sábado, 5 de agosto de 2017

JET JAGUAR: Zero Hour (2016, Autoeditado) EP. México.


Por Larry Runner.

Los descubrí la semana pasada. Preparando el tradicional programa que todos los años dedicamos de forma íntegra a Wacken Open Air, me dio por ya de paso enfrascarme un poco en la música de las bandas de mi adorada W:O:A Metal Battle y ... zas! Descubrimiento.

JET JAGUAR, iban a representar a su país en el concurso y ya me quedé prendado a la primera con “Zero Hour” la canción que abre este ep y la que le da título.

Sí, no inventaban nada, ni puta falta hacía, era heavy metal. Heavy metal del de antes, del de siempre, de ese que viene a tus oídos y te recuerda que estás metido en tantos fregados por él. Del que en un momento hace muchos años dejaste que se convirtiera en un modo de vida. Fresco, con la rabia y la esencia de los grandes discos de debut que te marcaron ya hace más de 30 años.


Heavy Metal, el rock único y verdadero, frase que escuché o leí en alguna parte hace lustros y que nos apropiamos para abrir nuestro programa de radio. “Zero Hero” bien podría ir firmada por cualquier banda de la NWOBHM. Veloz, apoyada en unas enormes guitarras que en todo el ep gobiernan el sonido por mayoría. “Steel lover” viene más tranquila, con un tinte 80’s americano que 30 años atrás les habría llevado a la MTV. Tiene algo que me recuerda a mis adorados Ratt el "Ot of the cellar" que me alucina.

Para el tercer corte, ya estoy enganchado. La instrumental “Silver Fortess” suena al Yngwie Malmsteen de los primeros discos. Al de "Rising Force". Tal cual. Un alucine que una vez más te des cuenta de que no hay subgénero capaz de igualar al heavy metal original. Viva el west end londinense y la ciudad de Birmingham. Y viva la globalización que hace que unos chavales de Cancún sean capaces de transmitir tantas emociones en apenas veinte minutos. Por esa línea va “Winds of Fire”, speedica a tope. La sección rítmica, sobresaliente también en todo el álbum se deja sentir con fuerza en esta producción que a buen seguro ha conseguido el sonido rebuscando en la esencia de los discos tradicionales. Sí, suena a añejo, bien pero a música con solera. No parece grabado en la actualidad. Llegado a este punto de flipazo, le mando una canción por fb a mi amigo René Engelaan para que los escuche y me cae un zasca que aún retumba. Los conoce y tiene su demo “Call of the Fight”, no hay quien pille al master holandés.


Cierra el disco un tema cantado en castellano “Rompiendo El Acero” en el que bajan un poco las revoluciones pero sin perder fuerza, ideal para llevar al directo. El paso a castellano no les hace sonar patateros como pasa a algunas otras bandas del estilo, aunque les prefiero en inglés. Maxx Mendoza hace que así sea. Un cantante realmente alucinante y la clara demostración que en México hay gente que está haciendo crecer la escena de su país como nunca antes había ocurrido. 

En definitiva, heavy metal tradicional con la esencia de la NWOBHM, la frescura de los primeros discos de Skid Row y el sonido añejo que siempre gusta llevarse a los oídos cuando eres amante del auténtico y puro heavy metal. Youth Gonne Wild. Gran banda. Ayer se proclamaban vencedores absolutos de la W:O:A Metal Battle (foto), por algo será.








© Diario de un Metalhead 2017.

Más metal de MÉXICO aquí.