viernes, 10 de julio de 2015

ROSY FINCH: Witchboro (2015- Discos Macarras) Alicante.


By Sonia M.

Hacía mucho tiempo que no volvía al sendero de Discos Macarras (1), pero todo tiene su explicación y es que de momento no me había llamado nada especialmente la atención. No como para aventurarme a desgranarlo en palabras para la web. Pero tarde o temprano volvería a caer en sus redes y ha sido con el último lanzamiento hasta el momento. Un pepino sonoro de una banda llamada ROSY FINCH, desde Alicante y con muchísimos caminos que recorrer. El trío esta compuesto por dos chicas y un chico. Úrsula, tema que abre este Witchboro, es una mezcla espacial, con sonido garajeros, pesados y lentos. Una voz suave, sutil por momentos desgarradora sin ser gutural. Muy natural y que te hace deslizarte por las melodías. Mireia Porto está de diez. El siguiente corte, Hyde Formula es un poco más diferente, más stoner directo.

La verdad es que corte a corte impresiona la versatilidad y la magia que desprenden los temas. Esas guitarras potentes y con gran personalidad de Mireia (HELA), esa batería imperante, marcando los ritmos como debe ser, por parte de Lluis. Y el bajo de Elena, acompañando al conjunto con gran maestría. Elena y Lluis también forman parte de la banda PYRAMIDAL.


Es curioso ver la mezcla de temas en castellano y en inglés que hacen, como en la enloquecida y rápida Miss Howls (una de mis favoritas), tema que se pega a la primera, muy movida y que incita a agitar la melenas en un buen remolino de gente sudando como loca. Uno de los temas más cortos que dan ganas de poner en replay constante. Con Sexkinesia ya nos dan un sopapo en toda la cara sin piedad, sobre todo con ese gutural "let me hear you screaming!!!".  Desgarrador. Will O´the Wisp, esencia Turbonegro con matices.

Y pasamos de la locura máxima a la paz, suave, vacilante de Polvo Zombi. Muy espacial y misteriosa. Y a partir de aquí experimentación en amplios tiempos, suaves melodías en Ligeia, un precioso tema de principio a fin que aumenta en intensidad para llegar al clímax final con elegancia. Mistress of all Evil sigue a Ligeia pero ya con la intensidad aumentada, en este caso exclusivamente en inglés.

Personalmente me gustan mucho las atmósferas que se montan en la segunda parte del disco, sobre todo a partir de Polvo Zombi, aunque la macarrería de la primera parte con es toque grunge sin piedad y hasta casi quizás un poco punk me parece sublime. Primera parte de locura y segunda de reflexión y evasión mental. Una joya más que encuentro en este sello que no puedo evitar enseñaros e invitaros a que escuchéis y descubráis.


Es como mágico ir viendo como en cada corte no se encasillan, si no que siguen un abanico de caminos que depende el momento les viene mejor en gana tirar para un lado que para otro. Una aventura bastante surrealista. Por momentos parece que estás en cualquier local underground de los 90, sudando y lanzándote desde el escenario, con la adrenalina disparada. En otros momentos parece que te encuentras en una cueva, en tu propio mundo, o en una galaxia muy lejana.
Podéis catarlo sin compasión desde su propio bandcamp, pinchando aquí.


(1) Nota de la redacción:
No hacía tanto tiempo. Sonia M. es una exagerada.

© Diario de un Metalhead 2015.

+ DISCOS MACARRAS aquí.