martes, 25 de marzo de 2014

HERESY OF DREAMS: Nuestra Ley es Ésta (2014 - Art Gates)


By Larry Runner.

Desde hace menos de un lustro, una nueva ola de bandas de heavy metal tradicional, del auténtico, han nacido a lo largo y ancho de la península. Como ya sucediera en los ochenta, Madrid se lleva la palma en ese aspecto, y es el lugar en el que más grupos respetuosos con el sonido tradicional han surgido.

Pero como suele ocurrir en estos casos en los que de repente se da un boom con un género, muchos de los que aparecen no dan la talla. Siempre pasa y da igual cual sea el estilo ni el lugar. No importa que sea Los Ángeles, Seattle, Hamburgo o Madrid. Que sea thrash, grunge o power metal. Cuando algo parece funcionar, todo el mundo quiere triunfar en ese algo y luego pasa lo que pasa.

¿Y qué es lo que sucede? Pues que de repente aparecen un par de bandas muy buenas, un par de ellas que se salvan y el resto son sólo postureo y en lo musical son de pena. Y eso es lo que está sucediendo ahora en el centro.


Curiosamente, en otros puntos del estado, se están dando menos casos de aparición de bandas de heavy metal clásico, aunque por ejemplo en Barcelona, donde tiran más por el thrash, ultimamente ya empiezan a aparecer más bandas de las necesarias, y por supuesto mucho grupo de medio pelo. Sí, aparecen muchas bandas de metal clásico, pero pocas se salvan de la quema. Hace bien poco descubría a ENRAGER y ahora me ha tocado con HERESY OF DREAMS. 

Tranquilos, no voy a exagerar ahora. HERESY OF DREAMS, de Castellón, no son los nuevos Judas Priest, pero al menos saben lo que quieren, tienen claro cómo quieren sonar y en el título del disco ya lo dicen todo: Nuestra Ley Es Ésta.


Nueve cortes de heavy metal genuino, sólo el subconsciente les traiciona en el sexto, Ruge el Motor, con un par de dibujos muy Göteborg en las rítmicas, pero en el fondo heavy metal, el único y verdadero.

No inventan nada, ni puta falta que hace, y como carta de presentación está más que bien. Ruk Nebur, guitarrista de KILLUS se ha encargado de la grabación, mezcla y masterización. No ha estado mal, pero se puede mejorar.

Textos muy de heavy metal, todo muy típico, aunque aún les faltan estribillos un poco más trabajados. Si no te gustan Saxon o los citados Judas, ni lo intentes. Ésto es lo que es.

Como decía al principio, no son los Judas Priest, pero al menos no son sólo postureo. Un debut prometedor. Hacen falta más bandas así. Los vamos a vigilar.