domingo, 13 de julio de 2014

13 LEFT TO DIE: King For Disposal (2014 - Autoproducido). Euskadi.


 By Larry Runner.

¿Qué tienen el salvaje oeste americano, el death metal y Vitoria-Gasteiz en común?

King For Disposal, lo nuevo de 13 LEFT TO DIE es la respuesta. Una intro digna de banda sonora de peli de vaqueros da paso a la rabia convertida en música. Tras la tranquila introducción llega la música desquiciada de los vitorianos como si de una estampida se tratara.

Adrenaline es la primera de las canciones, la que te da esa sensación de brutalidad, de rapidez no exenta de melodía, la cual llega con el estribillo, que suaviza la canción para hacerla asequible a oídos poco dados a los extremismos. ¡Lo que hubiera dado por verles en el pasado AZKENA ROCK poniendo las pilas a los gafapastas que allí abundan!

Y es que King For Disposal es toda una patada en la boca, que conserva la identidad conseguida por la banda en su anterior Seconds Behind, pero con una vuelta de tuerca, endureciendo el sonido, el cual se hace realmente agresivo en la primera parte del disco, y si no escucha Who Pulls the Trigger y te darás cuenta de lo que digo. Agresividad, un muro de sonido impenetrable cargado de ritmos intensos en los que los solos penetran como un alfiler en la tela. Ojito con Ara, porque quizás sea el mejor tema que hayan compuesto hasta ahora y quizás en una primera escucha no te des cuenta de ello.


La segunda parte del disco creo que baja un poco en agresividad, se parece más a lo anterior de la banda, la melodía gana la partida y los riffs no son tan machacones, ganando en musicalidad sobre todo por los estribillos en los que las voces limpias se alternan a las desgarradas con un Unai que esta impresionante al micro.

Las canciones son una explosión de sensaciones en las que melodía y agresividad combinan a la perfección. En éste segundo tramo yo destacaría especialmente dos cortes: Inside (un single de la hostia) y Cowgirl. Ambas son más que brillantes y están por encima de la media. Junto con la citada Ara y con la inicial Adrenaline colocan al álbum entre lo mejor del año sin duda alguna.


En definitiva King For Disposal es superior a su predecesor, y eso siempre es una buena noticia. 13 LEFT TO DIE suenan más maduros, intensos, con muy buenas guitarras, con riffs asesinos que se te clavan en al mente y con un bajo con mucho peso, lo cual a un servidor le encanta.

Llevo tiempo dándole vueltas y cada vez que lo escucho me gusta más y le encuentro más sustancia. Me da pena publicar la review ya, pero por ser ellos no la quería retrasar más, aunque sé que aún se me escapan detalles. Alucinante.



© Diario de un Metalhead 2014.

+ sobre 13 LEFT TO DIE aquí