domingo, 5 de abril de 2015

PERIPHERY: Juggernaut Alpha & Omega (2015- Century Media).


By Sonia M.

O los adoras o echas pestes sobre ellos. PERIPHERY han sabido destacar y llamar la atención y lo que no se les puede echar en cara es su originalidad y sus ganas de innovar e intentar ir más allá con sus composiciones sin caer en las repeticiones.

Llevaban gestando este doble trabajo hace ya mucho tiempo y no se decidían a lanzarlo. Juggernaut: Alpha & Omega ya está aquí y he de confesar que lo pillé con cierto miedo, y es que a mi PERIPHERY me encantan. Así que me lo he tomado con calma, he disfrutado del camino y tras haberle dado más vueltas de las que actualmente pueda uno detenerse en cualquier trabajo, procedo a comentaros lo que me parece. He querido darle mucha tralla para llegar a ver si merece la pena, si aquí hay algo gordo o ha sido una ida de olla.


Alpha es increíble. Tiene subidas y bajadas de intensidad, pero nunca de nivel. Guitarras engrasadas al máximo donde se centran más en transmitir que en, como dice Larry "mira todo lo que se hacer". Desde la suave A Black Minute que subirá poco a poco, pasando por MK Ultra mostrándonos la faceta destructora de los americanos con un final jazzero . Preciosa Heavy Heart con un estribillo endiablado que se pega como el demonio. Atención a la subida final de notas de Misha, parece sacado del Final Fantasy VII. ¡Qué belleza! Amor infinito. Sotelo en el registro melódico me pierde, es como un cantante de pop de esos que tienes que aceptar que lo hacen de narices.

Las canciones se unen una tras otra creando una atmósfera única. Los interludios como The Event o Four Lights muestran la gran madurez en el aspecto compositivo de esta gente, el primero más suave y el segundo más grave y destructor. Sin darte cuenta ya te han cascado casi el Alpha entero, pero aún quedan pepinos como Rainbow Gravity (Sotelo, el Oscar es para tí) o la lechuguera Psychosphere (Meshuggah estuvo aquí)  con la que cierran la primera entrega.

Omega empieza con la misma lírica que Alpha pero más suave, y se encrudece un poco con The Bad Thing que no la vería con los mismos ojos después de Alpha. Teniendo a Alpha. detrás, este es uno de los mejores temas de esta segunda entrega. Spencer, ¿te he dicho ya que me lleves contigo? Priestess es de las más bellas en cuanto a melodías y suavidad instrumental/vocal.  Y mantendrá un buen nivel (siempre con el respaldo dado por Alpha sigo recordándolo) con Graveless (final acojonante, buenísimo es poco) o Hell Below, con un cabreo de tres pares de narices que cierran con un momento videojuego total, decisión ¿continuar partida? ¡Te han matado chaval!

Sin embargo la manera de cerrar con dos temas bastante largos como Omega (aunque el final es espectacular, rememorando al tema Alpha de la entrega anterior) y Stranger Things no me convencen mucho. Se me hacen demasiado largos para cerrar.


Una primera parte increíble. De principio a fin. Y una segunda que no se ve igual sin la primera y que perdería esencia y garra sin su hermana. Tienen que coexistir juntas aunque la primera podría independizarse sin problemas.  Las dos juntas se ven como algo gordo y con personalidad. Y aunque me quedo con Alpha, también Omega tiene cositas que no quiero dejar de lado. Eso sí, en un álbum único la cosa tampoco habría quedado mal.

PERIPHERY son un grupo diferente, difícil de clasificar y que nada en muchas corrientes. Demasiado modernos quizás para aquellos a los que apasione el metal progresivo de toda la vida o demasiado enrevesados y dispersos para los más modernos. Vamos, no hay un punto medio. Así que, ¡déjate llevar por esta locura!





© Diario de un Metalhead 2015

+ de PERIPHERY aquí
+ PROG aquí
+ Discos de CENTURY MEDIA aquí