lunes, 12 de enero de 2015

WILL CAUTIVA Y EL EBM SE DIFUMINA. Erandio 07.12.2014. COMBICHRIST + WILLIAM CONTROL. Crónica y fotos.


Texto: Sonia M.
Fotos: Unai Calleja

Por fin llegó el día en que vi sobre las tablas a COMBICHRIST , y eso aconteció el 7 de diciembre en la Sala Sonora de Erandio. Como invitados venían los americanos WILLIAM CONTROL, de los cuales había escuchado alguna canción por youtube pero no había acabado de convencerme. Cual fue mi sorpresa al disfrutar de una manera increíble su actuación de unos 40 minutos de duración. También hay que decir que la puesta en escena ayudó muchísimo y es que de primeras se subieron al escenario y ya de golpe se me fue la vista a William el frontman de la banda, con ese traje elegante, como un mafioso y sobre todo la sorprendente tranquilidad y hasta quizás pachorra en los que iba a acontecer, con su cigarro encendido , fumando y con su copa.

WILLIAM CONTROL

Y estalló la música y con eso su vocalista William no paró de moverse y brindarnos un show muy divertido, que llegó al punto álgido cuando se intentó subir a hombros de un hombre muy entregado en las primeras filas y casi acaba peor la cosa, ya que se cayeron ambos al suelo. Unas risas y un amor durante y post show que nos sacó a los presentes más de una sonrisa en aquel domingo.

Cuarteto que me dio la sensación de muchísima elegancia, tanto al vestir, sobre todo por William, como con su música. Por momentos muy Depeche Mode, cierto toque a The Cure, onda synth pop y cosas así. Una sensación de estar viviendo un show único y electrizante. Buscando por ahí se les define como dark wave, synthpop y electrónica, claro. Un poco de todo pero siempre con una elegancia y un aura especial que en la Sonora se hizo aún más latente. Sonido muy bueno y un William que no se ahorcó con el cable del micro, o a su bajista de tantas vueltas que le daba en el aire. Todo un espectáculo que afortunadamente no terminó de manera trágica.

WILLIAM CONTROL

Y aunque iba a ver que tal lo hacían, con un voto de confianza aunque lo que haya escuchado antes no me haya gustado, hasta que no veo a la banda en directo no doy por zanjada mi opinion, y WILLIAM CONTROL me ganaron de principio a fin. De hecho ahora escucho canciones suyas con otra perspectiva, y son realmente adictivas. Benditos directos, si salen bien, obviamente. Beautiful Loser, Adore o Strangers me encantaron. Apuntados en mi lista de admitidos.

Y tras este primer plato exquisito tocaba el plato fuerte, mis amados COMBICHRIST. He de decir que les tenia unas ganas terribles. Llevo años queriendo verles y por esto o por lo otro nunca ha podido ser. Pero ya era hora. Su puesta en escena fue directa, sin compasión, desde la larga intro hasta el final. Sin embargo, no acabé de entrar del todo en el concierto, quizás porque me esperaba los temas de otra forma. Con banda ha ganado mucho en directo, y los temas actuales suenan estupendos, pero los clásicos de siempre con esta nueva adaptación no acaban de convencerme.

COMBICHRIST

Sí que hubo algunos que con el nuevo lavado de cara sonaron genial, pero otros no acaban de encajarme. Temazos como Electrohead, What the fuck is wrong with you o Blut Royale no me sonaron como esperaba, por hacerlos ya en versión banda, mucho más metalizado (que tampoco está mal) pero perdiendo mucho esa esencia pura de EBM que tanto les caracteriza. Sin embargo, temas nuevos como Love is a Razorblade, Maggots at the Party o la lenta The Devil in Me (donde Andy se explaya de una manera increíble) sonaron perfectas.

Así que sin duda me quedé un poco a medias. Contenta de verlos (aunque fue excesivamente corto, a penas hora y cuarto)  de disfrutar de temazos en directo (me faltó sobre todo Sent to Destroy entre otros muchos) pero no en su esencia más pura y machacona, y sí en una más metalizada. Con ello quiero decir que poco a poco se va perdiendo esa esencia y aunque en los temas actuales suene muy bien, la adaptación de los grandes clásicos no acaba de gustarme.

No fue como yo lo imaginé, en muchos sentidos pero me llevo una grata experiencia y ya por lo menos me he quitado esa espina del mal. Eso si, ojalá los hubiese podido ver en su momento más EBM a saco.

© Diario de un Metalhead 2015.

Otros eventos de Txalupa Concerts aquí
Web del Promotor aquí