viernes, 16 de octubre de 2015

NORTHSIDE PARTY. 10.10.2015. WHITE COAST REBELS + FRAKTURA. Crónica y fotos.

By Larry Runner.

Nacieron a mediados del siglo pasado y hoy en día sus Capítulos se extienden por todo el mundo. Hablo de los Hells Angels, el más famoso y legendario de los motoclubs del mundo. El Northside Spain se fundó en 2010, tiene su sede en Noreña, Asturias y el pasado sábado 10 de octubre cumplía su 5º aniversario, curiosamente como hará Diario de un Metalhead muy pronto.


Les conocimos hace ahora un año, cuando acompañaron a PAUL DIANNO en la segunda edición de nuestro festival. Algunos de sus componentes más destacados acompañaron al ex-IRON MAIDEN aquella mágica noche, pues guardan buena amistad con el veterano vocalista y también le sirven de escolta ante la estupidez de los menos razonables y respetuosos que si bien en Oviedo no hubo ninguno, sí que sabemos que aparecieron en otras ciudades.

Gracias a la mediación de WarPig Agency, agencia que gestionó la gira de DIANNO, fuimos invitados a acudir a su sede y disfrutar de una fiesta de aniversario realmente envidiable, con concierto de por medio incluído. Las actuaciones de los bilbainos FRAKTURA y de WHITE COAST REBELS centraron la atención en su amplio local en el que no faltaron comida y bebida a precios baratos y un extraordinario puesto de merchandising que sería la envidia de cualquier banda de rock.


Ya habíamos vivido una experiencia festiva anterior en el verano de 2014 en El Albir, Alicante, cuando acudimos a la espectacular fiesta que se monta el Capítulo de la Costa Blanca al que acuden Hells Angels de medio mundo y por ello sabíamos que iba a estar bien montado. Su estructura se rige por un orden que imita al militar, lógico, pues al fin y al cabo ahí tiene su origen y como si de militares se tratase se observan las muestras de afecto y de respeto entre ellos y entre los de su entorno e invitados. La camaradería que reina entre ellos sólo tiene comparación con la que se vive en el ejército. Nunca fui militar profesional, pero sí estuve nueve meses de mi vida vestido de uniforme, y en aquellos días hubiese dado mi vida por mis compañeros sin dudarlo. Algo así se percibe en la actitud de los Northside.

Cuando te abren las puertas de su casa sabes que te van a tratar bien y al igual que ocurrió en Alicante, en Noreña no fue menos, si no todo lo contario, aún mucho más gratificante, ya que como digo, a algunos de los miembros les habíamos conocido en nuestro festival. Su local está decorado con sumo gusto todo en rojo y blanco. El blanco de la pureza, de la honestidad, del respeto, de la hermandad y el rojo de la sangre que a veces cuesta defender todo eso.

A la fiesta no sólo acudieron Hells Angels. Pudimos observar que por allí hicieron acto de presencia miembros de Capítulos de otros MC y entre ellos evidentemente muchos miembros que son metalheads también. Conocíamos a algunos en persona y a otros de vista, de verles en conciertos, y es que por todos es sabido que motos y heavy metal siempre han ido de la mano y Asturias no es excepción.


Aparcamos delante de la sede del Northside cerca de un buen montón de maravillosas Harley Davidson. El rótulo del club sobre la puerta nos indicaba que no nos habíamos equivocado de lugar. Oscar de WarPig nos recibía y hacía las presentaciones dentro ya del local. Un póster del último tour de DIANNO dedicado por nuestro ídolo fue lo que más nos llamó la atención. A la izquierda la barra, bastante amplia y los taburetes de aspecto muy americano muy a juego con el local. De las paredes colgaban todo tipo de recuerdos y regalos de otros capítulos, todo ello colocado con cariño y con un gusto exquisito. Y limpio, muy limpio, ese detalle me llamó mucho la atención. Habilitaron un puesto de merchan para la ocasión y las bebidas tenían precios más que razonables, no pensados para hacer negocio. El servicio de barra era ultrarápido, no esperabas ni veinte segundos y la bebida estaba en tus manos. Previamente había que adquirir un tícket en el puesto de merchan. Más profesional que en muchos festivales del país. Muchísimo más. Si esta gente monta el Leyendas a estas horas es más grande que el Donington de los 80.

Como se celebraba el 5º aniversario, no fueron pocos los que se acercaron con regalos, los cuales iban posando sobre una mesa de billar cubierta apartada a un lado para dejar más espacio para poder disfrutar cómodamente de los conciertos.


Pensábamos que sólo iban a actuar WHITE COAST REBELS, pero nos encontramos con la agradable sorpresa de que iban a contar con banda telonera. Los bilbainos FRAKTURA iban a ser los primeros en actuar. Una banda que se anunciaba como nueva y que por lo visto actuaba por vez primera. No es de extrañar que hayamos sido incapaces de encontrarles web alguna o perfil de facebook.

