miércoles, 6 de junio de 2018

CAIN'S DINASTY: Eva (2018, Rock Estatal Records)


Por Larry Runner.

Una década le ha costado a Rubén Picazo conseguir que CAIN’S DINASTY sea una formación estable. Desde antes de aquel fantástico debut que fue “Legacy of Blood” que lleva luchando por hacer navegar la nave alicantina. Vuelve ahora con su renovado grupo y con “Eva”, el cuarto ya a pesar de los palos y los bandazos, y lo mejor de todo es que viene de la mano de Rock Estatal Records, por fin alguien en nuestro país parece apostar algo por ellos.

“Eva” recoge diez cortes en los que se muestra una enorme y clara evolución en el sonido de la banda, olvidando casi por completo el power metal de sus comienzos, aunque algún retazo queda por ahí, y embarcándose hacia ambientales sonidos oscuros y tenebrosas atmósferas. 

Una nocturnidad que embriaga a todo el álbum de maldad con melodías lóbregas a las que contribuye sobremanera la inclusión de pianos y orquestaciones, que parecen colocadas siempre en el momento oportuno, dando la sensación a veces incluso de estar escuchando la banda sonora de una película.


La sección rítmica se nos muestra contundente y bien situada, como lo están todos los añadidos ya citados, con unas guitarras bien trabajadas y muy retorcidas a veces, con pasajes que bien recuerdan al estilo progresivo, complicando a veces los solos más de lo razonable.

Sobre ese enorme, que no cansino, colchón musical se filtra la voz de Picazo, que se aleja un tanto de anteriores registros, bajando a veces el tono y mostrándose siempre con refuerzo, nunca desnuda, lo cual le hace lucir muchísimo más como sucede en los grandes discos. Está claro que la entrada de nuevos músicos y la implicación de los mismos en la composición ha dado fruto. Es en las voces donde el grupo parece haber trabajado mucho más que en anteriores discos. Se juega con las voces de forma constante, y es que nunca se repiten fórmulas.

Y es que es este un disco muy ópera, pues en cinco de los diez temas se narra una historia de ficción elaborada por la banda "The Witch and the Martyr", donde se cuentan los orígenes de la bruja vampiro. “Eva es la protagonista del tema "Miss Terror", el séptimo corte de "Madmen, Witches & Vampires" su segundo álbum. A la bruja se le unen más personajes como Nezro (un rey vampiro), un inquisidor y su aprendiz; Marek, y por último está Assaru; el cual protagonizaba el tema "Bring Me Your Blood", el octavo de "Madmen, Witches & Vampires". Por cada personaje hay un registro diferente y es eso lo que hace que encuentres voces limpias, agudas, graves, rockeras, gurutales y desgarradas. Para cubrir esos papeles Rubén ha tenido ayuda externa por parte de diversos colaboradores para cada personaje: Débora Blanco (ex-Mortis Cruentus), Oscar Sancho (Lujuria) y Sophie Laporte (Afterlife), Arturo Megamuerte (Raven's Gate), Hisaya Sassa (Alligeance Reign). Creo que no me dejo a ninguno.


Sí, musicalmente la ambientación es oscura pero nunca ruidosa y bien te podría recordar, por dar alguna que otra referencia, a las versiones más limpias de Cradle of Filth o Dimmu Borgir, aunque seguro que más que nada te recuerda a las historias de King Diamond. Pero no es solo eso, hay una complejidad en algunos de los cortes que le acercan a estructuras que normalmente solo encontramos en bandas de metal progresivo e incluso del death más complejo. Es por ello que no es un álbum que entre a la primera, para nada. La banda ha evolucionado pero no ha llegado a perder del todo su esencia a pesar del cambio.

Si no tienes paciencia, probablemente lo ignores. Solo si te lo cocinas a fuego lento, si lo escuchas con calma y con algo de continuidad lograrás sacarle todos los matices y llegar a disfrutarlo de pleno. El libreto te ayudará a entender todo. Es un disco que en descarga pierde todo el sentido. Es un álbum para escuchar libreto en mano y dejarse llevar y disfrutar del genial sonido obtenido en FireWorks Studios. Puedes disfrutarlo en youtube enterito, pero casi mejor que te lo compras, porque solo así le sacarás todo el jugo que esta banda merece.

Es el momento, tiene que serlo. Confío en que lo sea.







© Diario de un Metalhead 2018.

Más discos de ROCK ESTATAL RECORDS aquí.