miércoles, 9 de septiembre de 2015

BROTHERS TILL WE DIE: Blood. Death. Suffering. Pain. (2015- Autoeditado) Madrid.


By Sonia M.

BROTHERS TILL WE DIE vuelven a dar brea de la buena. Los majuelos de Madrid están haciendo las cosas que da gusto. Poco a poco, con cariño, con dedicación, con muchas horas y sacrificios. Y se nota. Se nota un huevo. En febrero os hablaba de WeWill Never Grow Up, y ya os podemos enseñar la continuación. "Blood.Death.Suffering.Pain", ep de tres temas nuevos más una curiosa versión de la que luego comentaré más.

Me dolió en el alma no poder verles en el RESURRECTION FEST de este año ya que tocaban los primeros y a esas horas yo había llegado al campamento del extenso viaje y me moría de calor montando la tienda. Anécdotas aparte, sé que tarde o temprano los veré porque no temen el moverse, ellos quieren tocar y tocar, y así van las cosas. Subiendo que da vértigo.

En este ep, lo que quizás quedaba por pulir en ese WeWill Never Grow Up queda explotado al máximo. Felipe descomunal al micro. Una bestia parda que lo flipas. Unos riffs acojonantes, unas melodías buenísimas. Los breaks del ep en general son pura delicia. Se han lucido sin duda en estos tres temas. ¡Acojonante! Se nota un salto sustancial entre el anterior y este ep. Miedo me da como va  a seguir la cosa. De verdad, que no me han mandado ningún jamón ni nada. Es lo que hay, os guste o no. Ea!


Molan un huevo. Batsu es un pepino de tema considerable, con esos parones que te rompen de arriba abajo para que lo des todo en el pit. Aquí los bailes son obligados. Da igual de que tipo. Bonebraker, como bien indica su nombre es un rompehuesos de quilates. En serio, estos BROTHERS son la ostia. Y llegamos a la frikada del ep, la versión del tema de una conocida artista.. Más por su culo que por otra cosa, del tema Anaconda. Ni que decir tiene que le da mil vueltas a la original. Metes guitarras y demás y sube todo como la espuma, que os voy a contar.

En definitva, ya con este ep los Brothers hacen justicia a su nombre como banda.

¡HERMANOS HASTA LA MUERTE! Y que siga la fiesta, que esto no paré. Os habéis salido, cabronazos.






© Diario de un Metalhead 2015.