miércoles, 20 de enero de 2016

IN TWILIGHT'S EMBRACE: The Grim Muse (2015- Arachnophobia Records) Polonia.



Desde tierras polacas, llega esto que tengo entre oreja y oreja. Death melódico de escuela sueca, muy At The Gates, cuyo cantante colabora en No y The Grim Muse, con toques a ese primer melodeath que facturaron tanto ellos como los "renovados" In Flames, entre otros.





 IN TWILIGHT'S EMBRACE consiguen hacerte viajar a esos primeros años a través de una voz muy rasgada pero sobre todo a la gran labor instrumental de las guitarras y una batería imperante de principio a fin. Y cuando me refiero a esos grupos, me refiero a esa esencia más bruta y salvaje, no lo que ahora es el melodeath de corte más moderno. Son dos polos opuestos.

Por momentos IN TWILIGHT´S EMBRACE rozan el death, pero la verdad es que la melodía les pierde y hace de los cortes algo magnífico. Se pasan volando, y se disfrutan una barbaridad con los cascos puestos. Si que volvemos a lo mismo de siempre, que es difícil inventar algo nuevo en estos terrenos, incluso el sorprender. Sin embargo, a veces vale con engancharte a la silla, corte tras corte, sin inventar nada, pero que tenga alma. Simplemente admirando una obra bien hecha. Es difícil ya encontrar discos que te levanten "del sofá", pero los hay. 


Yo siempre tengo el gusanillo de a qué sonará esto nuevo que me acaba de llegar. Si eso se pierde, creo que será momento de abandonar el barco. Sin embargo, estos polacos me afianzan más en el. Un goce con los pasajes instrumentales donde las guitarras se explayan, donde la batería manda, donde te sumergen en una penumbra musical estupenda, donde viajas a esas tierras y percibes la máxima esencia de este género que tanto ha evolucionado en el tiempo.


¿Puntos negativos? Que el disco contenga once cortes que alcancen los cincuenta minutos. Con menos me habría conformado, y con cuarenta minutos de salvajada también. Y quizás también el nombre de la banda,  aunque eso son cosas mías.

Todo amante del melodeath de antaño debe echarle una buena oreja, no quedará decepcionado. 





© Diario de un Metalhead 2016.

+ entradas sobre grupos polacos aquí.