martes, 12 de mayo de 2015

VOLVEREMOS. 08.05.2015. Oviedo. OTERO BRUTAL FEST. Crónica y fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Sergio Blanco.

No puedo hacer una crónica al uso del OTERO BRUTAL FEST. Imposible hacerlo cuando de las catorce bandas que componían el cartel apenas iba a poder disfrutar en todo su esplendor del directo de tres de ellas. Y es que el OTERO BRUTAL FEST comenzó ya de viernes, pero algunos tenemos que trabajar y cuando quisimos llegar a la Sir Laurens ya estaban terminando SOLDIER, tercera de las seis bandas de la primera jornada.




No sé como les iría el sábado, no pude acudir, hubo curro, pero sin duda el viernes fue todo un éxito. El ambiente vivido fue espectacular, pero no es de extrañar. Hay festivales que se las tildan de grandes y parecen haber hecho el cartel con el paint y pasan diez años y siguen igual. El OTERO BRUTAL FEST da la imagen de profesionalidad desde el diseño del cartel y del merchan, con poco o nada que envidiar al de los más grandes. Enorme el trabajo en ese sentido tanto de imagen como de pegada de carteles y de organización. ¡Muero de la envidia!


SOLDIER interpretaban Revolt cuando logramos acercarnos al escenario y ofrecían una magnífica sorpresa para terminar. Y es que los de Oviedo cerraron su actuación con el Cowboys From Hell de Pantera pero acompañados al micro de Juli Baz de CRISIX, Pla Vinseiro de MUTANT SQUAD y Humberto Pol de TRALLERY. Fue la primera de las demostraciones del buen ambiente que se viviría a lo largo de toda la jornada.


TRALLERY fueron los siguientes en subir. A estas alturas cualquiera que escuche thrash en este país los tiene que conocer. Desde luego en Oviedo quedó bien demostrado que ya no sólo eso, si no que tienen auténticos fans.


La gente se sabía las canciones y en el pit se montó muy gorda. Entre los temas de Catalepsy intercalaron Creeping Death. Quizás la incluyan en el repertorio para caldear el ambiente en algunos lugares. Aquí no hacía falta, y el cover no calentó especialmente el ambiente con respecto a sus temas propios. Es más, creo que con temazos como In the Wings of the Night o White Shadow, por citar algunas , la locura en el pit fue aún mayor. Estar abajo empezó a ponerse peligroso. La intensidad en el pogo fue mayúscula. 


MUTANT SQUAD eran los siguientes. Regresaban al OTERO BRUTAL FEST como asignatura pendiente. El año pasado apenas pudieron tocar cuatro cortes por el desajuste en los horarios. Esta vez no iba a ocurrir lo mismo y el Crew del festival se puso las pilas y fue especialmente cuidadoso en no repetir errores. Como compensación por la afrenta sufrida el pasado año, un puesto en el cartel envidiable, aunque, sinceramente, creo que no les vino bien. Tocar entre TRALLERY y CRISIX es jodido para cualquiera.


Los gallegos soltaron sus habituales temas con especial respuesta de público para Remember, aunque abajo el ambiente estuvo lejos de ser el mismo que con TRALLERY. De todas formas tuvieron un final sonado, pues acabaron con Refuse/Resist con precisamente TRALLERY y Phil de SOLDIER arriba del escenario con ellos en modo de improvisada jam. Es complicado ver tales espectáculos en conciertos con bandas de otros estilos. El thrash te acaba hermanando, es especial. Siempre fue así y no creo que cambie nunca.


CRISIX retornaban a su segunda casa, tal y como afirmaba su vocalista Juli Baz en su speech. Era la sexta visita a Asturias, pero la primera a la capital. La banda iba a alucinar con la respuesta del público, muy diferente a la de anteriores ocasiones, sobre todo justo a la anterior en la Acapulco de Gijón donde casi no consiguieron que la mayoría de la gente sacara las manos de los bolsillos en el peor de los nueve conciertos que les he visto.  Esta vez iba a ser muy distinto.


La energía que disparan desde el escenario hacia fuera es difícil de explicar si no se vive con la intensidad con la que la inmensa mayoría de los presentes vivimos el pasado viernes. El virtuosismo pasa a un segundo plano y se sacrifica en virtud de explotar la fiesta. Me encanta ese sonido sucio que extraen, barrilero, casi punk. Es thrash y así debe ser. Transmiten lo mismo que gente de la Old School como Warrant (los alemanes) o Whiplash proyectaban en su época y si quieres ejecución perfecta vete a ver a Dream Theater o a Toundra. Aquí hemos venido a empujarnos, a vivir el thrash como siempre debería ser. Pogos, círculos, mucha violencia sin falta de poses de karate y por supuesto Football of Death. Esto no es la puta ópera.


Temas de The Menace y de Rise Then Rest se reparten por su repertorio entre sorpresas más que agradables. Hubo medley e intercambio de instrumentos, como es habitual en sus conciertos, pero en esta ocasión me gustó más que nunca. Y es que Busi, Ramis y Requena tomaron un micro cada uno para con el vocalista Juli en la batería y el batería Javi en la guitarra, interpretar el mítico I'm the Man de Anthrax que pareció pillar con el pie cambiado a la audiencia. Desde luego los más jóvenes no parecían conocerla. La otra gran sorpresa de la noche vino cuando tocaron el himno Iron Maiden que dedicaron a este humilde redactor. Orgásmico. Sí, soy muy fan desde la maqueta, desde antes de ganar la Metal Battle y hoy en día presumo de tenerlos como amigos. No voy a pedir perdón por ello. Estuvieron enormes y punto. El que no lo vea así es que evidentemente no viaja en mi mismo barco.

Gracias al respeto a los horarios, la fiesta no terminó tarde. Genial, pues a algunos nos tocaba madrugar otra vez el sábado.

Enhorabuena al Crew del OTERO BRUTAL FEST por la exquisita dedicación con la que afrontaron esta edición, trabajando de forma profesional sin tener la suerte de serlo. Y por supuesto gracias por una noche imborrable y por el cariño con el que nos recibieron. Que sea por muchos años y que yo lo vea para promocionarlo lo mejor posible y contarlo siempre, aunque sea en formato reducido como en esta ocasión. 

Thanks a todas las bandas y a la gente de la organización. Fue una preciosa jornada de hermanamiento.
Special Thanks a Crisix por la enorme dedicatoria. Inolvidable.

OTERO CREW, SOIS ENORMES! ESPERO QUE HAYA MAS, PORQUE ... VOLVEREMOS!

© Diario de un Metalhead 2015.

+ sobre el OTERO BRUTAL FEST aquí.