viernes, 23 de octubre de 2015

¡NOCHE SALVAJE! Pamplona 09.10.2015. HARDBONE + ÓXIDO. Crónica y fotos.


By Sonia M.

Así recordaré desde ahora, el día en que vi por primera vez a los alemanes HARDBONE. Aquel viernes tuve la suerte de librarme de mis quehaceres diarios y volver a disfrutar de un concierto en este día en concreto. Una alegría para el cuerpo que no desaproveché.

Al llegar a la sala me llevé una de esas sorpresas desagradables que no molan, y es que una de las tres bandas no iba a tocar, en este caso los zaragozanos MERCURY REX, con lo que me quedé con la intriga de saber como sonarían. Así que solo quedaba la primera banda que saldría a escena y los propios alemanes. El evento se realizó en la Big Star, en el piso de arriba de la sala Totem, y viendo la afluencia fue una buena decisión. Además, ayudó bastante porque hizo a los músicos alemanes mucho más cercanos al público.


Abrieron la noche, pasadas las 21.30 los locales ÓXIDO, banda curtida en batallas de la escena de Pamplona, quienes cuentan con un disco editado. Sin embargo, en esta ocasión los vimos en la faceta versiones de Barón Rojo. No estuvo nada mal recordar temas míticos de Barón para abrir boca, aunque alguno se les quedó muy grande y como bien reconocieron, lo estropearon más que homenajearon. Fue un concierto entretenido, sin grandes alardes y más entre amigos y conocidos que otra cosa. Personalmente me hubiese gustado que hubiesen sacado sus temas propios, pero eso son apuntes míos.

Tras una hora de versiones de Barón Rojo, HARDBONE aparecieron en escena y a pesar del poco público que nos juntamos para ver a los alemanes, la cosa ardió de lo lindo. Contaban además con dos intrépidos amigos de la banda que no dejaron de moverse en todo momento, dándole color y alegría a esta velada hardrockera. Un espectáculo el de esos dos mozos que completó a la perfección el show de los alemanes, con bromas incluidas y mucho buen rollo.


This is only rock and roll! Pero que bien que se lo montaron, que sonido y sobre todo que frontman. Como me encandiló Tim, qué registro y qué presencia. Muy sencillo, sin grandes aspavientos. Todo un crack. Así como los dos guitarras de Sebastian y Tommi que no dejaron de brindarnos melodías y riffs que enganchaban y con los cuales no podías evitar moverte como loca. Si es cierto que no inventan nada, que este sonido es escuela AC/DC y todo lo que queráis, pero como moló verlo en directo. Prefiero ver esto, con mucha mas vidilla que a los pobres australianos que ya estarán aburridos, desde una grada y más que nada imaginándomelos. 

Me apasionaron los temas más rápidos, macarras y desenfadados como One Last Shot, Bad Boy o Wild Nights. Unos cracks encima y debajo del escenario, todo sonrisas y amabilidad. Cuando terminaron el concierto de una hora y media más o menos de duración, que se pasó volando, se bajaron y agradecieron al público uno por uno, lo recuerdo bien con Tim el cantante. Detalles con los que te quedas. 


Me entristece que semejante velada y a un precio no muy caro, nos encontráramos tan pocos frente a los alemanes. Me dio mucha pena por lo que se pierde en el camino. Un concierto de esos que dices, "Rock and roll al 300%" La esencia de la música en vivo. Quizás es que aquí en Pamplona la gente está malacostumbrada con los conciertos gratuitos, pero ni esos se llenan. Aquí si no traes a los de siempre te vas a comer un colín, y pasa lo que pasa. Eso sí, luego todo el mundo se quejará de que no hay nada, de que es muy caro, de que no es "mi rollo". Millones de historias. 

Yo el lunes de esa semana no iba a ir a este concierto por cuestiones laborales. Y el miércoles al no contar ya con ese impedimento, de cabeza. Música en directo, músicos al cien por cien sobre las tablas. ¡Qué más queremos! Eso es lo que tendría que llamarnos. Pero poca gente quiere arriesgarse ese dinero por un grupo que no conoce. Pero si en el cartel me pone unos AC/DC o incluso me atrevería a decir una banda de versiones de los australianos ya la cosa cambia. 


Así la gente en general se está perdiendo muchas cosas por el camino, que no vuelven.

Muchas gracias a Iosu por la amabilidad y por traernos a este grupo a mi ciudad. 

¡Nos vemos en la próxima! Y como nos dijo Tim, cantante de HARDBONE "Espero que cuando volvamos os veamos de nuevo otra vez" I hope so!!!

© Diario de un Metalhead 2015.

+ sobre HARDBONE aquí.