jueves, 19 de mayo de 2016

SLAMMIN' THRU - Things to come (2016 - Suspiria Records)


By Sonia M.

Primeros acordes de Metallic Leaves. Aparece la voz de David y me teletransporto al When Dream and Night Unite de Dream Theater sin pestañear. ¡Como se parece el registro de David al de Charlie Dominici!

Aún recuerdo como si fuera ayer la de veces que me oí y rayé ese álbum. Que raro sonaba y como molaba. Dios, y ahora estos mozos de A Coruña SLAMMIN' THRU empiezan su disco como si de un tema de aquel lanzamiento se tratara. Progresivo añejo de finales de los 80 sin duda. La cosa empieza muy emocionante, para qué mentir.





Continúan con Things to Come que me recuerda una exageración a otro mítico: Symphony X. Esto puede conmigo. Creo no equivocarme al afirmar que parece sacado de aquel espectacular  The Divine Wings of Tragedy. El efecto del bajo, esa atmósfera de fondo. ¡Qué grandes! ¡Y esa voz de David que me lleva a Dominici. ¡Brujería! ¿De dónde ha salido esta gente? ¡Como mola por dios! No puedo más que acordarme del compañero Jose A. y flipar de que esto haya acabado en mis manos y no en las suyas. Quizás José no flipe tanto como yo. Pero es que a mí me han tocado la fibra sensible con tanta referencia, de verdad.

No suena a copia, se parecen cosas pero no sé, es bastante impactante para la que aquí escribe. Y sobre todo divertido, entretenido y podría añadir que hasta fresco. No me aburro. Se ponen a hacer alguna virguería y tal pero no te da por mirar el reloj. Y eso que yo sigo disfrutando de temas de 20 minutos como el Octavarium de Dream Theater, una autentica maravilla de principio a fin, entre otras. 

Apasionantes fases instrumentales en el tema que sigue Disguised Queen aunque no al nivel de las dos anteriores. Y eso que esta también es tremenda, sinceramente. Cada vez que la escucho más no se si cambiar mis palabras. Magia negra, ya os lo digo. Break pone eso, la pausa tras estos tres temarracos para meternos de lleno en la segunda parte del disco. Una preciosa instrumental que se me hace excesivamente corta. Sin embargo debía ser así para introducir Undisclosed, apasionante corte con muchos cambios de ritmo y de visión de un mismo tema. Ese guiño a los Dream Theater del Train of Thought en Pariah me deja vendida, por cierto. Flipante tapping del bajo y solo épico de guitarra en Seeing Eye que cierra este disco. 


Muy bien repartidos los siete temas. En ningún momento me da por bostezar, por quitarlo definitivamente. Creo que aquí hay calidad de sobra y me entusiasma que el otro día reseñara una banda de nu-metal de Galicia y hoy esta de metal progresivo. Bendita música y sus contrastes, en una sola región. Globalización lo llaman, creo. 

Finalizaré esta humilde visión de este trabajo añadiendo que la única pega que les pongo es el sonido. En algunas ocasiones suena bastante raro. Pero a decir verdad me gusta, le da ese toque como añejo. 

Mi más sincera enhorabuena a David, Alberto, Óscar, Guts, Adrián y Axel. Mis respetos y admiración.






© Diario de un Metalhead 2016.

+ PROG aquí.