lunes, 23 de febrero de 2015

SPARZANZA: Circle (2014- Spinefarm Records) Suecia.


Hace más de un año ya que os hablé del anterior trabajo de los suecos SPARZANZA, aquel Death is certain, Life is not y ya tenemos sucesor, Circle. De nuevo 11 cortes, 10 más la intro. En este nuevo trabajo seguimos con los ingredientes que descubrí en su anterior obra, riffs pesados, un sentimiento muy profundo por las melodías y sobre todo una voz que engrandece a todo el conjunto como es la de Fredrik. Pero quizás noto algo diferente en este álbum respecto al anterior y puede que sea la estabilidad en los temas, ciñéndose a una estructura, siendo muy concisos. 

La verdad que el disco es estupendo, muy "delicatesen" por momentos. Seguimos con el registro puntual de Fredrik en el tono más agresivo, algo de lo que nos brinda breves pinceladas en algunos temas y donde vemos que se desenvuelve tan bien como lo hace en el melódico. Elegancia sueca saturando los poros. Otro detalle muy importante es la producción, que sigue siendo de diez. Suena envolvente, definido y no satura ningún instrumento por encima de otro aunque irremediablemente la voz de Fredrik, (si, voy a ser pesada pero es lo que es), destaca por encima del resto.


Quizás les note aquí más maduros, como decía, más definidos y centrados en los temas. Por ejemplo Breathe tiene todos los ingredientes de hit en el sentido de que no desentonaría sonando en cualquier emisora y Black también. El estribillo es killer al completo, muy parecido a un temita de BON JOVI, os dejo a vosotros que lo descubráis, aunque es solo un poquito.

elegancia

Pero no ocurriría lo mismo con temarracos como Enemy of my enemy o Death don´t spare no lives, donde los riffs son a saco y se les nota la vena más macarra. Encontramos también temas más tranquilos y reflexivos como Into the unknown o la intimista As I go away ambas preciosas donde SPARZANZA nos muestran que además de darle cera al asunto saben frenar y ponerse melosos. Destaco de esta última la intro de la canción, una letra muy sentida: "Aquí es donde solíamos jugar. No había pena en nuestros corazones,. El sonido del ayer retumba fuerte como una batería. Se siente como otra vida..."


La verdad que en este tipo de discos si nos faltara la balada o el tema más pausado lo echaríamos en falta, como algo necesario. Una pizca de mala leche, unos menos acelerados, medios tiempos y ya baladas en toda regla. Ingredientes perfectos. 

Concisos en los casi 40 minutos de disco, me han gustado mucho más que en el disco anterior. Y quizás debería hacer como ellos en la contraportada del disco, sentarme relajadamente con una copa en mano, traje con corbata también y darle al play. Gracias a Lestrato Rock por hacérnoslo llegar. 

Mañana comienzan su tour de seis fechas en Cartagena.








© Diario de un Metalhead 2015.