lunes, 8 de agosto de 2016

GUN MACHINE: Balls To the Wall(2016- Santo Grial)


By Larry Runner

Cuando oí por vez primera el nombre de la banda que me ocupa, GUN MACHINE, bien pensé que ya había leído o escuchado ese nombre en alguna parte. Así que al llegar a casa me puse a mirar en el largo listado que en 2007 puse al día y trato de ir actualizando con cierta periodicidad y no, no había ninguna banda igual. Sí que tengo la lista un poco cargada de “pistoleros”, Gun, Gun Shy, Guns N’ Roses ...  y de “machines” con Machine Men, Machine Head, Rage Against the Machine ...  pero GUN MACHINE, ninguno.

GUN MACHINE son asturianos, y su música es difícil de definir, entre otras cosas porque bebe de tantas fuentes que suena un poco a todo y a la vez a nada en concreto. Tiene mucho de heavy metal, pero tiene también mucho de hard rock y por supuesto el gusto por el prog les delata.


Balls To The Wall -eso sí que sé a qué me suena- se abre con Bad Memories, y escuchándolo de primeras te das cuenta de que no va a ser malo, entre otras cosas porque me recuerda muchísimo -sobre todo por la voz- a una banda de Barcelona a la que quiero mucho y de la que siempre hablo bien: Blaze Out. Así que sí, GUN MACHINE suenan de puta madre.

Nueve canciones, poco más de cuarenta minutos, un disco como los de antes y que entra a la primera, sin esfuerzo, a pesar de lo especiales y complicadas que pueden sonar algunas canciones. Bad Memories es una bofetada y Adiction te la tragas sin que te des cuenta. Son muy directas, pero ojo, porque no todo el disco es así.


Change the World complica las cosas, se enredan los ritmos, se ponen más serios, menos vendibles y eso va a ser la tónica de este disco de debut, con canciones más sencillas y directas y otras más profundas, más prog, más retorcidas, más jugando con las experimentaciones como en I Pray for You o The Black Hat, aunque en ningún momento te llevan al tedio. Menos aún cuando tras un tema lento como el antes citado te llega un pepinazo como So Far Away, todo un hit.

Sin duda alguna Balls to the Wall es una clara demostración de lo que puede dar de sí la gente cuando se empeña en hacer las cosas bien aunque los medios no sean los mejores. Al loro con ellos, tienen que dar que hablar. Buen disco de debut.







© Diario de un Metalhead 2016.

Más METAL ASTURIANO aquí.