miércoles, 8 de abril de 2015

MAGIA en Burela 04.04.2015. AVERSION FEST. Crónica y Fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Emi Guerrero.

Siempre que acudo un festival del tipo del AVERSION FEST me planteo la cuestión de cómo enfocar luego la narración de lo acontecido. Y es que no sé si es mejor ponerte a hablar como un loco de si las bandas tocaron este tema o aquel otro o simplemente contar cómo lo viviste en primera persona, qué te aportó y cómo estaba organizado. Así que según me plazca lo cuento de una manera u otra, dejándome llevar por lo que me dicte el corazón y sin darle demasiadas vueltas a la cabeza, aunque me gusta tirar más de emociones que de contar que cantaron ésta o la otra, que al fin y al cabo es lo que hace todo el mundo y al final son crónicas de conciertos pero no te enteras de si en el festival había ni siquiera ni dónde dormir.

Acudimos a Burela con ilusión. Sabíamos del buen hacer de una gente que ya va por la quinta edición, conocíamos la preciosidad del entorno en el que nos íbamos a encontrar y también nos atraía por supuesto el saber la gran cantidad de caras conocidas y de amigos con los que nos íbamos a reencontrar. Así que la cita era obligada, y si bien no pudimos acudir los dos días, al menos el sábado teníamos que estar.


Antes de llegar al recinto ya nos encontramos con la buena gente de Vigo. Esa Uxía que se hizo famosa hace unas semanas cuando nos chivaron que lucía la camiseta del Diario haciendo la compra y al amigo Xoel, el elemento que nada más llegar a Wacken el pasado año gritó a voces "ese Larry Runner". Muy grandes. Encontrarnos con ellos hizo que la subida de la enorme cuesta que llevaba al recinto se hiciera un poco más corta. También encontramos por el camino a David de DREDD, al que no veíamos desde la Final de la W:O:A Metal Battle, la auténtica, la de siempre. Aquella final "de los cojos" (tanto él como la valenciana Steffi lo estaban aquella noche) en la que el triunfo estuvo entre los de Ponferrada y los ganadores finales [IN MUTE]. Ellos dos no dieron una sola opción al resto de grupos. Así que ya antes de llegar a la puerta nos vimos envueltos entre besos y abrazos. Es estupendo sentirse querido en casa, pero que fuera de Asturias te acojan con tanto cariño también es una sensación difícil de expresar con palabras.

Ya en las taquillas, nuestros nombres no aparecían en las lista, pero al igual que se hace en los grandes eventos, el problema se resolvió en menos que canta un gallo. Y es que en todo momento observamos la buena predisposición de los currantes del AVERSION FEST para hacerte sentir como en casa. Allí a la entrada, en un cuartillo estaba Santi Ritter de Rock Galicia, escarabajeando en la piel de todo aquel valiente que se atreviera. Dicen que los gallegos están locos, no veas los uruguayos! Un saludo para él y para Agustín también, que en esos momentos tiraba de bidón de cerveza como un campeón para que otros lo disfrutáramos.


Una vez en el recinto, con la pulsera en la muñeca, llegaba el "problema" del día. Tres palos de cerveza a escoger. Tres cervezas de importación y con las cañas a 1,50.-€. Peligro!. Sí, los gallegos están locos. ¿Y ahora que hacemos? Pues las probamos todas y luego decidimos, tampoco son tantas, cualquiera es capaz de hacer un “esfuerzo”. Así que antes de que DARK CODE, primera banda de la noche, saltara a escena, ya habíamos decidido cual iba a ser nuestra bebida oficial de la noche.

La carpa de conciertos no era muy grande, aunque sí lo suficiente. Desgraciadamente la tenían demasiado abierta, lo cual provocó que el frío se hiciera intenso con el paso de las horas, ya que el aire soplaba con fuerza. El escenario era enorme y en el fondo lucían las letras con el nombre del festival. 

