viernes, 29 de abril de 2016

SI NO HAY PASTA PARA EL OTERO BRUTAL FEST, NO LA HAY PARA NADIE.


By Larry Runner.

No es por meterse en política, de verdad que no lo es. Si fuera por eso lo diría, pero no me gusta meter política en esta web desde que dejó de ser un blog unipersonal. Simplemente es un texto que nace tras ver una noticia en el diario asturiano La Nueva España, donde se ataca al tripartito que gobierna actualmente la capital de Asturias (Psoe+Podemos+IU) con la disculpa de que el concierto de Víctor Manuel se desplaza de Oviedo a Gijón. Si alguien va a pensar que es por política, que se salte los dos primeros párrafos, y asunto concluido. Que se fije en lo que de verdad importa, en la razón de escribir este artículo.

En tiempos de recortes, en el que los más perjudicados como siempre son los de las rentas más bajas, es bueno saber que el gobierno de ésta o de aquella ciudad deja las cosas superfluas y los enchufismos de lado, que es a lo que suena la movida del cantautor mierense y la "noticiona" del vocero oficial que hace bien poco tachaba de satánicos a Eagles of Death Metal tras los atentados de París sin ningún tipo de rigor periodístico.

No sé en qué afectará la medida de la no celebración del concierto del protagonista de la noticia a la ciudad, más aún habiendo actuado de forma reciente y por dos veces en poco más de un año, pero no creo que por ello se vaya a desbancar a un equipo de gobierno. Oviedo podrá vivir sin ello seguramente. Al fin y al cabo el fulano en cuestión nunca ha estado relacionado con la capital, más bien al contrario, siempre ha tirado por la ciudad vecina, incluso habiendo sido el compositor del himno del centenario del equipo eterno rival del que es enseña de la capital.

Víctor Manuel apareció por Oviedo cuando le vino bien, de la mano de un promotor y porque para él los euros eran lo más importante. Al igual que muchos otros artistas de su camarilla, siempre han criticado de cara al público a los gobernantes del momento, aunque siempre han compartido mantel con los corbatos de turno. Él, su mujer, Serrat, Sabina, etc, han sabido moverse bien a través de sus representantes en los despachos donde se mueve el euro. Republicanos que comparten cena con el rey, una banda de hipócritas. Gracias a ello, toda la vida han estado chupando de ayuntamientos y promocionándose en la TV, sobre todo en la pública, mientras el resto de artistas se han visto vetados en el medio de forma disimulada, quedando el rock marginado a como mucho las madrugadas de los días laborables. Donde estén Bosé, Alejandro Sanz, Mecano, la familia Flores y todos estos, que se quite el rock n' roll.

Sí, el protagonista del artículo y los suyos, han vivido toda la vida por su trabajo, pero gracias en gran parte al dinero público de los ayuntamientos, entre ellos por supuesto el de Oviedo. Se les contrata aquí y allá para las fiestas patronales, lo cual hace que los conciertos de rock promocionados con dinero público, sean motivo de extraña noticia.

Así que si por lo que sea en vez de en Oviedo va a actuar en Gijón, que esté tranquilo el PP de la ciudad, que en la capital nadie va a ser mañana más pobre por ello. No hace falta que vuelva, ni puta falta. Si para ello hace falta dinero público, que se olvide. Si tan grande es, que el promotor de turno alquile el teatro, sala, o lo que le pete, y que actúe allí a taquilla, pero no con el dinero de todos. Si hace falta la pasta pública para promocionar la música, que se destine para la gente que empieza, no para los que viven en Madrid a cuerpo de rey gracias al dinero de todos y de la SGAE.

Sí, Oviedo se quedará sin éste concierto, pero muchos lo vamos a celebrar y desde luego … podremos vivir con "la pena". Si no hay pasta para el Otero Brutal Fest, no entiendo que la tenga que haber para este bodrio visto un millón de veces.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ ARTÍCULOS DE OPINIÓN aquí.