martes, 18 de julio de 2017

ANGEL OF TEARS: Censored (2016 - Dea Sheep Productions). Re-issue.


Por Larry Runner.

Para entender la música de esta banda cántabra hay que situarse en el contexto en el que fue grabada la demo, una época en la que en España las revistas se olvidaron del metal de siempre y cubrían sus portadas con fotos de gente vestida con camisas de cuatros y pantalones cagaos, con la excepción de cuando aparecían Metallica que por entonces giraban sin cesar con su “Black Album”  y Guns N’ Roses que publicaban su dos discos dobles.

ANGEL OF TEARS se formaron en 1988 siendo aún unos críos. No es hasta 1992 con la entrada de Quique Navarro a la batería -mayor en edad y más experimentado que el resto, pues procedía de Wictoria, referente de la escena cántabra por entonces-  cuando el grupo se lo empieza a tomar más en serio.


En 1993 grabaron la maqueta “Censored”, que constaba de 7 temas de crudo thrash que fue bien acogida por el público y también la crítica underground que por entonces funcionaba a modo de fanzines. Con dicha maqueta se movieron por concursos y llegaron incluso a ser finalistas del Villa de Bilbao del 96. Dicen que sus conciertos por la zona eran épicos y reunían ya por entonces a 300 chavales, que hacían colas para meterse a sudar en los garitos y volverse locos haciendo mosh. 

El paso de los años les fue separando y la actividad llegó a cesar, pasando a engrosar la fila de bandas que quedan en el olvido. Desde entonces sus vidas han circulado por separado, aunque han seguido ligados a la música, siendo probablemente el nombre más suene el del guitarrista Raúl Serrano por pertenecer a bandas como Banshee y La Fuga.

Ahora Dead Sheep Productions tira de nostalgia y recupera la grabación, reeditándola con dos bonus tracks en una edición de lujo con un fantástico libreto de 8 páginas excelentemente documentado y que personalmente agradezco de corazón me hayan enviado una copia para mi colección personal. Me encantan este tipo de reediciones que ves que están hechas con todo el cariño del mundo, con mimo. Han incluido un buen montón de fotos de la época, recortes de prensa y un genial mini-póster en las páginas centrales donde se puede apreciar lo jóvenes que eran Alfonso, Raúl, Gonzalo y Kike.


“Censored” recoge un sonido de crudo thrash metal donde los músicos intentan demostrar todo el virtuosismo que logran reunir, como es norma en las primeras grabaciones de las bandas. Es alucinante lo bien que se lo montaban en los solos y el tirón que pueden llegar a tener algunos cortes como para que nadie por entonces apostase por ellos. Y es que estamos hablando de unos años en los que nos comimos auténticas mierdas llegadas de ni se sabe dónde mientras grupos buenos como ANGER OF TEARS quedaban en nada. Además de darle caña e imprimirle velocidad cada vez que la canción parece pedirla, le aportan una buena dosis de melodía que puede llegar a enganchar en cierta manera a pesar de la inmadurez que presentaban pues eran apenas unos adolescentes.

A día de hoy, quizás no te parezcan nada del otro mundo, menos aún por el inglés de Alfonso. Anda que no ha llovido y no hay grupos de niñatos hoy en día mejor preparados, pero si tienes en cuenta cuando se grabó esta maqueta, hace casi un cuarto de siglo, verás el enorme mérito que tiene. De aquella ni pro-tools ni hostias. Casi ni instrumentos. Muy grandes.

De verdad, gracias de corazón a Dead Sheep Productions por hacérmelo llegar. Muy agradecido.







© Diario de un Metalhead 2017.

Más THRASH METAL aquí.