martes, 24 de mayo de 2016

ALHANDAL: Entrevista a Juan Zagalaz.


By Larry Runner.

Son capaces de fusionar lo que parece imposible de mezclar, no contentos con ello lo llevan a cabo con una sensibilidad y una calidad extraordinaria, en la que toda esa amalgama de sonidos parecen confluir de forma natural. Desde que les descubrimos que nos encantan. Tras tres años sin charlar con ellos, ya era hora de volver a entrar en contacto directo. Esto es lo que dio de sí la conversación con Juan Zagalaz, guitarrista de la banda.

- En Diario de un Metalhead somos muy metaleros, a veces creo que hasta nos pasamos, o eso al menos nos dicen. Pero está claro que no nos pasamos en absoluto, porque si así fuera ALHÁNDAL nunca saldría en nuestra web o en nuestro programa de radio. ¿Es que la música de ALHÁNDAL es un poco para todos los públicos?
- Ojalá fuera para todos los públicos… Alhándal tiene como principio no imponerse límites estilísticos, aunque su esencia es rockera. El público heavy rock español tiende, en efecto, a ser algo cerrado y dogmático, pero no se puede negar que suele aceptar de buen grado propuestas de calidad, aunque sean innovadoras o lejanas a los preceptos básicos del heavy español. En esas estamos nosotros, intentando dar una pincelada distinta al panorama rockero nacional.

- Soy una persona poco amiga de los estilos fusionados, pero encuentro en ALHÁNDAL una sensibilidad que quizás no encuentro en otros grupos que más que fusionar lo que hacen es mezclar de cualquier manera incluso a veces hasta forzada. En vuestro caso todo parece como muy natural. El rock, los aires andaluces, árabes, el progresivo, todo parece fusionarse sin forzar. ¿Me equivoco?
- Como decía antes, Alhándal abolió aferrarse a ninguna estética en concreto; que la música fuera simplemente el vehículo a través del cual expresáramos nuestras emociones. Esa sensibilidad es una de las señas de identidad de la banda; amamos lo que hacemos y hay mucha verdad, esfuerzo y sacrificio detrás de cada disco. Todas esas vivencias y sensaciones quedan, de uno u otro modo, plasmadas en nuestra música; y quien tenga a bien dedicar un poco de atención a alguna de nuestras propuestas seguro que percibirá el mimo con el que todo está elaborado.


- En vuestro último disco hay una parte más cañera y otra que en nuestra web no llegamos a analizar porque iba por unos derroteros instrumentales para los que no nos veíamos siquiera capacitados. ¿Cómo nacen las canciones de ALHÁNDAL y cómo es que vais de la cera a tope a lo más profundo del folk andaluz? ¿Cómo se compone en ALHÁNDAL?
Bueno, este disco en concreto se desarrolló en dos direcciones distintas. Por una parte, nos apetecía escribir canciones independientes, sin una temática que las uniera. Así se fraguó la primera mitad del disco, yendo de un extremo a otro, intentando usar las mejores herramientas para esculpir las canciones en función a las sensaciones que queríamos transmitir. Sin embargo, otra parte de nosotros quería seguir indagando en la música sinfónica de los ‘70, el flamenco, el jazz… y todo esto nos condujo a la creación de “La Fábula de los Vientos”. La forma de componer este tipo de piezas es totalmente diferente, ya que hay melodías asignadas a personajes o conceptos, armonías que varían su modalidad en función al estado que se quiere expresar… No existe un sistema para componer, simplemente oír lo que tu corazón quiere contar, y buscar la mejor forma musical para ello.

-Las letras, son pura poesía. ¿De dónde nace la inspiración para trabajarlas tanto?
- Pues van dentro del proceso creativo general que explicaba previamente. En esta ocasión, hemos indagado en el cancionero gitano, Lorca en su fase más surrealista, letras del flamenco contemporáneo… aunque siempre intentando darle un equilibrio entre lo inteligible y lo ambiguo, entre lo lírico y lo explícito. La letra lleva el mensaje más directo, y consideramos que merecen la máxima atención durante el proceso compositivo.

- Nunca he podido ver a la banda en vivo. Con tanta variedad musical, ¿cómo es el público de ALHÁNDAL en los conciertos?
- Pues suele ser un reflejo de la música. No te podría definir un perfil estereotipado de un fan de Alhándal. Lo que sí hay en común es un cariño y un agradecimiento por parte de los seguidores en los conciertos, y eso nos alimenta para seguir hacia delante.

- Sois una banda única hoy en día en España, quizás también en el mundo. ¿Alguna vez os habéis planteado sacar algo en inglés y romper las barreras y acabar arrasando en los Grammys latinos y joder a los Estefan?
- Bueno, en inglés ya hicimos nuestros pinitos con la versión de “El Garrotín” de Smash, pero no entra en nuestros planes futuros cambiar a Cervantes por Shakespeare. Estamos seguros de que, en caso de tener la opción de romper las barreras, podríamos hacerlo con nuestro castellano.


- ¿Cual es la siguiente etapa a cubrir por ALHANDAL y dónde está el techo de la banda?
- Pues ahora mismo defender nuestro “Donde empieza el tiempo” en la gira que hemos llamado “8 Provincias 8 Motivos”. Después de esto, conforme vayamos avanzando iremos viendo si alcanzamos un techo o si debemos seguir escalando.

- Gracias por vuestro tiempo para contestar estas preguntas, pero sobre todo, gracias por vuestra música.
- Gracias a ti por tus palabras, por las preguntas tan interesantes y por tu labor. Gracias también a todos los lectores de Diario de un Metalhead, un claro ejemplo de que dentro del ámbito rockero/metalero español existen mentes abiertas y corazones sensibles, más allá de los dogmas del rock. Salud y rockandroll.



© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre ALHANDAL aquí.