lunes, 11 de abril de 2016

SCAPE LAND: Scape Land (2016 - Autoeditado)


By Larry Runner.

Metal progresivo, sesudo, complejo no apto para mentes poco dadas a las complicaciones y a la innovación. Esa es la apuesta de SCAPE LAND.

Porque si algo tienen estos locos gaditanos es eso, que su música bebe de mil fuentes y las estructuras se complican una y otra vez, fusionando sonidos habituales del metal con muchas otras influencias. Son la banda de metal español más jazzistica que he escuchado en mi vida. Sí, porque por ahí te puede venir esa loca idea cuando escuchas Lost in a Dream o Run to the End, pero cuando te pongas Nation verás que esto es metal y Own Decisions probablemente sea la que te haga darte cuenta de lo buenos que son sin falta de parecerse a nadie, con un solo de aúpa. Blood is Not Enough es mi favorita, con un contraste brutal de voces y de estilos que te rompe todos los esquemas, pero My Resurrection con ese bajo al principio, es sublime a pesar de lo experimental que es todo.


Y es que la mala hostia, el extremismo, la guturalidad choca con el virtuosismo y los cambios de ritmo sin que en ningún momento se pierda ni un ápice de melodía. Fusión, sí, esa es la palabra, y asusta. Desde luego si eres un talibán del heavy ochentas no te van a gustar. Esto es mucho más complicado, más complejo, más variado, cada canción es un mundo y a buen seguro que será mejor entendido por la gente que sean músicos que por el simple fan del metal.

Los ritmos son contundentes, de eso se encargan bajo y batería. Pesados, contundentes y sobre ello la guitarra, tirando de sonidos graves. Los temas, como no podía ser de otra forma, son bastante largos salvo contadas excepciones, llegando a pasar de siete minutos en un par de ocasiones, y son una banda que te lo pone difícil para pinchar en radio precisamente por eso, aunque nosotros les hemos hecho sonar algún jueves.


Se nota la dedicación y el elaborado trabajo desarrollado en estos complejos temas. Es un álbum difícil de escuchar, no es directo y tienes que ser de mente muy abierta para que lleguen a engancharte del todo. No son un grupo fácil, pero como les des una oportunidad real, cuidado, porque corres el peligro de engancharte a esta brutal mezcla original como pocas.

Sin duda alguna una apuesta arriesgada e innovadora. Buena gente estos de Chiclana de la Frontera y unos currantes del género. Merecen que les demos una oportunidad. Han sido semifinalistas de la W:O:A Metal Battle en 2016.






© Diario de un Metalhead 2016.

+ PROG aquí.