martes, 28 de octubre de 2014

La Cerveza del Mes: VON RAVEN


By Leónidas Trismegisto. 

En esta sección siempre os he recomendado una cerveza al mes que deberíais probar. En esta ocasión no es una recomendación. Es un aviso para que huyáis, sin mirar atrás, de la peor pócima que haya llegado a mis manos.


En cuanto a la parte técnica seré breve. Estamos ante una cerveza rubia, poco carbonatada de espuma blanca muy aireada. La presencia es la standard de una rubia mala (la Courtney Love de las cervezas) y el sabor es lo más parecido a un vómito de rata pasteurizado. 4’8% de alcohol. Si es que encima vas a tener que sufrir mucho bebiendo este calostro infecto si te quieres tostar.

el sudor debajo de las tetas de Danzig

ha de estar más rico que este veneno ninja

Os preguntaréis: ¿cómo ha llegado a tus manos tan infecto meado? Pues todo ocurrió este verano en Wacken. Habiendo enviado una patrulla de recolectores al ultramarinos del pueblo, se observó con grandes esperanzas la épica etiqueta de estas oscuras botellas. Hombre barbudo y armadura completa nos dio a entender que el brebaje que preservaba debería ser lo que daba fuerza y vigor a los alemanes. El primer trago fue suficiente para torcer el hocico y fruncir el ojete. Ni que decir tiene que no se bebieron. Fue una pérdida de dinero absolutamente inútil.


Como arconte del lúpulo, ayatollah del malteado y paladín a la taza de la cebada, me sentí engañado en esa tierra que se jacta de cervecera. El sudor debajo de las tetas de Danzig ha de estar más rico que este veneno ninja.

Habréis comprobado que mi odio hacia esta cerveza es infinito y por eso le dedico una entrada. Ha sido la única que no he podido acabar. Verano, 35ºC a la sombra y te llevas un trago no muy frío de esta cosa. Los tumultos son inevitables.

Mi sacrificado trabajo de catador a veces conlleva riesgos como este. Es peligroso, pero lo hago por vosotros.


Maridaje: no hay marido para ésta. Es más fea que pedir matrimonio a tu novia mientras caga.

© Diario de un Metalhead 2014.