lunes, 19 de noviembre de 2012

VENDAVAL: Arba'a (2012 - Gravis Records)



“Arba’a” (Cuatro en árabe) se titula este álbum, cuarto de VENDAVAL como bien indica el título. Buscaban resaltar el nombre del disco y a fe que lo han conseguido con el impronunciable nombre.

Un gran grito da comienzo a “Condenado” el corte de apertura del álbum tras la cuenta a atrás de la intro que se interrumpe en el número cuatro. Un buen tema cargado de rítmicas duras, contundentes con una parte intermedia en la que se intercala el brillante solo de guitarra. Una gran canción para abrir un disco, que sin duda alguna es lo mejor que ha parido la banda en estos diez años de vida que en 2012 conmemoran.

“Mi Compasión” va cargada de melodía, es una de las mejores canciones del disco gracias a que es un tema muy pegadizo, tarareable, algo que desgraciadamente escasea hoy en día. Una Canción, con mayúsculas.  La siguiente “Tras el diván”, empieza con un sonido de guitarra muy Steve Vai. Es un tema directo, duro, con un sabor a ochentas. 

Muy distinta es “Buscando una señal”, que facilmente te recordará al powermetal escandinavo en onda Nightwish, una sensación que viene acrecentada por el trabajo de los teclados. El solo es muy brillante, rápido, bien integrado en el discurrir de la canción. Una de mis favoritas del álbum desde ya. 

“De corazón” te encantará si eres amante de bandas nacionales de los ochenta como Sangre Azul. Un gran estribillo y aquel tono en las guitarras a lo Carlos Raya. Si te gustaban Niágara, Manzano, Júpiter, ésta es tu canción. Magia. Fíjate en el solo a lo Sambora. La historia del vampiro de la oscura “Eternamente” baja un poco el listón antes de llegar a la mejor canción de “Arba’a”: “Prisionero”.

“Prisionero” es un temazo, que comienza con una guitarra acústica antes del estallido de sonidos guitarreros a lo Brian May combinados con el sonido de Hammond del fondo. El piano, las rítmicas duras sin exceso y sobre todo el dúo vocal que se marcan Txema Trinidad y el invitado Joaquín Padilla (Iguana Tango) le dan una calidez a la canción que la hace destacar por encima de todas las demás del disco. Colabora además con un gran solo Victor De Andrés, viejo conocido por Megara y por haber estado en Ñu.

“Mar Adentro” es un tema con un rollo muy In Extremo, combinando instrumentos tradicionales como el acordeón, la gaita y el tambor con la contundencia de las guitarras. Una brillante canción, donde se nota que la tierra tira. Los elementos folk la hacen imprescindibles.


A partir de aquí, las tres últimas canciones bajan bastante de nivel con respecto a lo comentado, lo que hacen que “Arba’a” no sea un disco perfecto. “Las esquinas del tiempo”, “Todo Por Nada” y “No sentiré Pena Por Tí” se hacen quizás un poco largas y sus elementos tirando al progresivo no son santo de mi devoción. Es una opinión personal, pero sinceramente creo que no están a la altura del resto del disco. 

En definitiva, el mejor disco de Vendaval hasta la fecha. Las aportaciones de los colaboradores le dan un plus al álbum, sobre todo el trabajo de Eduardo García de Senogul al piano y el de Jorge Da luz con su acordeón en "Mar Adentro".  A pesar de lo comentado de los últimos cortes, lo anterior es lo suficientemente bueno como para ganarse un notable.


Tracklist:
1. Arba'a
2. El Condenado
3. Mi Compasión
4. Tras el Diván
5. Buscando una Señal
6. De Corazón
7. Eternamente
8. Prisionero
9. Mar Adentro
10. Las Esquinas del Tiempo
11. Todo Por Nada
12. No Sentiré Pena Por Tí

Line - Up:
Txema Trinidad - Voz
Fernando Argüelles - Batería
Andy Flórez - Guitarra
Nathan Cifuentes - Guitarra
Vindio Villarroel - Bajo


© Larry Runner 2012


Vínculos relacionados:
VENDAVAL en Diario de un Metalhead programa completo
VENDAVAL entrevista solo entrevista