martes, 27 de enero de 2015

AD HOC: Génesis (2014- Autoeditado). Galicia.


By Sonia M.

A Coruña nos brinda una grata sorpresa con la inminente aparición de AD HOC, joven formación de metal moderno. Se presentan al mundo con este escueto pero contundente Génesis, una bonita carta de presentación tanto en lo musical como en el diseño del libreto, muy simple pero efectivo a su vez, contando simplemente con el propio libreto donde encontraremos la galleta para el disco. Todo muy simple pero como digo, muy atractivo. La portada con ese fondo grisáceo y un reloj donde el nombre de la banda está en el medio me ha parecido muy curiosa. 

Sin conocer absolutamente nada de la formación me enchufo este Génesis. Y mi sorpresa comienza con Aim and shoot. Parecen buenos, suenan de narices y la dupla de voz gutural y melódica no desentona para nada. Esto va ganando enteros conforme avanzan los minutos. Melodías dobladas por parte de Arturo a la guitarra que, no sé como defenderá en directo pero sin duda en este disco suena sublime, y su trabajo a lo largo de los cinco cortes destaca mucho. La verdad es que los cuatro están cojonudos. David a la voz, Jaime al bajo y coros, Arturo a la guitarra y también coros y Anxo marcando la batuta a la batería. 

Me van enganchando y engatusando sin apenas esfuerzo. No suena a algo nuevo pero tiene algo que me atrapa, un toque personal. Algo que te hace decantarte por el sí casi inmediatamente en vez del "puede". Y escuchándoles me los imagino cerca de la treintena, ya con cierta experiencia quizás, no sé porque. Y nada más lejos de la realidad, son unos pipiolos. Investigando descubro que todos los miembros han estado en otras bandas o siguen en ellas y comienzo a comprender porque suena todo tan bien. Aquí hay buen material y sobre todo mucha experiencia. 

La voz gutural por parte de David suena compacta, no demasiado engorilada y ajustada a los tiempos que exigen. Por su parte la melódica, aquella en la que tengo el oído más crítico y exigente porque se les suele inflar en estudio, darle más belleza de la que tiene, no tan natural quizás, más edulcorada, en AD HOC no es así. Al menos no se nota tanto si es que tiene alguno. Suena mucho mejor de lo que podría esperar. Más natural. Si que es verdad que aún está un poco lejos de un nivel sobresaliente pero tiene un aprobado muy alto. No me echa para atrás. 


Muy buenas intenciones hay en este Génesis, de principio a fin. Suena estupendo para ser su comienzo. AD HOC suenan suaves, melodiosos y sentimentales con Last breath; directos y rompedores con Hollow (donde la voz melódica en el estribillo es de lo mejor de este Génesis, maldita sea como se pega) o Aim and shoot y divertidos con The walking drunk (que cada uno saque sus propias conclusiones con ese título).

Gratamente sorprendida con este cuarteto gallego. Les percibo con los temas muy madurados y bien hechos, sin prisas. Eso sí, siempre se puede mejorar, y es lo que esperamos de ellos. 






© Diario de un Metalhead 2015.