sábado, 19 de septiembre de 2015

IRON MAIDEN: The Book of Souls. Tema a tema. Parte 11/11: Empire of the Clouds y conclusiones finales. (2015- Warner) UK.


By Larry Runner.

11. Empire of the Clouds (Dickinson) 18:01.

Compuesta por Dickinson y dedicada a la desgracia del Zeppelin más grande de la historia, el R101, el llamado Titanic del aire que terminó en desgracia como ocurriera con el inmenso ferry. 

Comienza con Dickinson al piano, como lo oyes, acompañado del bajo de Harris. Luego entra un cello. Nuevos terrenos para IRON MAIDEN. El tema más largo de la historia de la banda con el texto más largo jamás escrito. Cuando empiezas a escuchar la canción, viene a tu mente si va a ser tan buena como When the Wild Wind Blows. Difícil superar al mejor tema de The Final Frontier. Y no, no lo consigue ni de lejos.

Es complicada, retorcida, con cambios que no sabes si llegan o no. Es definitivamente progresiva, aunque te metan por ahí alguna cabalgada típica con la esencia de IRON MAIDEN. Es más Rush o Purple setentero que lo habitual de la banda. Las orquestaciones aparecen de nuevo en plan bruto de fondo. A buen seguro que no será llevada al directo, sería una gran sorpresa y tendrían que colar muchos samplers, lo cual no me gusta en absoluto. Es una ida de pinza bastante “grosa” que dirían en Latinoamérica. No creo que sea un tema que vaya a escuchar mucho en el futuro. Tendrían que cambiar mucho mis gustos en el futuro para que se convirtiera en una de mis favoritas y ... no me veo cambiando a estas alturas. No soy el Fortu para dar un giro así.


Conclusión y valoración finales:

The Book of Souls no es el mejor disco de IRON MAIDEN, ni de lejos, pero tampoco el peor. Hay gente que opina que es el mejor desde Brave New World. No estoy de acuerdo tampoco. Pienso que el mejor desde su retorno en 1999 es A Matter of Life and Death, que lo siento bastante superior no sólo a The Book of Souls, también a Brave New World.

Sí, The Book of Souls no es el mejor disco de IRON MAIDEN, pero sí que creo que es superior a The Final FrontierAMOLAD y Dance of Death están por encima, eso seguro. Aunque bien es cierto que se viola un poco la que fue hasta ahora la línea, la trayectoria de la banda y se pierde gran parte de la esencia y de las premisas que les han convertido en el grupo más importante del heavy metal mundial.

Recoge detalles que te transportan a Powerslave, a Somewhere in Time, incluso a Seventh Son ... , pero no es ninguno de ellos. Es un buen disco, infinitamente superior a muchos de los que nos llegan hoy en día y a los que sobrevaloraremos sin duda alguna. Es un disco correcto, le pese a quien le pese, aunque quizás con más tiempo para escuchar sobre el sofá que de minutos apropiados para el directo. IRON MAIDEN se están convirtiendo en una banda de rock progresivo con el paso de los años. En el fondo hacen lo que les viene en gana. Se lo tienen ganado.

Olvídate de otro The Trooper, de otro Run to the Hills. Esos tiempos no volverán a los nuevos discos. Han cambiado y algunos no les gustará. A otros CASI nos dará igual. Los seguiremos disfrutando. Sí, los fans de IRON MAIDEN somos como los hinchas del fútbol. Nos gusta ser así.

He leído a algunos en las redes decir que es una mierda, es que no lo han ESCUCHADO. Repito ES-CU-CHA-DO. Si te lo pones de fondo mientras ves el baloncesto, evidentemente no te vas a enterar. Yo lo he escuchado en condiciones, con cariño, como se hacía con los discos de antaño, como ya no se hace. Hacía años que no escuchaba un álbum con tanto amor, acariciando la portada en cuanto lo tuve en mi poder y leyendo los textos.

En cuanto a la carpeta, no me gusta, demasiado sencilla. Los dibujos del interior son bastante mejores.  La edición del libro es una pasada y aunque no me convence el nuevo Eddie, sí que me gusta más que el del The Final Frontier. Aquel sí que quedó cutre.

El primero de los cd's me encanta. El segundo me parece muy flojo. Al primero le pondría cuatro estrellas, al segundo sólo dos. De ahí la puntuación final de tres. No es un mal disco, pero en el fondo falta la esencia que realmente les ha hecho grandes. Es como pedirte una Coca-Cola y que te sirvan Pepsi. No es lo mismo. Sea como fuere ...

UP THE IRONS!






© Diario de un Metalhead 2015.