martes, 21 de julio de 2015

ANIVERSARIO DE CONTRASTES . Viveiro 16.07.2015. RESURRECTION FEST. Crónica y fotos. Part 1/3.


Texto: Sonia M.
Fotos: Unai Calleja & Resurrection Fest.

Queridos metalheads, aquí estamos un año más para contaros la mayor experiencia hasta el momento de festivales que una servidora ha vivido. Tercer RESURRECTION FEST, mucho por contar, bueno, cosas por mejorar, momentazos. El RESURRECTION FEST se ha convertido en el festival de metal más importante de la península, y bien lo confirman las mas de 50.000 personas que poblaron Viveiro y lo pisaron en esos cuatro días. Se lo han ido ganando a pulso año tras año, y esto no tiene pinta de parar. Variedad asegurada, caña obligada, no medias tintas. Una década de pasión que ha sido mítica este 2015. Sin más preámbulos, vamos allá.

Maleta. Lista. Acreditaciones, listas. Horarios, listos. A las 6 de la mañana del mismo jueves día 16 de Julio partimos de Pamplona hacía nuestra meca del verano, el RESURRECTION FEST. Junto a unos buenos amigos nos "pateamos" todo el norte y para la una y media andábamos ya por el camping al lado del puerto. Puestas las tiendas, al lio. A por las pulseras, que la música en directo esperaba, y ya había muchas ganas.

SOULFLY. Foto: Jaime García. Cortesía de RESURRECTION FEST.

Ya dentro observamos que el recinto era similar al del año pasado sólo que se había aprovechado mejor el espacio. La carpa la habían puesto mirando para el otro lado, quedando libre la parte que se unía al circle meal y se había incluido al final de los puestos unos baños y otros dos o tres puestos de comida. 

Antes de pasar a la zona verde, separada este año con unos arcos, encontrábamos el área de deportes extremos con la zona de skate y la de trial con un trailer bien majo de la bebida energética que todos conocéis. Ya dentro del "campo de futbol" la distribución de todo era prácticamente como el año pasado. 

Metiéndonos en harina mi particular aventura conciertil comenzó en la carpa, que como os decía habían cambiado al ponerla al revés como hace dos años, dejando mucho más espacio libre, y pegándola todo lo posible al límite con la carretera con lo cual cabía mucha más gente en laterales y así. Los primeros que vi fue a NASTY. A primera hora sentaron muy bien y ya se comenzaron a ver el violent dance a saco, exagerado. Quizás hasta demasiado. La conexión con la audiencia fue estupenda y gustaron.

Desde primera hora la afluencia de público era mayor que en anteriores ediciones, y se comenzaba a ver la fauna tan particular del festival. Yo me lo paso siempre pipa mirando la gente que hay, las camisetas que llevan, y todos esos detalles. 

APHONIC

Los siguientes fueron APHONNIC que tuvieron el placer de tocar en el escenario principal. A mi esta banda me encanta, pero en directo no les acabé de pillar el gusto del todo. También hay que decir que pegaba una solana de impresión, que causó más de un estrago el fin de semana con gente quemada. Creo que el Main Stage se les quedó grande.

LANDSCAPES eran los siguientes en la carpa. Sustitutos de última hora por las caídas de las bandas los ingleses dieron un digno concierto que me gustó bastante. Tranquilotes y reflexivos, llorones como los llaman algunos a este género, el melodic hardcore. Shaun, su cantante me encantó.
Vuelta al Main, con HEART OF A COWARD, banda que esperaba con muchas ganas pero que ni por asomo imaginé que me llegaran a flipar tanto. Impresionante sonido. Brutales, montaron buenos pits. Esa mezcla Meshuggah + djent + metalcore, me dejó encantadísima. Como curiosidad decir que su cantante Jamie Graham estuvo anteriormente en Sylosis.

HEART OF A COWARD

THE ALGORITHM, grata sorpresa de última hora para la que esto escribe dieron un grato espectáculo en el Chaos Stage con el sol abrasando. Su particular fusión de electrónica y sonido djent hizo las delicias y sorprendió a propios y extraños. Remi, todo un personaje con la maquinita y enfundado de vez en cuando con la guitarra (se le rompió hasta una cuerda). Estos franceses lo hubiesen petado a la noche, estoy segura. 

Tras esto tocó un poco de descanso mirando los puestos y echándole el ojo a alguna cosa interesante. Tenías de todo, discos, vinilos, ropa de todo tipo. Puestos especializados y demás. También se agradeció mucho la sombra, que de verdad no sabéis como pegaba el sol, un infierno era eso.

SUICIDE SILENCE. Foto: Jaime García. Cortesía de RESURRECTION FEST.

BETRAYING THE MARTYRS fueron los siguientes. Estos franceses me dejaron bastante fría. Un sonido bastante saturado y unas canciones que se me parecieron muy similares entre sí. SOULFLY vinieron a arreglar el desaguisado que me hicieron hace unos años cuando tocaron en la Totem de Pamplona. Su actuación era mi momento de cenar pero fue escuchar el primer tema, el siguiente, el de más allá que acabé viéndolos al completo y gozándola exagerado. Eso sí, una primera hora impecable, apasionante. La segunda parte que se la queden porque entre tanto "jump, jump" "oe , oe, oe" y etc, una rallada. Como curiosidad comentar que la banda ya es casi la familia de Max al completo, ya que al bajo y a la batería tiene a sus hijos, eso sí la guitarra es de Rizzo, y que siga así.

SUICIDE SILENCE fueron un pepinazo sonoro en el Chaos Stage. Público muy entregado sobre todo en las primeras filas. Me gustaron mucho. No me gusta para ponérmelos en disco pero en directo me convencieron y Eddie no estuvo nada mal aunque creo que en algún registro va algo forzado. Hubo también recuerdo a Mitch, obviamente y subieron al escenario a los niños de Resurrection Kids.

REFUSED. Foto: Rubén Navarro. Cortesía de RESURRECTION FEST.

A REFUSED los vi agusto cenando, muy interesantes y se dieron un señor concierto. Me sorprendieron gratamente la verdad. Muy anárquicos y particulares. Un puntazo COMEBACK KID petaron literalmente la carpa, el Ritual Stage lo dio todo con estos canadienses que estuvieron sublimes. Toda la carpa coreando sus temas, unos pits y violent dance de impresión. Muy guapo. Conexión banda y público 200%. 

BLACK LABEL SOCIETY petaron el Main a continuación. Un sonido acojonante de lo bueno que era y potentorro. Me gustaron mucho pero me sobró  el solo de guitarra de Zakk, pero porque fue eterno básicamente. Me aburrí en esa parte soberanamente.El resto de 10.

BLACK LABEL SOCIETY. Foto: Javier Bragado. Cortesía de RESURRECTION FEST.

GAMA BOMB, otra de las sorpresas del día. Como me gustaron estos irlandeses. A pesar de las horas ya, fueron apasionantes. Divertidos hasta decir basta, Philly su cantante me encantó. Que carisma y que saber estar. Estos mozos son unos Overkill speedmetalizados. Y aunque los temas acababan pareciéndose unos entre otros eso dio como que igual, fueron brutales.

Y cerramos la extensa y agotadora jornada con los navarros BERRI TXARRAK aunque no los vimos al completo porque el cuerpo no daba para más. Los tuvimos que abandonar cuando estaban dando un señor concierto en el Main bien de gente. 

TO BE CONTINUED!!!

© Diario de un Metalhead 2015.

+ entradas sobre el RESURRECTION FEST aquí.