sábado, 8 de marzo de 2014

FREQUENCY: The Flow (2014 - Stigia)




By Sonia M.

Los albaceteños FREQUENCY vuelven a la actualidad con The flow.  Muchas ganas tenía de oírlo, ya que el anterior, Rotten Empire me pareció increíble. Su death melódico de corte más actual me agrada bastante, así que tenía muchas expectativas con ellos. Quince temas me pareció muy descabellado. Eso les ha salido bien a Soilwork con su doble disco The living infinity.

Una suave melodía de guitarra y violín nos introduce en el mundo The flow, y es que lo que aquí encontramos es un disco conceptual donde se nos narra de una forma sencilla y emocional el nacimiento de un nuevo ser y su evolución a lo largo del tiempo, comenzando con Breathe. Conjuctions of senses arranca con la fuerza necesaria de un nuevo nacimiento y las ganas de descubrir. “Abro los brazos para recibir el regalo de respirar”

A continuación Other beings muestra el camino natural del descubrimiento de los otros, la confianza, el amor y también el odio. Precioso el registro melódico por parte de Santiago Barbero. Fast Forward cuenta con una de las melodías de guitarra que más me han gustado de todo el disco. Muy evocadora, espacial, un toque justo y sin abusar de ello. Aquí ya vemos a través de las letras que este nuevo ser ya deja de ser un niño y comienza a caer en la “oscuridad”. Dudas, problemas y la transformación. “La sangre joven ha nacido, el cambio está hecho” Así llegamos a “Rebellion” , que inicia suavemente hasta la incursión de Santiago. Un medio tiempo cargado de amargura y despecho. “Esperan gobernar a los corderos” “La iglesia y el poder nos dijeron que teníamos que hacer, niégate a sus venenos y destruye el sistema ahora” El estribillo es precioso. Santiago se luce en estas partes melódicas acompañadas por coros agresivos y la gran fuerza de la base instrumental. 

Blizzard arranca muy fuerte. Comprobamos aquí la rabia, la “corrupción” en este ser que ansía más, que siente odio y que no puede controlar esa emoción. Se pierde por completo la inocencia. “Libera este alma a un nuevo ser”, “El espejo dice: tú estas cambiado” 

Sigue la melodía propuesta en Blizzard, The through glass, donde sigo maravillándome con el estribillo. “Lucha hasta que no puedas más” “Estoy listo para gobernar el mundo” Aquí vemos la rendición a esa parte oscura de ese ser, a sus deseos más oscuros, odios y donde el caos imperará. Y tras ella, la preciosa instrumental The day after con la que opino que finaliza esta primera parte del disco donde hemos recorrido el “nacimiento-crecimiento- corrupción y apogeo “ de este individuo. 

Of the thousand suns continua con la línea marcada en la primera parte. El apogeo del poder y la oscuridad. Sin embargo con Spoil apreciamos que todo esto no era bueno y el mismo ser nos lo relata en la “balada” del disco. Es el tema más lento sin contar las intros. “La rabia me encendió” “Mi pena por mis amigos perdidos, por aquellos a los que quiero”. El corte mas desgarrador y emotivo de The flow.


Salvation es el tema mas “iluminado” y esperanzador en cuanto a tanta oscuridad y negatividad. “Perdóname por todo lo que hice mal”. Otro estribillo para enmarcar con una preciosa melodía de guitarra que nos acompañará la mayor parte del tiempo. Sickness es una reflexión a la vida que ha llevado nuestro personaje. Sobre todo lo malo. Por ello se titula “Enfermedad”. Todo el peso de esto cae sobre él. Ello se ve reflejado en la agresividad de guitarras y el desgarrado registro de Santiago. Farewell es la despedida y el saber que uno va a marcharse definitivamente. “Siento la respiración de la muerte”. Se percibe la gran tristeza por lo que nos ha ido relatando y su deseo de no marcharse. “Por favor, perdóname, no deseo este final, lloro por más tiempo” 

Monument es la aceptación final de la partida, con lo bueno y lo malo. “Tengo que agradecerles a los dioses por todos los momentos de gracia que felizmente he vivido” Me encanta el registro agresivo en este tema de Santiago. Quizás por la conjunción de melodías y emotividad de lo que acontece.  Y así llegamos al final de The flow con Expire. “El tiempo ha llegado, me desvanezco, mucho se ha hecho, mucho se ha deshecho” “Tiempo de marchar”. Todo ello acompañado por una melodía de guitarra impresionante al inicio. Preciosa. 

Estos mozos se han lucido con estos momentos instrumentales. Y a pesar de que el disco cuenta con un sonido y producción excepcionales se hacen bastante largos quince temas. Una hora de disco que se disfruta mucho con el libreto y entendiendo la historia que hay detrás pero que quizás es demasiado.  Lleva tiempo asimilarlo. No te quedas con temas sueltos ya que tiene muchos detalles y como veis son muchos temas.

Es una obra muy interesante pero que creo que va a pasar mas desapercibida en comparación a “Rotten empire” por la cantidad de canciones y duración. A pesar de ello aplaudo su propuesta y me quedo con muchas cosas positivas. Quizás el siguiente lanzamiento mejor algo más directo rondando los cuarenta minutos. 

Darle una escucha a temas como Other beings, Rebellion , Salvation o Monument además de las instrumentales The day after y Expire, aunque esta última cuenta con una parte cantada. 


© Diario de un Metalhead 2014.

Vínculos relacionados: