miércoles, 4 de mayo de 2016

ABORTED: Retrogore (2016- Century Media) Bélgica.


By Simón García López.

Apenas tres meses después del EP Termination Redux, reseñado en su momento en Diario de un Metalhead, ABORTED presentan disco nuevo. 12 temas, uno de ellos la regrabación de la canción Termination Redux, en la misma línea del EP pero con algunos puntos evolutivos destacables. Es más oscuro, más rápido, los riffs son más machacones, y el sonido más limpio. ¿Se podía ser todo eso y más aún de lo que hasta ahora habían demostrado? Pues sí. Retrogore lo es.

Retrogore es además una nueva muestra de la pasión de ABORTED por el cine gore y de terror de los 80, cosa que ha marcado temáticamente casi todos sus discos y que lo vuelve a hacer nuevamente, además de utilizar partes de dichas películas como recursos en sus canciones. Hellraiser, Reanimator, Evil Dead… Todas aquellas películas que a todos los amantes del género nos apasionan y han marcado. Películas hechas con recursos tangibles, maquillajes increíbles, efectos especiales ingeniosos a más no poder. Con una magia especial que en parte se ha perdido por la avalancha de efectos especiales generados por ordenador. La producción cinematográfica ha evolucionado en cierta medida como las producciones musicales.  De lo analógico a lo digital y en gran medida el espíritu, lo humano, la esencia sentimental del arte se ha quedado por el camino. Pero ese es otro tema.


Christopher Lovell, ilustrador inglés profundamente influenciado por la temática fantástica y la ciencia ficción, y que se ha especializado en diseños de merchandising para bandas, entre ellas Amon Amarth, Children of Bodom o Sylosis, es el encargado de la impresionante la portada y de los dibujos interiores del grupo imitando los carteles de algunas de las películas antes mencionadas.

Musicalmente Retrogore es más ABORTED con todos esos matices comentados que se aprecian desde el mismo arranque con la canción que da título al disco tras la intro titulada Dellamorte Dellamore. Y es que son demoledores. Es un grupo de gran calidad haciendo música muy extrema, no hay más.

Sven mantiene su peculiar estilo vocal alternando entre la voz más rasgada y la gutural, sin experimentos, marca de la casa. Es él. ¿Puede un cantante de Death metal desear algo más que conseguir que nada más escucharlo se sepa no sólo quién es, sino el grupo que escuchas? Pues en ese punto lleva Sven muchos pero que muchos años.

Ken Bedene sigue a lo suyo que es meter una caña inhumana con el mismo esfuerzo o menos incluso del que yo realizo para ponerme los pantalones. Velocidad, precisión y pegada. Nada más y nada menos. Un monstruo.

En este nuevo disco Ian Jekelis, un ex Abigail Williams entre otros, pasa a ocupar el sitio de guitarra solista. Los cambios continuos de formación es lo único que siempre me han disgustado de ABORTED. Ojalá se estabilice porque ahora tienen una muy buena formación. Los punteos son perfectos, en sintonía con el disco, pero con un marcado punto melódico y un feeling especial que aporta calidad al conjunto. Es una característica muy marcada en los ABORTED de los últimos tiempos.


Una de las cosas en la que han profundizado es en la atmósfera oscura del disco. Se aprecia perfectamente en la parte intermedia de Retrogore, la final de Cadaverous Collection o el comienzo de Divine Impediment por citar 3 ejemplos, aunque es una nota general en todo el disco.

Bit by Bit es desde el inicio demoledor. Quizás la canción más brutal del disco. De esas de poner la entrada una y otra vez. De la misma manera lo es Coven of Ignorance que profundiza en el sentido de pesadez bajando la velocidad general para darle protagonismo a la potencia de los riffs y la atmósfera. La final In Avernus es la que más se adentra en lo siniestro. Vuelve a descender la velocidad, los riffs se vuelven a hacer más pesados acompañados por una guitarra atmosférica y un doble bombo demoledor, terminando incluso, para que os hagáis una idea, con un riff al estilo Gorguts, de esos disonantes, repetitivos y lentos que el oído humano por naturaleza y en general tiende a rechazar por desagradables y que resultan tan agradables al mío.


En resumen, ABORTED siguen en forma, y manteniendo su estilo y su marca no dejan de buscar evoluciones a su música. Siempre que sean hacia caminos de oscuridad y brutalidad serán bienvenidos. Comentaba en la reseña a Termination Redux que me habían dejado impresionado la vez que los vi en directo. No me quiero imaginar cómo serán los conciertos para llevar a la práctica esta bomba que nos ponen entre manos. Yo os aconsejaría que si tenéis oportunidad no os los perdáis.







© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre ABORTED aquí.