jueves, 31 de diciembre de 2015

Tú no has sido heavy en tu puta vida.


By Larry Runner.
Foto: José "Chimpa" Sánchez (Michael Schenker en Alicante).

"Yo antes era heavy". Hasta los cojones de la maldita expresión. ¡Pero que gilipollas! De verdad que me repatea la puta frase. Sí, me caliento cuando lo pienso y ahora al escribirlo. Es que hoy es nochevieja y seguro que me vuelve a pasar.

Estás en verano, en un puto pueblo de León, ahí pasando el día al calor, con tu cerveza y tu camiseta de turno y ya llega el idiota de turno a decirte la maldita frase: YO ANTES ERA HEAVY. ¡Mecagoentuputamadre! ¡Y a mi que cojones me importa! Si dejaste de ser heavy es porque nunca lo fuiste, imbécil. Esto no es una moda, es una forma de vida. O se es, o no se es. Si dices que lo fuiste es porque te vestías en un momento de tu vida como lo hacían tus vecinos o tus amigos de entonces, o escuchabas su misma música, aunque no te maquearas. Pero no eras heavy, eras un idiota sin personalidad que se vestía de negro porque los demás lo hacían, porque tenías menos personalidad que un mosquito.

Estás en un bar por la noche, tranquilamente. Un local cualquiera donde pinchan no se qué mierdas. Pero entraste en ese asqueroso lugar porque estás de cena con los del curro, o con los de la mili, o con los del colegio. Y va y se acerca el tonto de turno y te lo casca: YO ANTES ERA HEAVY. En ese momento desearías haber nacido en el Bergen de la buena época y no tener remordimientos al pasarle el cuchillo por el cuello. ¡Pero de qué me conoces a mi! ¡Gilipollas! ¿Es que el negro atrae a los estúpidos?

Luego ya está el tonto de remate. El que te dice que "yo de chaval era heavy como tu". Pero vamos a ver, pardillo, si eres más joven que yo. Lo que pasa que tú te has dejado llevar como una ovejita por lo que te decían en el entorno. Y te has casado, y tenido niños porque te decían que los había que tener. Y estás hasta arriba y con los cojones de corbata porque te compraste el piso como te dijeron que tenías que hacer. Sí, pensabas que eras heavy, pero no lo eras. Eras un mindundi sin un gramo de pensamiento propio y por eso te cortaste el pelo si es que alguna vez lo dejaste algo largo y cambiaste la camiseta negra por esa camisa del Primark que te compró tu mujer. Vives y te vistes "correctamente" porque eres un fulano sin personalidad ninguna y te dejas llevar. Pobre desgraciado. Que tengas más de 40 no quiere decir que no te puedas poner una camiseta de Motörhead.

Sí, pasa muchas veces, y lo sabéis. Si estás leyendo esto es porque te consideras un metalhead y si aún no te ha pasado, te pasará tarde o temprano. Sobre todo a los más veteranos. Hay que estar preparados, hay que ensayar frente al espejo, preparar las frases y cuando llegue el tonto de turno y te diga lo de YO ANTES ERA HEAVY, vomitarle en su puta cara de mamón sin personalidad: ¡EL HEAVY NO ES UNA MODA, NO ES ALGO PASAJERO, IMBÉCIL! ¡NUNCA HAS SIDO HEAVY!

© Diario de un Metalhead 2015.

+ ARTÍCULOS DE OPINIÓN aquí.