jueves, 8 de junio de 2017

Revuelta en el Frenopatiko. BLAST OPEN + INFRAHUMANO. Vigo 13.05.2017. Crónica y fotos.


Por Seperaton.

El pasado sábado 13 de Mayo las puertas del Frenopátiko se abrían para acoger un concierto organizado de forma independiente que reunía a dos bandas, los locales INFRAHUMANO y los asturianos BLAST OPEN, una gran combinación que atrajo al público hasta el punto de completar el aforo.


A pesar de las dificultades de última hora, ya que el bolo se iba a celebrar en principio en el Pub Hangar 77, la organización tuvo buenos reflejos salvando la fecha y el concierto a pesar del poco tiempo y permitiendo disfrutar de las bandas.

Infrahumano

Antes de que los vigueses INFRAHUMANO arrancasen ya había una sensación de que el local estaba casi lleno, con muchas ganas y energía el death metal envolvió de forma inmediata a los presentes y enseguida aparecieron los primeros pogos y headbanging. Poco a poco la banda mostró sentirse cómoda y empezó a moversesobre el pequeño escenario  dejando caer todos sus temas uno detrás de otro con las pausas justas para presentarse y agradecer a los asistentes. Con mucha energía y gran contundencia hicieron disfrutar al público durante todo su tiempo sobre las tablas y dejándolos bien calentitos para la banda siguiente.

Venidos desde Asturias, y en plena gira "Beyond the Tour", BLAST OPEN hacían su aparición sobre el escenario con una sala llena hasta la bandera preparada para liarla al ritmo de su heavy metal.  Con una amplia experiencia bien palpable, fueron muy contadas las veces que la banda estuvo al completo sobre el escenario, ya que la gran parte del concierto todos menos el batería, que mandaba algunas miradas de envidia a sus compañeros, pasaron el rato entre el público de la primera fila sumándose a los headbanging y a los pogos que se sucedían uno tras otro mientras la banda interpretaba sus temas.

Blast Open

La gente se mostraba altamente animada algunos incluso se pasearon en volandas mientras que la gran mayoría se destrozaba los cuellos y formaba pogos. BLAST OPEN no perdió la ocasión de rememorar la última vez que estuvieron en la ciudad ni en presentarse a los que no los conociesen, así como en agradecer a la organización el esfuerzo realizado. No olvidaron hacer mención a sus amigos Kuna de Odio, aunque en un principio se liaron con el nombre citándolos como Escuela de Odio. Evidentemente no tardaron en corregir su error y despedirse de los asistentes invitándolos a subir a todos al escenario para sacarse una foto todos juntos.

Una gran noche con muy buenas bandas y un sold out que anima a seguir organizando eventos. 

© Diario de un Metalhead 2017.

Más entradas sobre BLAST OPEN aquí.