jueves, 2 de junio de 2016

MALKEDA: Cumulonimbo (2016- Autoeditado)


By Sonia M.

MALKEDA (Pontevedra, Galicia) me hacen volver a principios de los 2000 con su nu metal. Y no lo pongo entre comillas porque es eso. Aquí no intentan ir de otra cosa. De hecho la sombra de KORN es tan alargada y sobre todo de Brian Head Welch, que es complicado distinguirlos. MALKEDA al menos defienden los temas en castellano, cosa que aplaudo porque así le da un toque más especial.

Definitivamente el disco no es malo. Me gusta. Sin embargo me chirría mucho que se parezca tanto a lo que comentaba. A veces me parece estar escuchando ese debut que me apasiona de Head en solitario con LOVE AND DEATH, bautizado como Between Here and Lost. Lo percibo en temas como Tras Mi Piel, uno de los que más me gusta o en el que da nombre al disco, Cumulonimbo

Esas guitarras graves, y sobre todo ese registro vocal limpio de Checho, con breakdowns y ritmos entrecortados pero sin pausa. Me ha ganado muchísimo la voz de Checho, uno de los puntazos del disco junto a esas guitarras graves y ese bajo omnipresente junto a la batería que si no suena como suena en este disco, mal. Todo suena súper compacto y potente.

Más y Mejor es otra de mis predilectas. A diferencia quizás de Fuerza 5, que empieza rap total y luego va evolucionando. Quizás me esperaba más del tema al empezar así. No tengo ningún pero para los grandes breaks de los temas, como en Stellar. Previsible, sí, pero muy apetitoso. Para saltar y liarla bajo el escenario, o encima quien sabe. El especie de interludio Lenticular es también un tema curioso. 


Por lo que veo, MALKEDA ya llevan una trayectoria bastante larga, y este lanzamiento lo han logrado gracias al apoyo de la gente con un crowdfunding satisfactorio. Y me alegra.

Lo único que podría desear es que en futuras grabaciones se fueran desmarcando poco a poco de esas influencias tan claras para crearse las propias. Siempre vas a tener en quien fijarte, pero si eso lo moldeas y lo llevas a tu terreno eso es lo que mola. Así que, MALKEDA han llegado a mi casa para quedarse. Pero se lo tendrán que currar más para hacerme enloquecer a niveles épicos. De momento con este Cumulonimbo han conseguido que mi radar se fije en ellos, ante tanto estímulo.

A pesar de lo denostado que es el NUMETAL en general a mí me gusta. No se me caen los anillos al reconocerlo. Y me agrada que sigan existiendo bandas que estén en este lío en nuestro tiempos donde lo que "mola" es otra cosa. Es muy complicado desvincularse de la esencia yankee, todo queda dicho. MALKEDA, que suene más grave, maldita sea (guiño-guiño).







© Diario de un Metalhead 2016.

+ NU METAL aquí.