La zona de acampada no estaba demasiado alejada, apenas a un par de minutos de la zona de conciertos. El lugar para la acampada era un acogedor polideportivo cuyos vestuarios estaban a disposición de todos. También allí había servicio de bar. No suelo ser campista, y menos habiendo oferta de alojamientos baratos donde dormir como había en Burela a pesar de ser Temporada Alta. Pero pocas veces he visto un sitio mejor para pasar una noche tras una larga jornada de fiesta. Me pareció una estupenda idea.


DARK CODE dieron comienzo a la fiesta, algo que visto desde fuera no nos pareció muy lógico, y es que lo único que no me gustaba de la noche era el orden de las bandas, aunque viéndolo a posteriori tampoco estuvo demasiado desacertado. Los vascos llegaron para presentar los temazos de Delineate, su fantástico segundo disco, y a fe que los temas nuevos suenan como cañonazos también en vivo. Gustaron, aunque creo que siguen siendo demasiado fríos y distantes con el público. Llegan, sueltan su descarga y lo hace bien, pero deberían buscar acercarse más a la audiencia y ser lo cercanos que son luego fuera del escenario. Fantásticos como siempre, recogieron elogios, sobre todo Mikel Gómez, su batería. Pocas veces he oído hablar tan bien de un músicos al acabar un concierto y más gorda aún, oir hablar bien de él a otros baterías enormes.


Los hardcoretas portugueses CHALLENGE fueron los siguientes. Tupa tupa a tope que hizo que muchos abandonaran la carpa, aunque luego la gente se volvió a ir acoplando con el paso de los minutos. Su vocalista se esforzó en hablar en castellano, algo muy de agradecer. Ya quisiéramos nosotros expresarnos en portugués como él lo hizo en nuestro idioma. Enorme actitud, muy buenos, y como siempre que veo a un banda portuguesa, creo que vivimos demasiado de espaldas a nuestros vecinos, salvo en Galicia. No debería ser así, todos saldríamos ganando. Sobre todo a este lado de la frontera.


AGAINST THE WAVES eran los siguientes en escena. Poco o nada tiene que ver  su rollo con el heavy metal. La tecnología juega un papel esencial en el sonido de los ganadores de la Resurrection Band Contest 2013. Demasiado importante diría yo. Una mesa con un un Mac presidía el centro del escenario, algo que está lejos de lo acostumbrado. Normalmente teclados y similares se hacen a un lado para dar protagonismo a guitarras y bajo, lo realmente esencial en el metal. No en el caso de los madrileños, lo cual les pone en un compromiso. Y es que cuando el ordenador se paró, el show también lo hizo, algo que no ocurre nunca con otros instrumentos y que levantó la sospecha entre muchos de los asistentes de qué parte estábamos escuchando que fuera real y cuál era la parte sampleada. De todas formas, sobre gustos no hay nada escrito y sonaron bien. Si logran la próxima vez que el ordenador les juegue una de esas, seguir sin él, habrán ganado mucho.


[IN MUTE] eran el primer plato fuerte real de la noche. No entendí qué hacía en el cartel por debajo de unos tales NAO hasta que vi a los siguientes saltar a escena y me callé la boca. Luego cuento el porqué. Lo valencianos salieron a muerte, a caldear el ambiente como fuese y con algunos de nosotros lo consiguieron, aunque en mi caso no era difícil. PJ y Pedro saltaron ataviados con camisetas de Diario de un Metalhead, y eso ya hace que te encuentres viéndolos más que a gusto, evidentemente.


Steffi lucía la rodillera azul que ya forma parte de su look, y es que desgraciadamente su pierna sigue estando lejos de estar bien, y el armazón sigue pegado a ella, siendo casi tan indispensable para poder ejecutar su show como el micro. Repertorio habitual y felicitación de cumpleaños espectacular para el que esto escribe. Otro momento especial de la noche para un servidor que hasta ese momento no había parado de recibir saludos, agradecimientos y felicitaciones por la web y el programa de radio (salvamos que el alcohol no nos había afectado más de la cuenta. Logramos reprimir la lágrima). Una web que por cierto, días antes batía su récord de visitas una vez más y un programa de radio cuyo podcast se colocaba en el top-20 de Ivoox en la categoría rock entrevistando a una banda novel como Bloody Brotherhood, sin falta de espectaculares quedadas con formaciones mainstream. Apoyando a los que empiezan, que son los que más lo necesitan.


Detrás llegaban NAO, una banda de la que ni me sonaba el nombre y de ahí mi extrañeza al verlos tan arriba en el cartel. Zas! A callar! Enormes! Cantan en gallego y entre eso y la mezcla perfecta que hacen entre heavy y rock urbano, es normal que enganchen a cantidad de gente. Perplejo me quedé viendo la entrega del público en el que fue el momento más álgido de la noche. Todo el mundo cantando y los que éramos de fuera y no les conocíamos, fliplando, pero allí presentes disfrutando del espectáculo. Muy grandes y una pena que fuera de allí no se hayan hecho notar. Quizás su discurso político en estos tiempos de recorte de libertades tampoco ayude. Agradable sorpresa.

TWENTY FIGHTERS son de Viveiro, capital de metal norteño. Eran la segunda banda de hardcore del día, sin duda hubiese sido mejor para ellos haber actuado el día anterior como lo habría sido para CHALLENGE. Apenas vi un poco de su actuación, pues el hambre apremiaba y como suele suceder en estos casos, en algún momento hay que reponer fuerzas, y de perderme a uno, que fuera una banda de hardcore, que es menos de lo mío. Espero me perdonen por ello. En cuanto a lo de reponer fuerzas, me pedí unas brochetas de pollo y bacon allí mismo que estaban exquisitas. Pocas veces he cenado tan bien en un festival. Además la chica que nos atendió fue encantadora. Infinita su paciencia con algunos elementos en el lugar y muchas risas. Ver a un metalhead gallego borracho explicar que si vas a una batalla no te lleves un hacha con mango de madera por si se te rompe es todo un espectáculo.


VITA IMANA cerraban la fiesta festivalera. Parecía que nadie quería irse de allí. La carpa, al igual que pasó con el resto de bandas, no les hizo ningún favor. El sonido no me pareció el óptimo en ningún momento de la jornada, aunque en ese aspecto me quedo con el disfrutado durante las actuaciones de [IN MUTE] y de precisamente VITA IMANA. Bueno, citaría a NAO también, pero es que su estilo no era tan agresivo como el del resto de participantes de la noche. VITA IMANA en su línea, dejándose todo en el escenario. Su estilo podrá gustarte más o menos, pero una cosa está clara, se entregan siempre en cada actuación y eso sus fans lo saben premiar con entrega y dándose de empujones si hace falta. Como diría mi amiga Catherine: bien, correcto.


El cansancio hacía mella, pero sobre todo el frío que congelaba ya mis pies. La jornada había sido realmente espectacular, pero tocaba a su fin. Odio las despedidas, sobre todo si son de gente a la que quieres y que por culpa de la distancia la ves muy de vez en cuando. Así que sólo lo hicimos de unos pocos con los que estábamos en ese momento. A los que no les dijimos nada, les mandamos un abrazo enorme desde aquí. Todos ellos saben quien son y lo que se les aprecia. No es dar la espantada, es evitar lágrimas.

A la gente del AVERSION FEST, darles las gracias de corazón por permitirnos acudir a su enorme fiesta y felicitarles por sacar adelante una nueva edición. Un saludo especial a Lorenzo, al que siempre veíamos liado y no quisimos molestar, pues no nos gusta interrumpir a la gente y menos cuando se pasa un festival con carpeta y bolígrafo en mano. No le pudimos ver luego al marchar, pero que sepa que le estamos muy agradecidos. 

Gracias infinitas a toda la gente de la organización y por supuesto a [IN MUTE] por todos los detalles que siempre tienen con nosotros. Por muchos años, AVERSION FEST! Volveremos!

© Diario de un Metalhead 2015.