Su música cabalga entre el heavy metal y el thrash y aunque la banda es nueva, ellos no son novatos, o no lo parecen a la hora de tocar. Sí en las presentaciones, poco preparadas sin set-list y un poco improvisando el show. Temas como Inmortal o Desde el Infierno, que sonaba muy Maiden, nos gustaron. También ofrecieron un par de versiones de Sepultura y Black Sabbath. 

Pero lo mejor de su show fue cuando uno de los miembros del Northside saltó al escenario para interpretar al micro el Forever Angel de Axel Rudi Pell que todos cantaron a viva voz. En honor a la verdad, el invitado lo hizo más que bien. Yo creo que está de cantar en alguna banda. 


Tras la actuación previa saltaron a escena los amigos de WHITE COAST REBELS. Su show contó con lo mejor de su debut Hangin' with the Bad Boys, con temas nuevos que irán en su próximo disco en el que ya están trabajando las grabaciones, y con algunas versiones que pusieron aquello patas arriba.

Abrieron con Hangin' With The Bad Boys, como tiene que ser y detrás Lock Up your Daughters, igual que en el disco. Detrás un corte nuevo rockanrolero y Nightmare. Tras Psycho, otro tema nuevo, muy hit, muy Poison: So Many Chicks So Many Times. El sonido no era muy allá, hubo algún acople, pero la actitud llenaba la sala y el ambiente se fue caldeando y no era precisamente porque hubiese borrachos ni nada por el estilo. Está claro que la gente controlaba, apenas vi beber, muchos mantenían su lata de Coca-Cola en mano, y es que la moto y el alcohol son completamente incompatibles, y no vi a la gente del Northside como unos irresponsables. Todo lo contrario. 


Rob Riot, el nuevo bajista, toca las cuatro cuerdas como si de una guitarra se tratase. Luego, hablando con él se lo comenté. Y es que Rob se considera guitarrista, aunque le da al bajo e incluso a la batería. A las seis cuerdas Les Paul, el nuevo guitarrista y atrás Willy Burret, el actual batería. Una formación completamente renovada a la que le falta aún un poco de acople, pero que a fuerza de girar y girar estamos seguros que pronto harán de WHITE COAST REBELS una máquina perfectamente engrasada.

Tras ese comienzo con temas propios, incluyeron un pequeño paréntesis a modo Jam Session tirando de versiones. Tras su habitual What's Up de 4 Non Blondes llegó el Wasted Years de Iron Maiden que volvió a todos, literalmente, locos. Luego Breaking The Law y Paranoid. Cerraron el episodio de versiones con un Live And Let Die convertido en un Fuck Off And Die que dedicaron a la Guardia Civil, que debían querer sumarse a la fiesta, pues se pasaron a hacer una visita para marchar con las orejas gachas al tener el Northside todos los permisos en regla. Ya se sabe, las motos y el rock hay que vigilarlas, las fiestas rave donde corren montañas de farlopa y pastilleo del mundo se subvencionan. Luego pasa lo del Madrid Arena y nadie sabe nada.


La sucia L.U.R.V. precedió a la acaramelada Heart Broken in Paradise. Luego dedicaron The Way al que estas líneas escribe y cerraron con The Power Inside a las doce en punto de la noche, que era la hora límite para dejar de meter ruido . 

Tras el concierto y como debería suceder en toda fiesta de cumpleaños, partieron la tarta e invitaron a todo aquel que quiso probarla. Nosotros nos fuimos al coche y allí entrevistamos a Jon, vocalista de WHITE COAST REBELS. Prometemos publicar la interesante entrevista lo antes posible. Si Jon nos caía bien, ahora, simplemente, le queremos. Es un tío muy grande. Luego fotos para el recuerdo a dolor con gente del Northside, con músicos, etc.


Y así termina la narración de una extraordinaria fiesta de aniversario en la que estuvimos rodeados de gente que se entrega a una noble causa en cuerpo y en alma, como hacemos nosotros con nuestra música. Gente a la que la mala fama les persigue por haber tenido en algunos casos problemas con la ley. Y es que si un motero la lía ya se interpreta que todos son unos fuera de la ley. No sé qué habría que pensar de los curas, con miles de casos de pederastia, de los agentes de la ley, con el jefe antidrogas de Murcia encarcelado por tráfico de las mismas recientemente, o de nuestros políticos, con trece ministros de los quince del gobierno Aznar sentados en el banquillo.

Nos despedimos con saludos cordiales e incluso algunos abrazos. Abrazos de gente que no los da gratuitamente, de los de verdad. Incluso nos invitaron a volver cuando quisiéramos. No se puede pedir más a gente que te abre su casa sin apenas conocerte. Una casa preciosa.

Gracias al Northside por la invitación, por el recibiento y por como nos trataron, en especial a Oscar. Ojalá nos volvamos a ver. Imposible compensarlo.

© Diario de un Metalhead 2015.