martes, 14 de agosto de 2018

Innovar es jodido.


Por Larry Runner.

Los grupos que intentan innovar, jodido lo tienen, y en este país, aún más. El ser humano en general es remiso a los cambios en su vida. A todos nos gusta tener eso que ahora se ha dado en llamar ahora zona de confort y cualquier transformación es causa de miedos e inseguridades.

Con la música, aunque parezca absurdo, pasa igual. Nos ponemos a escuchar un estilo de música y cuando llega algo nuevo, somos reacios a escuchar. En el Heavy es casi norma. Sí, evidentemente siempre hay excepciones, y de ahí que el mundo del metal evolucione, pero en la mayoría de los casos, los experimentos son recibidos con recelo y en muchas ocasiones ignorados sin hacer ni el más mínimo esfuerzo por valorarles con un mínimo de atención.

A lo largo de la historia siempre ha habido grupos que han querido o pretendido buscar su propio sonido, no ser un clon de nadie. Ser honestos con ellos mismos y evolucionar. No por marcar las diferencias o ir de sobrados, si no por tocar lo que les sale del corazón aunque esté alejado de la música de las mayorías.

Evidentemente cuando presentas algo nuevo, por naturaleza en principio es fácil que se te rechace. En la música pasa mucho. No debería ser así, pero sucede. Hay gente que no evoluciona y se queda escuchando un solo estilo para toda la vida y hay otros que no paramos de buscar nuevas sensaciones, aunque lo de siempre nos siga encantando y seamos muy críticos y no todo valga. 

Suelo aplaudir a las bandas que buscan algo nuevo, eso sí, siempre que haya unos mínimos de originalidad y sobre todo de calidad. No soporto a los payasos, la música para mí es algo serio. Si quiero reírme de imbecilidades prefiero “El Club de la Comedia” o “La que se avecina”. La música es algo mucho más serio, el metal para algunos es una forma de vida, no un pasatiempo.

Aplaudo a los buenos que buscan algo nuevo, vengan de donde vengan y me desagrada en parte que no todo el mundo lo acepte y lo disfrute como yo. Ellos se lo pierden, pero es una pena.

A veces con el paso del tiempo esa novedad deja de serlo tanto y aquellos que le dieron la espalda cambian de opinión. Es cuando llegas con el “ya te lo dije yo”. Recuerdo el rechazo de muchos a Nightwish en su momento. Llevé su primer disco a un bar y me dijeron "quita esa puta mierda". Hoy son referencia y detrás han venido miles de grupos imitándoles. A mí me parecían maravillosos. 

Aquí hemos apoyado a algunos que nos llegaron con sus arriesgadas propuestas. Con el tiempo unos se han asentado, otros no tanto y otros han ido desapareciendo. Pase lo que pase no cambiaremos nuestra forma de proceder.

Así que siento la necesidad de aplaudir y apoyar a aquellos que rompen con las normas y consiguen no sonar como los demás. A los valientes. Esto va por grupos como The Flying Scarecrow, Scape Land, Hilotz, Mutant, Estirpe, Trallery o Corpore, por citar algunos. A ellos y los que como ellos viajan por la música, nuestro mensaje: Jamás os desaniméis. Seguid vuestro camino y mucha suerte con ello. Lo tenéis más difícil que los que son la copia de la copia. A veces estaremos a vuestra altura y otras no, pero no dejéis de ser honestos, aunque el camino sea más duro. Sois muy grandes. El resto, vamos por detrás. No es vuestra culpa que a veces no estemos preparados para las nuevas emociones.

© Diario de un Metalhead 2018.