiera disuelto ya que, como decíamos anteriormente, teníamos toda la ilusión y motivación necesarias para seguir adelante, más aún cuando un disco tan versátil en estilos como fue “Malefic Time” ponía de manifiesto el enorme potencial del grupo para ir en cualquier dirección musical, Power Metal incluido. Sin embargo, al regresar Avalanch de girar con Scorpions en México, Alberto Rionda nos convocó a todos para decirnos que quería parar la banda y que era un buen momento para que aquel que lo deseara pudiera comenzar algún proyecto en solitario. Inmediatamente mostramos nuestro asombro y dejamos claro que no compartíamos tal decisión. Tras una larga conversación, se acordó cesar la actividad del grupo y dar un mensaje esperanzador ante la opinión pública. Acordamos también que una vez hubiera pasado el tiempo necesario para reponernos, nos reuniríamos de nuevo los seis integrantes para valorar la situación en ese momento y decidir si prolongábamos el descanso o anunciábamos el regreso de Avalanch en el mismo punto donde lo dejamos, con más fuerza que nunca. Fue lo que se conoce como un pacto entre caballeros y nosotros cumplimos como siempre nuestra parte, aunque Alberto Rionda como hemos comprobado no la cumplió. Ahora lo vemos claro, solo le interesaba nuestro silencio; silencio que le ha servido para manejar éste y otros proyectos musicales a su manera, con la libertad de trasladar a la opinión pública una única descripción de los acontecimientos (la suya propia), siempre al margen de lo que sus compañeros pudiéramos saber, sentir u opinar y siempre en su propio interés. Esta situación, además, ha contribuido a ocultar y restar importancia a las aportaciones de los demás músicos y ha sembrado dudas sobre su grado de motivación o implicación; un desprecio y ninguneo que no podemos seguir aceptando.

De sobras sabemos que el nombre de Avalanch pertenece legalmente a Alberto Rionda, que puede hacer o deshacer con él a su antojo y también que ha compuesto la gran mayoría de las canciones, pero para nosotros por encima de todo eso están las personas y los valores morales. Más incluso cuando se trata de compañeros que dieron la cara por él en los peores momentos, haciendo todo tipo de sacrificios por poner de nuevo el nombre de Avalanch en lo más alto.

Siempre hemos pensado que a los seguidores se les debe tener el mayor de los respetos y por eso arrojaremos algo de luz a este “regreso” de Avalanch, aclarando que de los cinco componentes de la última formación, Alberto Rionda solo ha contactado personalmente con Fran Fidalgo, quien rechazó la oferta y le recordó el pacto que había asumido ante sus ex-compañeros. Por supuesto queremos aprovechar para dejar claro que por nuestra parte rechazamos tajantemente la invitación pública que Alberto Rionda realizó a todos sus ex-compañeros, de una manera tan poco formal.

Queremos subrayar que este comunicado no tiene como objetivo perjudicar de ninguna manera la imagen de Alberto Rionda. Tampoco pretendemos remover conciencias, no somos unos ilusos. Por el contrario, tan solo queremos defendernos con la verdad en la mano, ante cualquier manipulación malintencionada de los hechos. Esta que aquí contamos es la verdad y la verdad solo tiene un camino. A nosotros cinco nos ha llevado a disfrutar de una amistad que mostramos con orgullo.
Por último queremos aprovechar para dar nuestro eterno agradecimiento a todos aquellos que nos apoyaron y siguieron. A todos vosotros, gracias.

Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León."

Desde Diario de un Metalhead sólo nos queda dar las gracias de corazón a Ramón Lage, Fran Fidalgo, Marco Álvarez, Chez García y Dany León por escogernos para hacer público este comunicado.