miércoles, 26 de febrero de 2014

THE POODLES + OVERLOUD: Villava 07.02.2014. Crónica y fotos


Texto: Sonia M.
Fotos: Unai Calleja.

Noche de hard rock elegante la que nos esperaba el viernes 7 de febrero en la sala Totem de Villava. No podíamos dejar pasar la oportunidad de ver qué tal se lo montaban los suecos THE POODLES tras haber pisado la misma sala en 2009. Su visita venia enmarcada dentro de su "Tour de Force" presentando dicho trabajo que personalmente me ha encantado. 

La noche comenzó de lujo con unos OVERLOUD enchufadísimos que cada vez que veo me gustan más. Ésta ya era la tercera. Y es que todos sus miembros lo viven a flor de piel, como debe de ser, y saben transmitirlo. El sonido les acompañó durante toda la actuación y se despacharon con temas ya clásicos si los conoces un poco y algún otro que entrará en su nuevo lanzamiento que comentó Ion esperan sacar para verano o antes si no recuerdo mal. Overloud practican un hard rock gamberro y muy pegadizo. Con verlos una vez ya te aprendes la mayoría de temas por sus estribillos y sus melodías festivas. Yo no dejé de corear casi todos sus canciones.

Y es que temas como Hell is getting closer o Outta control no invitan a otra cosa que a liarla y a disfrutar. Ante una sala que poco a poco iba tomando mejor aspecto se despacharon casi una hora sin darme cuenta. Sigo encantada con la labor de Álex a la guitarra principal, guitar hero, solos épicos y además su manera de moverse con el instrumento y de mirar al público, de sentir la música. Toda la esencia de la banda se ve en él, sin duda. Otro que no paraba quieto era Juan al bajo, muy metido en su labor y muy acertado con los coros. Borja a la batería estuvo muy correcto y no paraba de cantar mientras tocaba. Quizás Javi quedó más apartado de todo ésto a la guitarra rítmica, pero acompañó a Alex muy bien, aunque no se oía tan nítida su guitarra. Ion al micro impecable. Me gusta mucho su registro y se ve que se desenvuelve muy cómodo en él. Los coros en temas como Broken o Swallow my love, canción que pertenecerá a su próximo lanzamiento, quedaban de lujo e invitaban a repetir junto a ellos. Ese era mi caso. Los temas nuevos sonaron estupendos así que esperaremos a ver que nos tienen preparado estos mozos de Donosti. 

 Overloud

Una media hora después, tras el pertinente cambio entre bandas fue el momento esperado y los suecos aparecieron en escena en una de las ocasiones más atípicas que seguro recordarán ellos posteriormente. Y es que no salió nada bien. Primero no contaban con la presencia de su guitarra oficial, Henrik Bergqvist, aunque fue muy bien cubierto por el actual guitarra de Hammerfall, Pontus Norgren. En segundo lugar, el batería Christian tenía su mano derecha vendada y a pesar de ello tocó de lujo. Y ya para finalizar con los imprevistos los primeros temas sonaron horrible. Es más, la propia banda se dio cuenta desde los primeros acordes e intentaron arreglarlo posteriormente. La cosa fue de menos a más aunque no llegaron a brillar como quizás se habría esperado. También hay que tener en cuenta todos estos imprevistos, con lo que no les voy a echar nada en cara porque se entregaron al máximo a pesar de las circunstancias y podrían haber suspendido la gira por nuestro país con todo lo comentado y no lo hicieron.

Dicho ésto, el setlist estuvo muy acertado aunque hubo un momento a la mitad del mismo que se dedicaron solo a baladas y quedó un poco lento. Y me explico. El momento Unplugged quedó de lujo en el primer tema y en el segundo. Sin embargo el tercero ya era demasiado. Además posteriormente volvieron al eléctrico y hacerlo con otra balada. Eso si que no me gustó nada. Fueron muy emocionantes las dos primera baladas, y me pareció un acierto ponerlas juntas a mitad de setlist pero luego lo otro me sobró. Cortó bastante el ritmo de la actuación. De todas maneras el resto del setlits muy acertado. Temas de su Tour de Force como Misery loves company o Shut up me gustaron mucho. Tocaron por primera vez Kings and fools. También hubo momento para clasicazos como Metal will stand tall, muy coreado por todos, I rule the night o la increíble Line of fire. El cachondeo entre el público llegó con Seven seas y el "Chipirón, chipirón" y demás entre algunos del público. En cuanto a las baladas impresionantes sonaron As time is passing o Crying. Los pelos como escarpias. 

The Poodles

Comentar que Jakob Samuel es un frontman de diez. Además de su labor al micro, sus atuendos un tanto estrafalarios según el momento (esas vírgenes en su pierna y su espaldera fueron horribles). Animó mucho el cotarro, contactó muy bien con el respetable y dio a diestro y siniestro la mano. Muchas sonrisas. Así se agradece. También remarcar la labor del bajista Pontus Egberg que tenía enloquecidas a las mujeres de más edad que me rodeaban, maravilladas estaban con las proezas o no del sueco que las deleitó con sonrisas y una muy buena puesta en escena. Un diez para Christian que a pesar de su lesión lo dio todo y no cesó en su empeño tras los parches.

I want it all otra joya así como Thunderball o Like no tomorrow que fue la fiesta padre. Una de las más coreadas, bailadas y disfrutadas por los allí presentes. Cerraron con Night of passion, tema con el que representaron a su país en eurovisión. Y así en una hora y veinte minutos más o menos dieron por finalizada su actuación no sin antes comentar Jakob que bajarían al puesto de merchan a firmar y todo lo que deseáramos. Puesto que estaba al mando de Txarli, por cierto. Pero no tuvimos la ocasión de compartir impresiones con los suecos porque al día siguiente había que levantar el país o algo parecido. 

De todas formas disfrutamos mucho de su visita y de los donostiarras Overloud. Una pena que se desluciera tanto la actuación de The Poodles. Esperemos en el futuro verles con su formación al completo y sin lesiones, aunque sí que creo que, a pesar de no haberlos visto en su esplendor echo en falta quizás un segundo guitarra que le de más fondo a los temas que en directo no suenan tan compactos como en el disco, no tan abrumados de sonido me refiero.

Gracias a Txarli por todo y por brindarnos la oportunidad de ver de nuevo a los suecos por nuestro país.

¡Hard rock a tope!

© Diario de un Metalhead 2014

Vínculos relacionados: