viernes, 21 de noviembre de 2014

OVERDRY: Golem (2014- Sobry Music). Andalucía.

By Sonia M

Desde las tierras sureñas de Jerez nos llega la nueva obra de los andaluces OVERDRY. Toda una declaración de intenciones con este Golem que va a saco y nos deja poco respiro. Desde el primer corte hasta el último, la potencia y el sonido pesado nos acompañan con unos elegantes riffs que se incrustan en tu cerebro sin poder remediarlo. Pasa sobre todo en temas como Tu Reflejo. Una canción que me parece increíble de principio a fin, tanto por la base instrumental -sobre todo la energía que imprimen Kike y Markos con los riffs- como por la voz de Alberto, que tan bien se desenvuelve desde el gutural más cavernícola al melódico más estremecedor y que se asemeja bastante al de Germán de SKUNKDF. En este corte en concreto eso se ve con muchísima claridad. 

Tema a tema vamos comprobando que la apisonadora sigue su camino, sin vacilar. Muy groove, con ritmos que crean convulsiones como en Algo más que Mentiras , con letras directas y reivindicativas. "El asesino vive en Wall Street" "El nuevo terrorismo controla la información".

tenían demasiada mala leche acumulada
y había que sacarla

La instrumental Emet nos invita a la reflexión y al relax después de desahogarnos con los temas anteriores, pero dura poco este breve momento de paz. Emet se une a Golem, que recupera el ritmo acelerado. Increíble la versatilidad de Alberto para pasar sin inmutarse del gutural al melódico y hacerlo a la perfección en ambos, vuelvo a recalcarlo.

Hoy como Ayer imprime un ritmo aún más enfermizo que los anteriores, y eso ya es decir. Otro de los temas que más me han gustado, sobre todo ese momento que se vislumbra mucho el bajo de Primoy. Esos detalles me pierden. Y ya el apartado melódico final del tema, otro momentazo. Temazo para desmelenarse salvajemente. 

El que parece salirse del esquema de los anteriores cortes es el que cierra el disco, Ciudad de Barro, por sonido y por la velocidad. A mi me ha sonado como muy diferente a los otros, aunque me ha gustado. Pero sorprende llegar al final y notar esa diferencia. Ese infernal tu tu pá del final es muy oscuro, muy de agujero del mal donde liarla.


Pero en definitiva, y salvo esa excepción, me ha encantado la producción, increíble de nuevo el trabajo de Alex Cappa en sus The Metal Factory Studios. Aún no he oído nada malo que haya salido de esas cuatro paredes. 

Quizás lo que eche en falta es la presencia de más medios tiempos, ya que me han gustado mucho los temas directos y rabiosos, pero quizás un poco de equilibrio habría estado bien. De todas formas, creo que estos jerezanos tenían demasiada mala leche acumulada y había que sacarla. Con este Golem se han quedado a gusto, sin duda. 





© Diario de un Metalhead 2014.