miércoles, 1 de marzo de 2017

THE OMINOUS CIRCLE: Appalling Ascension (2017- Osmose Records / 20 Buck Spin) Portugal/España.


Por Nacho Unexpectance.

El pasado 27 de Enero veía la luz el debut de THE OMINOUS CIRCLE a través de Osmose Records, en Europa, y 20 Buck Spin, en EEUU. El combo está formado por reconocidos músicos del panorama musical portugués, liderados por uno de los mejores vocalistas de nuestra escena nacional. Ellos mismos prefieren permanecer en el anonimato, por lo que no daremos muchas pistas para dilucidar quién se esconde en cada uno de los puestos del grupo.

El disco ha sido grabado en Portugal, en los Stone Sound Studios, excepto la parte vocal, que fue grabada en España. La masterización corrió a cargo de Necromorbus Studio en Suecia.

De forma general, diré que la banda práctica un Dark Death Metal o Blackened Death Metal (como prefiráis llamarlo) que bebe de la brutalidad y rapidez de bandas como DEAD CONGREGATION, de los pasajes oscuros, lentos y opresivos de TEITANBLOOD y la técnica de IMMOLATION. Muchas veces cuando nos imaginamos la banda sonora de entrada al infierno, pensamos en Black Metal. Lejos de la realidad, escuchar bandas como THE OMINOUS CIRCLE, resulta mucho más acertado para imaginarnos que escucharíamos sufriendo el tormento eterno.


El álbum comienza con “Heart Girt With A Serpent”. Decidme si no es el autentico infierno como comienza este tema. Ya nos sirve para darnos cuenta del primer punto positivo de este CD: La voz. La técnica desplegada en este apartado, junto con la visceralidad controlada, la brutalidad bien gestionada y el profundo gutural, se convierte en eje del disco entero y es responsable del 50% del sonido final del grupo. Y quizá me quede corto en mi apreciación respecto a ese 50%. Puede que mucho más. Cualquier otro vocalista hubiese supuesto un cambio radical en la intención final del disco. No se me ocurre una voz más jodidamente infernal que esa. Decir que es perfecta para la música e intencionalidad de la banda, no es sobre valorar el resultado. Es hacer honor a la verdad.

Después de esa intro, entramos en materia musical con “From Endless Chasms”. Y segunda sorpresa del día. El sonido de guitarras es brutal. Para ello, se hace uso de las 8 cuerdas, por lo que podíamos estar hablando de MESHUGGAH tocándose versiones de IMMOLATION. Comienza como una apisonadora, con un potente y rápido blast beat, que te deja pegado al sillón. A su manera, posee melodía con cierta melancolía, en los arreglos de punteos de guitarra que acompañan a las rítmicas. El solo incluido en el corte bebe de los que suele hacer Kerry King, con gran presencia del tremolo picking.


“Poison Fumes” es un buen ejemplo del uso del doblado de guitarras para conseguir atmósferas oscuras a la par que solemnes. Aquí se hace uso de medios tiempos propios del Doom para dar densidad y sensaciones opresivas al oyente que, gracias a la afinación elegida, resultan tremendamente efectivos. A modo de interludio tenemos “Ateg Gibor Le-Olam Adonai”, que da paso a “A Gray Outcast”. Volvemos a la brutalidad del blast beat pero esta vez combinado con pasajes hiperlentos cercanos al Funeral.

“To En” es un guiño al Old School Death Metal propio de la escuela sueca. Ya sabéis, ritmos de batería más cercanos al Crust Metal, sin grandes alardes técnicos pero llenos de mala leche y maldad, en buena sincronía con el muro sónico a base de blast beat de la banda. Hay ciertos detalles en las melodías, que también recuerdan a MORBID ANGEL, siendo este tema uno de los que más me ha gustado.


Hacia el final del trabajo tenemos “As The Worm Descends”, que continúa la línea general planteada por THE OMINOUS CIRCLE, y la majestuosa “Consecrating His Mark”, que supone un buen broche para el cierre del LP. Comienza con el uso de efectos y voces que recuerdan los lamentos de las almas mientras son torturadas en el mismísimo infierno. Este tema aúna todas las influencias expuestas hasta el momento por la banda. Un tema elaborado desarrollado a lo largo de poco más de 10 minutos.

La sensación final, tras escuchar el CD, es el de una banda con gran potencial, que consigue su propósito de transmitirnos esa oscuridad propia del género, a base de un buen equilibrio entre el Doom y el Death Metal más oscuro, bestia y desgarrador, aderezado por unas guitarras de afinaciones hiper-graves, y liderados por un excelente trabajo vocal.

Cabe mencionar una producción equilibrada pero no sobre producida. Encontraréis, al menos en mi opinión, un poco de alivio dentro del panorama digital hiper-limpio y mega-corregido, que impera en la actualidad. Esa visceralidad en la producción, ayuda a conseguir, aún más, las intenciones que plantea este trabajo y supone aire fresco a nuestros oídos.

Esperemos que el proyecto no se quede en el estudio y podamos verlos, en directo, en nuestro país.








© Diario de un Metalhead 2017.

Mas metal de PORTUGAL aquí.