domingo, 20 de marzo de 2016

EUSKAL ASSAULT. 12.03.2016 Durango. Crónica y fotos.


By Sonia M.

La segunda edición del EUSKAL ASSAULT en Durango no pasó esta vez de largo en mi agenda. Y es que, si hace un año por desgracia no pude acudir, este no iba a repetirse la jugada. Carretera y manta. Salir de currar y disparada al coche con las pilas puestas, aunque menos energías de las deseadas. Viaje lleno de paisajes preciosos, pasar un puerto de montaña acojonante (modo rally on), estar a la par de un lago inmenso, y por fin llegar a tu destino.


Por desgracia no pude ver a ANKHAR que salían a escena a las 17.30, hora en la que aún estábamos en el puerto de montaña que comentaba. Me dio mucha rabia porque he oído su nuevo disco, Deshumanizazioa y es acojonante. Se que acabarán viniendo aquí a Pamplona más tarde que temprano. Me quedo con eso. Un precioso pase de prensa con el cartel y los horarios del festival me dieron la bienvenida a la Plateruena, junto a muchos conocidos de andaduras varias de conciertos. Lo que la música une, que no lo destruya nadie. Así, pude encontrarme con gente de BLOODY BROTHERHOOD, de A.D, también vi a gente de CARNIVOROUS VORACITY, a Txarly de MPR y seguro que me dejo alguno.

Sorgerth

Para mí abrieron la tarde noche SORGERTH, banda de Bermeo que descargó toda su ira para abrir boca. No les acompañó un sonido muy nítido y su propuesta superintensa no acabó de moverme del sitio. Eso si, flipé muchísimo con su bajista Txapel, así como con el ritmo que imponían tanto batería como bajo. Demasiado para empezar el día. En otra ocasión, quizás.

VIRULENCY me gustaron más. Quizás fue porque a pesar de ser muy intensos también, contaban varios cambios de ritmo y eso hizo más variado el asunto. Disfruté mucho con el múltiple registro vocal de J así como de su puesta en escena, el registro gorrino on lo partía. La base instrumental era una locura, un brutal death que a veces no sabías si iban cada uno a lo suyo o si de verdad estaban sincronizados. Densos pero unos destroza almas muy apetecibles.

TEETHING por fin caían en mis garras. Desde que caté hace unos años Ralph, vía Discos Macarras, no hubo día que no deseara verlos en directo. Definiría su actuación como speed, esquizofrenia y aspersores. Speed porque lo de Álvaro a la batería era acojonante. Y aspersor por su cantante Luis que no dejaba de lanzar todo tipo de líquidos cada dos por tres. Muy speedicos y fugaces. Luis hizo volar el micro estrellándolo contra el suelo y hasta se bajó entre el público para animar el cotarro pero la cosa estaba bastante fría. Les tenia muchas ganas y aunque no me quedé del todo satisfecha sí que les doy un más que notable.

Anihilated

A continuación les tocaba el turno a MUTANT pero en su lugar aparecieron en escena los ingleses ANIHILATED. Su propuesta fue un soplo de aire fresco mental ante tanta salvajada de ritmos extremos. Me costó entrar en su dinámica, al principio se me hicieron lineales pero me fueron engatusando poco a poco hasta hacerme mover las melenas con sus potentes riffs, muy exquisitos, y unos solos nada desdeñables. Contaron con un sonido muy nítido y cuando mejor me lo estaba pasando se finiquitó el asunto.

MUTANT aparecieron tras los ingleses excusándose. Se habían perdido buscando el lugar y casi ni llegan. Agradecieron a la organización el favor de dejarles tocar a pesar de eso y el cambio de bandas. Su propuesta desentonó en la onda del festival, sabían que no era su público. Pero quizás fue el hecho de que Pla lo recordara cada dos por tres el que no los disfrutara al máximo. Sin duda han evolucionado una barbaridad desde aquella vez que los vi en el LUARCA METAL FEST allá por el 2012, si la memoria no me falla. Han madurado mucho su sonido, se han desmarcado del thrash más tradicional y me gusta lo que se han montado pero creo que tendrían que haberse centrado mucho más en liarse a palos con el escenario y no en excusarse por ser menos duros en cuanto a sonido que los demás. Su trabajo merecía el mismo calor y atención que el del resto. Al fin y al cabo, la organización ha creído en tu trabajo.

BENIGHTED. Franceses. Amor a primer blast beat. De lo mejor de la noche sin pestañear. Un sopapo en la cara. Su death metal/grindcore hizo las delicias de una servidora recordándome a ABORTED o SUFFOCATION por ejemplo. Esos ritmos increíbles por parte de su batería Romain, los ritmos de guitarra... Una auténtica pasada. Curioso ver a su cantante Julien, quien me deleitó con sus registros guturales y varios, descalzo por el escenario. Debe de ser lo normal porque mirando videos  no lo he visto en ninguno con zapatos. Una apisonadora acojonante. Amenos, divertidos y muy dinámicos. Para repetir.

SINISTER continuaron la masacre con un sonido no tan bueno como BENIGHTED. Ya andaba bastante cansada y saturada. Segunda vez que veía a estos holandeses y la verdad es que su actuación fue muy correcta. A pesar de que con cada tema la cosa mejoraba y subía enteros, mi cuerpo ya no respondía y sólo pude cabecear. A destacar la incorporación "express" de su bajista, Alexia, ya que el anterior se piró hace poco más de dos meses. Alexia se defendió con mucha solvencia y ganándose el respeto y admiración de los allí presentes.

Y cerraron la noche CANCER. Contando ya con el cansancio de todo el día currando, el viaje y las bandas ya vistas mi cuerpo estaba pidiendo una tregua y más teniendo que madrugar de nuevo para currar al día siguiente. CANCER fueron de menos a más porque los ingleses me iban ganando poco a poco, como quien llama a la puerta despacito pero con insistencia. Y aquello fue tan espectacular. Sonido, temas, y fugaz. Tanto que terminaron y tuve que mirar la hora para cerciorarme de que se había terminado de verdad. Sí, eran las 2.45 de la madrugada. CANCER, sonido death elegante, con un John al micro y guitarra que se comía el escenario, sin grandes aspavientos, sólo con sus dedos sobre las seis cuerdas. De copa y mosh (único concierto donde se pudo ver un mosh en condiciones). Apasionantes. Menudo trío de ases. Una gozada épica.

Y así finalizó este apasionante EUSKAL ASSAULT que espero poder repetir el año que viene. Propuestas así me animan mucho, aún no siendo un género que domine ni escuche en casa. Pero no dudo ni un momento en acercarme para vivirlo en directo, sin pestañear. Agradecer a la organización del EUSKAL ASSAULT las facilidades, la paciencia para crear este cartel a pesar de los continuos inconvenientes, y les animamos a seguir con ello. Un evento de este calibre, relacionado con el metal extremo, no se da todos los días, y por desgracia no todo el mundo lo apoyó y respondió como merecía.

Larga vida EUSKAL ASSAULT, te espero para el año que viene. Es una orden.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ entradas sobre FESTIVALES aquí.