martes, 15 de agosto de 2017

LIONHEART: Second Nature (2017, AOR Heaven) U.K.


Por Larry Runner.

LIONHEART. No te preocupe si no te suena el nombre, quizás que eres demasiado joven. El problema lo tienes si pasas de los 40 y ni te suenan. Seguro que has escuchado un millón de mierdas cuando aún no peinabas canas o cuando aún no te miraban mal por ir con un niki de Motörhead.

Y es que el nombre nació en 1980 de la mano de Dennis Stratton, guitarrista de Iron Maiden en su disco de debut de 1980 y que jamás ha dejado la música, envuelto en proyectos alucinantes que desgraciadamente nunca han sido reconocidos por el gran público como los magníficos Praying Mantis. A su lado estaban de aquella Rocky Newton la bajo (Wildfire), Steve Mann (Liar) y a la voz Jess Cox (Tygers of Pan Tang). En la batería Frank Noon, ex Def- Leppard. Casi nada. Eran tiempos de Marquee, grandes momentos en los que la banda inicial vio modificado su line-up una y otra vez pasando por ella nombres que se harían ilustres más tarde en otras bandas, y es que hasta el mismísimo Nicko McBrain formó parte de la banda.


El pasado año, Dave Herron, organizador del Rockingham Festival de Nottingham habló con los veteranos miembros originales. Les tiró la caña para reunirles para un concierto y mira por donde, los abueletes picaron el anzuelo. Así que algunos miembros de los comienzos como Dennis Stratton, Steve Mann, Rocky Newton y Clive Edwards se juntaron y para el puesto de vocalista convencieron a Lee Small (ex-Shy). Triunfaron a lo grande y de aquello salió una más que aclamada presencia en el Sweden Rock.

“Second Nature” supone el regreso discográfico que personalmente me emociona y me pone los vellos de punta. Hard Rock para adultos, AOR de primera categoría con unos músicos que llevan toda una vida moviéndose por los más grandes escenarios basado en unos potentes riffs y unas melodías realmente alucinantes. Tras una producción, obra de Steve Mann, de ensueño, las canciones ganan enteros a base de unos coros magníficos, y el buen gusto a la hora de componer se refleja en estribillos como el de “30 Years”, o el single "Don't Pey The Ferrymen" que sonando a actuales te trasladan a emociones vividas décadas atrás.


No me extraña que empiecen a llamarlos de todas partes para girar. En Japón están que pierden el culo por ellos. Fue allí donde publicaron este disco antes, vía King Records el pasado mes de junio. Ahora llega a Europa, dos meses más tarde, pues sale a la venta el 25 de agosto gracias a AOR Heaven.

De lo mejor de este 2017. Un auténtico alucine.





© Diario de un Metalhead 2017.

Más AOR aquí.