lunes, 28 de agosto de 2017

NASTY HIGH: Liquid Scream (2017, Autoproducido) U.K.


Por Larry Runner.

NASTY HIGH son una banda plurinacional afincada en Londres en la que encontramos miembros de cuatro nacionalidades: Polonia, España, Japón y Reino Unido. A pesar de no llevar mucho tiempo en activo y sin haber debutado hasta ahora discograficamente, se han hecho un nombre en su ciudad y han compartido ya escenario con muchos grandes nombres. Y es que el cuarteto londinense ya ha tocado con artistas de la talla de Skid Row, Joe Lynn Turner (Deep Purple/Rainbow), Blaze Bayley (Iron Maiden), Tigertailz, Zodiac Mindwarp, Dr. Feelgood, etc.

Su música bien se podría decir que bebe de todas esas bandas y muchas más. Su duro hard rock, en el que se vislumbran tintes de heavy metal, mantiene toda la esencia de las grandes bandas del género de los 80 sin falta de sonar a retro.

Dan, guitarra y voz, aporta el toque hard rock, la parte "soft" de la música de NASTY HIGH, con una forma de cantar que maravillará a los amantes del sonido 80’s angelino sin duda alguna. Siempre me han encantado esas voces rasgadas como la de Dan. Creo que de haber nacido tres décadas antes probablemente fuera hoy un figura a la altura de Vince Neil o Bret Michaels. 


La parte salvaje del disco la aporta Marcos Rodríguez. El español partió rumbo a la capital británica hace unos años a buscar su sueño y vivir de lo que mejor se le daba: tocar la guitarra. Poco a poco va quemando etapas, ganándose un nombre, mezclándose en varios proyectos, siendo este, NASTY HIGH su principal ocupación. El guitar-master norteño adapta sus formas a las canciones para soltar en los solos la bestia que lleva dentro. Capaz de tocar cualquier tipo de estilo, desde blues a thrash metal, uno no puede más que alegrarse de que las cosas le vayan cada vez mejor por tierras inglesas. Con él en la banda, jamás podrá sonar moñas por muy blanda que te pueda parecer una de sus canciones. “Ride On” es un claro ejemplo de como un medio tiempo melódico puede convertirse en un tema metalero gracias a su solo.

Solos que a diferencia de años atrás, cuando lideraba Toxic Society, no parecen metidos con calzador en el tema, si no al contrario, parecen fluir en el tema, elevando siempre el tono de dureza gracias a sus cabalgadas por el mástil.


JB y Mazzi cumplen en la sección rítmica, teniendo la suerte de que la grabación les respete a ambos, sonando naturales y creíbles. Me encanta que el bajo suene bien arriba. En canciones como “No More Waiting to Rock” su presencia me motiva. Me consta que no han sido demasiados los recursos para llevar adelante la grabación de “Liquid Scream”. A saber hasta donde podrían haber llegado con un primer espada a los mandos. 

Destacar algún tema, se me antoja aún complicado. Tampoco llevo tantas escuchas encima como para decir alguna. Pero haciendo un esfuerzo, quizás me quede con “Hot Shot”, que me parece todo un hit, aunque todas rayas a gran altura. La ya citada “No More Waiting to Rock” -con esas guitarras dobladas previas al salvaje solo a lo Takasaki- es otra de mis favoritas. Y por supuesto "Here We Are" que fue el single de adelanto y tema del que grabaron el video-clip.

Canciones 101% de base hard rock con destellos heavy, guitarras duras y trabajadas y unos coros espectaculares que convierten a esta colección de nueve canciones más intro en una carta de presentación sensacional.

Puedes pillártelo baratito en http://www.nastyhigh.com/

© Diario de un Metalhead 2017.

Más discos de U.K. aquí.