sábado, 10 de febrero de 2018

ÒSSERP: Al Meu Pas S’Alça La Mort (2017, Blood Fire Death)


Por Larry Runner.

Tras un portadón impresionante firmado por el artista Narcis Boter y el cual descubrí por azar en internet, pues en la copa promo que me ha llegado viene sólo el logo sobre un fondo negro, se encuentra la mayor avalancha de metal extremo que yo haya podido disfrutar este año.

“Al Meu Pas S’alça La Mort”, el que no sepa idiomas que se joda, que últimamente parece que los que entendemos catalán, valenciano o asturiano somos unos apestados, es el título de la nueva obra de los barceloneses ÓSSERP. Un discazo brutal de principio a fin. Death/Crust con alma de Black que a pesar de su extrema brutalidad, algo muy lejano a lo que suelen ser mis gustos personales habituales, me ha sorprendido muy gratamente.


Metal extremo de alta gradación, el imperio del blast beat, con poco espacio para los pasajes limpios, en unos temas que muy cristalinos han de sonar en vivo para no parecer una banda punkarra. En el disco lo logran con creces, la producción es fantástica, te calzas los auriculares y disfrutas de capas y capas, de texturas sin fin y de voces por todas partes -sin duda lo mejor del disco- en un álbum que se pasa volado. Y es que son nueve los temas de “Al Meu Pas S’alça La Mort”, pero es tal la intensidad, la velocidad que muestra y la versatilidad que cuando te quieres dar cuenta ya se ha terminado todo.


Atención a “El Built”, el corte final, la banda sonora del mismísimo infierno. Tal cual. Atmósfera de maldad llevada elevada a la máxima potencia. El apocalipsis suena a guitarras enfermizas. Después de esto, no podrás dormir.

¿Que cantan en catalán? En mi casa hay discos cantados hasta en mongol. Si eso es para tí un problema quizás tus antepasados vengan de allí. Esto es metal y del bueno, olvídate de los prejuicios y de Antena 3.







© Diario de un Metalhead 2018.

Más METAL EXTREMO aquí.